comunidades

Bizcocho de remolacha en olla GM D

A la edad que tenía él lo peor no era comer chocolate, no señor

Lo peor era tener que esconderse para hacerlo

Su médico se lo tenía prohibido y por lo tanto su mujer se lo tenía prohibido

Sus hijos también lo controlaban

Lo que nadie sabía era que las veces que su mujer le mandaba al colmado a comprar él se agenciaba con una tableta de chocolate con leche, se la escondía debajo de la chaqueta

Daba gracias a que en esa tienda aún seguían haciendo la cuenta de la vieja y no se reflejaba lo que había comprado

Por si acaso, nada más salir de la tienda, tiraba el ticket en la primera papelera que encontraba

¡Una cosa resuelta!

Ahora solo faltaba buscar un buen escondrijo

Eso era cada vez más difícil.

No sabía si su mujer sospechaba pero a veces ella lo miraba con los ojos medio entornados y entonces a él le entraba una carraspera, una de esas como de culpabilidad, de las que no pasa la saliva hacía abajo

Había renunciado al tabaco, a la sal, a las grasas, al café con leche, al poco alcohol que tomaba, a los dulces y a otra infinidad de cosas que ya no podía hacer por su edad

Cuando decidió que no iba a renunciar a ese pequeño placer por nada del mundo, su mujer le había encontrado alguna que otra tableta de chocolate escondidas en sitios imposibles de justificar

Eso ya no ocurría

En su butaca, entre el brazo y el cojín. En la caja de herramientas. la que ella nunca abría

Dentro de una gorra, en el armario de la ropa

Y últimamente, su preferido, en la guantera del coche que tenía en el garaje

Cada día liado con el coche, hijo, le vas a quitar el color de tanto limpiarlo. ¿Porqué no se lo das a uno de tus nietos, si sabes que te dijo el médico que ya no puedes conducir? ¿Dónde crees que vas a ir, a tu edad? ¡Menudo tormento tengo contigo!

Pero él sabía donde iba

Iba a por su trocito de placer

Ese pequeño cuadrado de placer con el que soñaba cada día nada más poner los pies fuera de la cama

Su pequeña dulce venganza contra el mundo que le prohibía cosas como si fuera de nuevo un niño



INGREDIENTES
250 g de mantequilla a temperatura ambiente
300 g de azúcar moreno
3 huevos
115 g de chocolate de cobertura fontand
340 g de remolacha cocida
La ralladura de una naranja
1 cucharadita de esencia de vainilla
280 g de harina
1 cucharadita de cacao en polvo
2 cucharaditas de bicarbonato
1/4 de cucharadita de sal
Azúcar glas para decorar (optativo)
Chocolate negro raspado para decorar (optativo)

ELABORACIÓN
El día de antes de preparar el bizcocho, hervir las remolachas con piel sin sal 30 minutos
Las pelamos y las trituramos como si fuera un puré fino
Este puré lo pondremos en un colador con un plato hondo debajo y lo dejaremos en la nevera toda la noche. Desecharemos el jugo que ha soltado

Tamizar la harina, el bicarbonato, la sal y el cacao en polvo
Reservar

Derretir el chocolate fondant al baño maría en un cazo
Cuando esté el chocolate derretido añadir 50 g de mantequilla
Remover hasta derretir
Reservar y dejar enfriar

Batir la mantequilla restante hasta blanquear
Añadir el azúcar poco a poco sin dejar de batir
Añadir los huevos uno a uno
Batir
Añadir el extracto de vainilla
Añadir el puré de remolacha
Añadir el chocolate derretido con la mantequilla
Batir despacio

Añadir la ralladura de la naranja
Añadir en 3 tandas la harina tamizada
Mezclar con una espátula y con movimientos envolventes

Preparar la cubeta
Si fuera necesario, pulverizar con spray para desmoldar el fondo de la cubeta
Poner un círculo de papel horno en el fondo de la cubeta

Verter la masa encima del papel horno
Dar unos golpecitos para asentar la masa y si fuera necesario con el revés de una cuchara, alisar la superficie

Menú Horno 50 minutos
Finalizado el tiempo, sacar la cubeta de la olla

Poner Tapa Horno, dorar al gusto

Dejar templar dentro de la cubeta

Dejar enfriar por completo encima de una rejilla

Adornar con azúcar glas y con chocolate negro raspado, es optativo pero queda precioso

Receta adaptada de Amantes de la cocina

Consejos de La Farsa
*La remolacha la he comprado hervida y envasada al vacío en Mercadona. Así nos ahorramos el hervido y el pelarlas
*Si cortamos la mantequilla a cuadrados pequeños cuando aún está fría se va a ablandar muchísimo antes





Fuente: este post proviene de lafarsaysus finas hierbas.blogspot.com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

huevos olla GM

Huevos al plato en olla GM D

Desde que era bien pequeño su abuela era la encargada de ocuparse de él de lunes a viernes y hasta las cinco de la tarde Su abuela siempre le hacía los platos más rico que jamás probó Siempre acertaba Nunca le decía lo que tenía pensado para el día siguiente Y desde que tenía uso de razón, él sabía que no tenía que preguntarlo, no era necesario No recordaba ni una sola vez en que dejara comida en ...

bizcocho olla GM postres

Bizcocho Imperial en olla GM D

Adora a sus tres nietos Lleva muchos años intentando ocultarles la realidad más fea La peor que unos niños pueden vivir. La de su madre enferma Le diagnosticaron esquizofrenia ya entrada en la adolescencia. Los años previos fueron años de no saber, de no tener explicación para aquellos cambios bruscos de humor, su agresividad por lo más nimio, un sinvivir Cuando la desesperación estaba a punto de ...

bizcocho calabaza olla GM ...

Bizcocho de calabaza en olla GM D

Siempre había sido una mujer de extremos. Iba por la vida pisando fuerte Su manera de vestir, su peinado, al menos así lo transmitía Su presencia, en cualquier lugar, nunca pasaba desapercibida Cuando la conocí, primero fruncí el ceño, después sonreí pensando que estaba ante una loca Pasado el primer impacto, te dabas cuenta que ella no buscaba ser el centro de atención Te dabas cuenta, también, q ...

gambas olla GM pasta ...

Tallarines con gambas al estilo chino en olla GM D

Llevaba unos meses trabajando de noche Eso estaba acabando con su vida. Con su vida amorosa, social y con su salud No entendía porqué, pero desde que trabajaba de noche había engordado, tenía ojeras, estaba permanentemente cansada y hasta su pelo había perdido brillo Cualquier excusa era buena para zamparse un donut de chocolate, unas patatas fritas o unas galletas de chocolate Era una mujer tan d ...

olla GM pasta penne rigati ...

Penne rigate con pesto de calabacín en olla GM D

El día que se le cayeron los dedos de la mano no fue el peor día de su vida, ni mucho menos. Cuando le abandonó su mujer llevándose a su hijo, ese sí que fue un mal día. Nunca tuvieron una discusión. Agustín nunca sospechó que su mujer lo hubiera dejado de querer, así, tan de repente. Él creía que hacían una buena pareja, con el pequeño Abel, una familia. Se entendían bien, hablaban, se reían, se ...

hojaldre huevos masas ...

Hojaldre con huevos de codorniz en olla GM D

Siempre había querido una casa propia Una casa con jardín Pero siempre se había tenido que conformar con vivir en el piso que había sido de sus padres Y con su trabajo y su sueldo, lo de la casa era uno de tantos imposibles Un sueño más con el que, de vez en cuando, recreaba su imaginación Una foto fija en su cabeza, nada más No sabía ni que parentesco tenía con aquella mujer. De que pueblo era aq ...

bizcocho mandarina olla GM ...

Bizcocho de mandarina en olla GM D

Nunca había tenido mucho éxito con los hombres Tímida, recatada y viviendo con sus padres con cuarenta años, no ayudaba demasiado Su vida era estar pendiente de sus padres que, aunque no eran muy mayores, le exigían atención continua Su trabajo en una mercería, entre hilos, cintas y botones, no era el lugar perfecto para conocer a gente de su edad ni posibles pretendientes El domingo por la tarde ...

bolzano manzana olla GM ...

Pastel de manzana bolzano en olla GM D

A pesar de los pocos años que llevaba trabajando como enfermera había visto tanto en aquellas residencias Ellas las prefería a cualquier hospital El trabajo era duro, mal pagado y nadie te daba palmaditas en la espalda por lo que hacías Pero lo peor de todo era las condiciones. No las de ella Nadie lo sabía. Nadie podía saberlo Pero seguro que si alguien lo supiera aún se preguntaría porqué lo hac ...

bizcocho caquis olla GM ...

Bizcocho de caquis EN OLLA GM D

Lo suyo eran las palabras "La reina de las palabra", como la llamaba su hermana pequeña de manera cariñosa Cualquiera que la conociera estallaría en una carcajada al oír esta afirmación ¡Pues si, lo era! Ella sabía más que nadie de palabras Pero de aquellas que se quedan dentro, muy dentro Atascadas en la garganta, echas un ovillo en el estómago Aquellas que rebotan en la cabeza sin enco ...

magdalenas nata olla GM ...

Magdalenas de nata en olla GM D

Ella sabía lo que era zafarse de unas manos demasiado curiosas. Huir de unos ojos que pretendían mucho más que mirar Todas las mujeres se hacen expertas en eludir este tipo de comportamientos Lo que está viviendo desde hace unas semanas, va más allá de eso Hace mucho que se independizó. Ha compartido piso en muchas ocasiones y la convivencia es mejor o peor, pero nunca a tenido grandes problemas D ...