comunidades

Bizcocho de mandarina en olla GM D

Nunca había tenido mucho éxito con los hombres

Tímida, recatada y viviendo con sus padres con cuarenta años, no ayudaba demasiado

Su vida era estar pendiente de sus padres que, aunque no eran muy mayores, le exigían atención continua

Su trabajo en una mercería, entre hilos, cintas y botones, no era el lugar perfecto para conocer a gente de su edad ni posibles pretendientes

El domingo por la tarde al cine, el miércoles a tomarse un chocolate y unos melindroso en una pastelería cercana, los paseos por el barrio con su madre del brazo, el mercado del sábado por la mañana y las escapadas a la biblioteca para proveerse de libros

En los libros dedicaba horas de ensoñación y encontraba aventuras que vivir a través de otros

El miércoles, mientras degustaba su taza de chocolate caliente con unas pastitas, devoraba el libro escogido esa semana. Era uno de los pocos momentos de tranquilidad y de soledad escogida

Aquel miércoles apuraba el último sorbo de chocolate ya tibio, cuando terminó la última frase del libro que la había tenido absorta demasiado tiempo

Cerrando los ojos para retener aquel final tan romántico, cerró también el libro

Al volver a abrir los ojos se encontró con un hombre que intentaba decirle algo

Se le sonrojaron las mejillas como las tejas de su casa

No entendía lo que le decía. Algo de una chaqueta en el suelo, de un bolso...

Hasta tres veces tuvo que repetirle aquel hombre que su chaqueta y su bolso estaban en el suelo, pero no podía apartar su mirada de aquellos ojos azules como un fiel

En aquel pueblo se conocían todos. Debía ser un forastero de paso

Recogió sus cosas, le dio las gracias y se marchó apresuradamente

Al doblar la esquina pensó que no había pagado, dio media vuelta y volvió a entrar, tal vez pensando en volver a encontrarse con aquel hombre

El extraño ya no estaba y su sorpresa fue que su consumición ya estaba pagada

Aquella noche se le disparó la imaginación

Había intentado no ser muy soñadora. Nunca se había hecho ilusiones de compartir su vida con alguien que no fuera sus padres. Pero aquella noche, en sus pensamientos, se dio una oportunidad. Y así se durmió

El sábado, en el mercado, se lo encontró. Andaba despacio, paseando entre los puestos de fruta, cuando lo vio venir hacia ella

Una enorme sonrisa, empezar a caminar codo con codo, él llevando el capazo de las verduras, un alto en el camino para un café, él contándole que hacía en aquel pueblo. Que si una herencia, que si tenía que hacerse cargo de la casa de sus tíos hasta que la vendiera, que si le estaba gustando aquel pueblo y su tranquilidad, que hacía tiempo que no se sentía tan relajado, que si que vida tan plácida...

Y ella perdida en aquellos ojos azules

Y aquel hombre tan guapo no le podía dar más que problemas

Pero por una vez se dejó llevar y siguió mirándolo, por si un día desaparecía, no olvidarse nunca de él

PD Cuento inspirado por Laura Pérez La cueva



INGREDIENTES
175 g de azúcar
125 g de mantequilla
3 huevos
La ralladura de 1 mandarina
El zumo de 1 mandarina
175 g de harina
1 cucharadita de levadura
1 pizca de sal

Para el glaseado de mandarina

2 cucharadas de zumo de mandarina
6 cucharadas de azúcar glas
Ralladura de mandarina para adornar

ELABORACIÓN
Rallar la mandarina
Exprimir la mandarina
Derretir la mantequilla

En un bol mezclar el azúcar con la mantequilla derretida
Añadir la ralladura y el zumo de la mandarina
Mezclar
Añadir los huevos de uno en uno. Mezclar
Añadir la harina, la levadura y la pizca de sal
Mezclar

Verter la masa en la cubeta con papel horno
Yo he utilizado un molde de aluminio y dentro de este molde de aluminio un molde de papel grande tipo magdalena

Menú Horno 20
Dejar templar encima de una rejilla

Hacer el glaseado mezclando el zumo de mandarina con el azúcar glas

Verter el glaseado por encima del bizcocho
Decorar con ralladura de mandarina por encima

Receta adaptada de Delikatissen

Consejos de La Farsa
*Si durante la cocción sale E3, cancelar menú durante 2-3 minutos y volver a programar


Fuente: este post proviene de lafarsaysus finas hierbas.blogspot.com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

bizcocho olla GM postres

Adora a sus tres nietos Lleva muchos años intentando ocultarles la realidad más fea La peor que unos niños pueden vivir. La de su madre enferma Le diagnosticaron esquizofrenia ya entrada en la adolescencia. Los años previos fueron años de no saber, de no tener explicación para aquellos cambios bruscos de humor, su agresividad por lo más nimio, un sinvivir Cuando la desesperación estaba a punto de ...

galets olla GM pasta

Que en el colegio le dijeran que era adoptada con diez años, fue normal Que sus padres se lo negaran sistemáticamente, no fue normal Cuando sus padres ya no pudieron evitar el tema ni seguir mintiéndole, ella tenía quince años El recelo se instaló en su vida. Sus padres se convirtieron casi en sus enemigos En plena adolescencia no entendía nada de la vida y menos aún de su vida Las explicaciones s ...

BIZCOCHOS

BIZCOCHO GLASEADO DE MANDARINA Este bizcocho glaseado de mandarina es tierno y jugoso. El glaseado es un poco diferente, ya que se hace con el propio zumo de la mandarina junto con la ralladura de la misma fruta, lo que le da un sabor muy rico e intenso. Es el punto que marca la diferencia con otros bizcochos y lo que hace que esté buenísimo!!!! Lo llevé el sábado a casa de mi hermana. Había &quo ...

arroces arroz olla GM ...

Volver a aquella casa era abrir las compuertas a todo A los recuerdos, a las risas, a sus seres queridos, a los juegos A toda su infancia Los primeros días todo era triste Recordar tanta felicidad la hacía llorar Poco a poco, empezaba a brotar la sonrisa junto con los recuerdos Niños sin miedos viviendo sus mejores veranos, niños sin horarios ni restricciones, niños que dejaban el ajetreo de la ci ...

calabacin calabacín flan ...

Mientras el tren viajaba a toda velocidad, ella, con la mirada perdida en el paisaje desdibujado, recordaba su vida Todas las decisiones de su vida las habían tomado otros Sus padres, incluso sus hermanos mayores, su marido y en los últimos años su hija No es que tuviera poco carácter, pero era de aquellas personas que preferían guardar lo que sentían y dejarse llevar, a tener que discutir con nad ...

bizcocho olla GM postres ...

No le gustaba el mar. Le gustaba aquella casa Y aquella casa estaba frente al mar La casa de sus abuelos, de sus padres, de sus navidades, de sus vacaciones escolares y ahora la de ella Desde ella había aprendido a reconocer cada movimiento y cada sonido de aquel mar Nunca se había fiado cuando estaba en calma y menos aún, cuando despertaba de su letargo y por puro capricho, golpeaba con furia la ...

Bizcochos Desayunos Glaseado ...

De las frutas de invierno, la MANDARINA es una de mis preferidas. Su sabor es mucho más aromático y mucho más dulce que las naranjas y su tamaño más pequeño y facilidad para pelarla la hace ideal para enviársela a mis niñas para su desayuno en el cole, puesto que ellas solas pueden pelarlas con facilidad. Dicen que tiene origen asiático y que debe su nombre al color de los trajes que utilizaban l ...

almíbar bizcocho coco ...

Una vez había tenido un hogar Sin contar el que le dieron sus padres, ella había tenido una vez un hogar Hacía tanto de eso, que casi no recordaba lo que era, cómo era sentirse en un sitio tuyo, cuatro paredes, un techo Algo que sintieras tuyo realmente Un sitio, no importaba el tamaño, donde pudiera tener la ropa en armarios y no en una maleta sin deshacer Una maleta sin deshacer para salir segui ...

recetas postres bizcocho curd ...

Un puente por delante con muchas cosas que hacer: poner el árbol de Navidad, el Nacimiento, empaparse del ambiente navideño que ya hay en Madrid (la iluminación, los puestos de la Plaza Mayor, las compras). Casi cuatro días para disfrutar a tope. Pues bien, a estos planazos he añadido uno más, de última hora, que como no podía ser de otra manera, tiene que ver con una de mis pasiones: la reposterí ...

calabacin carnes olla GM ...

Nunca tuvo muy claro lo que hacer en la vida Él ayudaba en casa. Los animales, la huerta, los desperfectos de la casa familiar Sabía de todo pero no tenía un oficio. Estudió hasta la edad reglamentaria y poco más Cuando sus hermanos se marcharon del pueblo se dio por hecho que él no marcharía a ningún sitio Ni siquiera se planteó Cuando los hermanos y sobrinos volvían los meses de verano, sabían q ...