Bizcocho húmero de vainilla en olla GM D

No le gustaba el mar. Le gustaba aquella casa

Y aquella casa estaba frente al mar

La casa de sus abuelos, de sus padres, de sus navidades, de sus vacaciones escolares y ahora la de ella

Desde ella había aprendido a reconocer cada movimiento y cada sonido de aquel mar

Nunca se había fiado cuando estaba en calma y menos aún, cuando despertaba de su letargo y por puro capricho, golpeaba con furia la playa y sus rocas, como si lo empujara la rabia por no haberse cobrado su recompensa aquel día

Sabía que aquel miedo al mar le venía de cuando, alrededor de una fogata, los adultos contaban aquellas historias de sirenas raptadas, de marineros desaparecidos, de barcos engullidos y mil historias más

Ahora ya no era miedo de aquel de esconderse bajo el edredón o de no querer poner un pie en el agua

Entonces los adultos se reían y le decían que llegaría un día en que amaría el mar para siempre

Aquel día aún no había llegado y a su edad, dudaba que le llegara

Se pasaba horas mirándolo, desde la magnífica terraza de su casa

Durante horas mantenía diálogos silenciosos con él

Le decía: "sé quien eres, sé de lo que eres capaz, a mi no me seducirás. A otros muchos si, aquí o en cualquiera de tus orillas. Conseguirás llevarte a muchos. Imprudentes, les llamarán"

Y así años tras años

Aquella casa era su hogar, lo que más amaba en su vida

Tenía que dejar lo que más amaba

Recorría cada habitación por última vez, se asomaba a aquella terraza por última vez y se despedía de aquel mar que la vigilaba

"Me has ganado" le dijo

Seis meses atrás, cuando supo que esperaba un hijo, el que tanto anhelaba, no dudo un segundo. Renunció a aquella casa

Lo que ganaba por un lado, lo debía perder por otro

Equilibrar la balanza de la vida

Porque el niño se enamoraría de aquel mar y el mar de aquel niño

Y tal vez, sabía que solo tal vez, el mar se cobraría tanto desafío. No podía arriesgarse

"Me has ganado" le dijo ella

"Haces bien" le susurró el mar

PD Las personas hacen más daño al mar que el mar a las personas. No hay suficiente justicia poética en este mundo



INGREDIENTES
150 g de azúcar
125 g de mantequilla
4 huevos
1 cucharada de esencia de vainilla
115 g de harina
450 ml de leche
1 cucharadita de agua
Media cucharadita de sal
Azúcar glas

ELABORACIÓN

Cortar la mantequilla en cubos
Poner agua a hervir en un cacito y fundir la mantequilla al baño maría
Reservar

Separar las yemas de las claras de huevo

Montar las claras a punto de nieve
Añadir la sal
Reservar en la nevera

Tamizar la harina

En un bol, batir las yemas de los huevos con el azúcar
Sin dejar de batir, añadir la mantequilla, la esencia de vainilla
Añadir la harina, el agua y la leche
Seguir batiendo

Añadir las claras montadas en tres veces, removiendo con una espátula con movimientos envolventes

En la cubeta poner spray desmoldante
Colocar papel de horno en el fondo y que suba por las paredes 3-4 dedos

Verter la masa en la cubeta
Menú Horno 40
Retirar la cubeta de la olla
Colocar la tapa horno unos minutos para que se dore la parte de arriba

Retirar la tapa horno
Dejar enfriar dentro de la cubeta

Cuando esté casi fría, guardar en la nevera dentro de la cubeta unas 4 horas mínimo

Desmoldar
Espolvorear con azúcar glas

Receta adaptada de la revista Postres Lecturas nº27 pág.66



Fuente: este post proviene de lafarsaysus finas hierbas.blogspot.com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

bizcocho calabaza olla GM ...

Bizcocho de calabaza en olla GM D

Siempre había sido una mujer de extremos. Iba por la vida pisando fuerte Su manera de vestir, su peinado, al menos así lo transmitía Su presencia, en cualquier lugar, nunca pasaba desapercibida Cuando la conocí, primero fruncí el ceño, después sonreí pensando que estaba ante una loca Pasado el primer impacto, te dabas cuenta que ella no buscaba ser el centro de atención Te dabas cuenta, también, q ...

fetuccinis olla GM pasta ...

FETUCCINIS CON VERDURAS EN OLLA GM D

Él sabía que ella estaba perdidamente enamorada de él Se habían conocido en la universidad, a comienzo de curso. Los dos estaban igual de perdidos e igual de asustados Desde entonces, cada jueves se encontraban en el bar del campus. Se había convertido en una costumbre A ella se la veía tan inocente Él solo quería una amiga, no pretendía llegar a aquella situación. Estaba acostumbrado a largas con ...

Garbanzos guisos olla GM ...

Garbanzos con pulpo en olla GM D

Llevaba algún tiempo trabajando para aquella gente y aún se preguntaba cómo había ido a parar a aquella cocina El trabajo era duro, mal pagado, con un futuro incierto A Él nunca le había gustado el circo, ni siquiera cuando era pequeño. Ni payaso que le hiciera reír, ni animal que le atrajera por muy exótico que fuera Llevaba casi dos años trabajando para aquella gente de circo. Donde iba el circo ...

gambas merluza olla GM ...

MERLUZA CON SETAS Y GAMBAS EN OLLA GM D

Paralizada. Así se quedaba después de aquellos acercamientos Siempre con miedo a ni siquiera cruzarse con él Pasar desapercibida, esa era su meta, día tras día No hacer nunca contacto visual con él, no quedarse nunca a solas con él, no demostrar nunca que estaba asustada, porque el miedo de ella era el poder de él La primera vez, le había echado mucho humor haciendo como que no había notado aquel ...

bizcocho mandarina olla GM ...

Bizcocho de mandarina en olla GM D

Nunca había tenido mucho éxito con los hombres Tímida, recatada y viviendo con sus padres con cuarenta años, no ayudaba demasiado Su vida era estar pendiente de sus padres que, aunque no eran muy mayores, le exigían atención continua Su trabajo en una mercería, entre hilos, cintas y botones, no era el lugar perfecto para conocer a gente de su edad ni posibles pretendientes El domingo por la tarde ...

carnes cebolla higaditos ...

Higaditos de pollo encebollados en olla GM D

Le había prometido a su marido y a sus hijas que asistiría a aquel entierro. De otra forma, no hubiera acudido Había empezado a odiar a aquella mujer, que hoy enterraban, a los pocos meses de casarse El mismo día que su hijo la llevó a comer por primera vez con sus padres, esa mujer la trató poco menos que como una fulana. con comentarios velados y cargados de desprecio, que a nadie les pasaron de ...

naranja olla GM postres ...

Tarta de queso a la naranja en olla GM D

A ella lo que le gustaba era la cocina tradicional Fuego lento, chup chup, sin prisas, hasta que el guiso diera todo de si Todos los ingredientes bien ligados, cada uno soltando su sabor, hasta que el guiso tuviera la injundia necesaria para que nadie se pudiera resistir ¿Cantidades? Ella no sabía de cantidades ni medidas A ojo, como se había hecho toda la vida Esa conversación se daba en cada sob ...

huevos olla GM

Cazuela de huevos duros en olla GM D

Solo necesitaba un minuto de silencio, tan solo un minuto Un minuto para pensar Su propia respiración le estallaba en los oídos, en la cabeza No podía pensar Si corría sin sentido no saldría de allí, de aquella oscuridad, de aquel terror que estaba viviendo Pero no podía pensar, su propia respiración ahogada y los latidos del corazón se lo impedían No podía estar mucho más tiempo detrás de aquel á ...

clafoutis higos olla GM ...

CLAFOUTIS DE HIGOS EN OLLA GM D

Habían pasado tantos años desde la última vez en que toda la familia se había reunido alrededor de aquella mesa, en aquella habitación Sus mejores recuerdos habían pasado en aquella casa, la de sus abuelos Su abuela trajinando en la cocina, haciendo comida para todos ellos Los adultos, sentados en aquella mesa de madera maciza, hecha por su abuelo con sus propias manos Todos fumando, riendo, habla ...

hojaldre huevos masas ...

Hojaldre con huevos de codorniz en olla GM D

Siempre había querido una casa propia Una casa con jardín Pero siempre se había tenido que conformar con vivir en el piso que había sido de sus padres Y con su trabajo y su sueldo, lo de la casa era uno de tantos imposibles Un sueño más con el que, de vez en cuando, recreaba su imaginación Una foto fija en su cabeza, nada más No sabía ni que parentesco tenía con aquella mujer. De que pueblo era aq ...