BOLAS DE PURÉ DE PATATAS RELLENAS DE JAMON SERRANO



 


Ves una receta e igual a simple vista no te agrada o no te atreves tan siquiera a probarla, quizás porque a pesar de la apariencia apetitosa a simple vista, no sepas a qué sabe, de qué está hecha y no sepas qué puedes encontrar en el interior.      

No hay que olvidar que incluso la comida más simple, puede ser realmente sorprendente y especial, que cuando una vez que estás delante del plato y te llega su olor, ves los ingredientes, la textura y el sabor, ésa receta te cautiva.

A través de éstos caminos virtuales que nos ha brindado la tecnología y dentro de éste mundillo gastronómico, en éstos cuatro años que hace que escribo, que comparto recetas y disfruto en Mi cocina virtual, he llegado a través de él a otros blogs, a otras cocinas y a contactar con otras personas con mi mismas inquietudes.

Personas que les apasionan la gastronomía como a mí y que se suman a todas aquellas que he tenido la gran suerte de conocer a lo largo de mi vida, que si lo pienso fríamente han sido y son muchísimas, de diferentes culturas, países, religiones y raza, dentro y fuera de España.       Y a pesar de que muchas de esas personas quedaron atrás, están en mi memoria, en mis recuerdos y conservo con cariño grandes y buenos amigos.

Habré olvidado sus nombres, también sus caras, pero estoy convencida de que cada una de esas personas que se cruzaron en mi vida, me han enriquecido como ser humano y que muchos sin darme cuenta han ido dejando huella en mi forma de ser, de pensar y por qué no, también a la hora de cocinar.

El hecho de conocer a las personas, si me lo permiten, lo voy a comparar con la comida; no se puede llegar a comentar como es un plato, hasta que no sabes sus ingredientes, hasta entrar en contacto directamente con el alimento en sí.   Estoy totalmente convencida de que como decía aquella canción del Mago de Oz, la belleza está en el interior.

Hace unos días le dediqué ESTA ENTRADA (enlace aqui), concretamente un dulce malagueño, garrapiñadas de ?arvellanas? a un grupo gastronómico malagueño ?PIPIRRANA?  hacía alusión a los 27 miembros con 27 avellanas (cacahuetes), unidos por el dulce caramelo: la gastronomía malagueña.   Un grupo de personas encantadoras, que aunque a la gran mayoría no les conozco personalmente, sí en gran medida virtualmente.

Una de ellas es Inma  la autora del blog La cocina de Inma Lopez (éste es su enlace)  aunque le sigo desde hace tiempo, no la conocía personalmente.    Hace unos días, tuve la grata sorpresa: vino a conocerme, hecho éste que realmente me encantó.    

Conocer a Inma, ha sido descubrir a una persona jovial, llena de energía, de buenos sentimientos, con una gran cultura, afectuosa, simpática, risueña y generosa, que con su buen hacer, sobre todo dentro del difícil mundo de la pastelería, transmite y enseña sus conocimientos culinarios a través de su blog.  Un rincón virtual que encierra un interior hermoso: Inma.

Ese día preparé curiosamente ésta receta en Mi cocina, una riquísima bola de patatas, con una sorpresa en su interior?.como la sensación que me transmitió Inma como persona.

¿Cómo prepararlas?  Fácil y rápida.



Cortar el jamón en trocitos lo más pequeño posible.

Mientras cocer las patatas en agua con un poco de sal. Escurrirlas bien.

En un plato hondo colocar las patatas, rectificar de sal (si fuese necesario), echar nuez moscada y un chorreón de aceite de oliva virgen extra (uso actualmente de Riogordo, malagueño) y machacarlas con un tenedor.

Batir un huevo en un plato aparte.   Y preparar otro recipiente con pan rallado.

Coger  una porción del puré, redondearlo y hacer un hueco introduciendo el jamón, cerrando nuevamente la bola, pasándola a continuación por huevo batido y posteriormente por pan rallado.

     



Freir en aceite muy caliente (suelo usar freidora), cuando esté dorada, sacar y escurrir sobre papel de cocina.

Acompañar con mayonesa o con ali oli.



¿Qué no saben hacer mayonesa?  

Mi hijo, Alejandro, me llamó hace unas semanas, eran las diez de la noche. Mami, estoy en la cocina y no nos sale ¿qué hago? Le dije.

Echa un huevo en el vaso de la minipimer (sin la cáscara que tú eres capaz), medio vasito de aceite (del bueno, aceite de oliva, no eches de girasol), un poquito de sal (no te pases)?¿está todo?...vale, mete el brazo (el tuyo no, el de la minipimer) y a máxima potencia dale caña?mantenlo (no lo muevas), sigue, sigue, sigue?.(ha cambiado el sonido, está espesando?)..ahora, despacito, con movimientos hacia arriba y hacia abajo?un minutito y listo.

Si quieren, añadiendo un diente de ajo (quitando previamente la raíz central) podrán obtener una rica salsa mayonesa con ajo, a la que llamamos
Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: recetas de primeros

Recomendamos