Cocina

Per sucar-hi pa Idea guardada 46 veces
La valoración media de 22 personas es: Excelente

Coulant de chocolate y avellana

Excelente el blog Las recetas de Rebeca, por donde hemos andado con el beneplácito de los Asaltablogs, y de donde hemos cogido al vuelo la idea del coulant de chocolate, si bien le hemos dado un giro por aquello de no hacer "copia y pega".

El coulant fue una genial creación del gran chef francés Michel Bras, data de 1981 y su nombre original es Biscuit de chocolat coulant. En esta versión hemos recuperado la idea original de Bras, donde el postre se compone de dos masas diferentes, una ganache de chocolate (en este caso una gianduja de avellanas) que es el núcleo y una masa de bizcocho que envuelve la anterior en el interior de un molde. Al hornear la mezcla, el bizcocho exterior queda cocido y el núcleo interior se mantiene líquido. La versión más habitual lo elabora con una masa única que queda a medio cocer, con lo que el interior más o menos líquido (masa sin cuajar) depende de tiempo de cocción.

Coulant, postre de chocolate con un exterior de bizcocho y un núcleo interior líquido de gianduja de avellana.


Ingredientes

Para el bizcocho

4 huevos

160 g de azúcar

200 g de mantequilla

120 g de harina

200 g de cobertura de chocolate (mín. 70% cacao)

1 c/c de café soluble

1 pizca de sal
Para los núcleos de gianduja*

30 g de avellanas tostadas peladas

25 g de azúcar

5 ml de aceite de girasol (opcional)

45 g de chocolate

75 g leche
Para el emplatado

helado de vainilla

fresas y arándanos

azúcar glass
* Si hacéis más cantidad se puede congelar sin problemas y tendréis para otras veces.






Preparación

Para los núcleos de gianduja

Empezar por preparar un praliné de avellanas.

Colocar las avellanas en un cazo a fuego medio e ir añadiendo el azúcar poco a poco removiendo sin parar. Continuar la cocción, sin dejar de remover, durante unos 15-18 minutos, hasta que el azúcar se transforme en un caramelo color ámbar.

Verter la mezcla caramelizada en una lámina de horno antiadherente y dejar que se enfríe.

Una vez frío, trocear y colocar en una batidora junto con el aceite de girasol y batir hasta obtener una pasta fina y homogénea.



Colocar el chocolate en un bol y fundir, añadir el praliné de avellana y mezclar bien. Ya tenemos la gianduja.

Calentar la leche y volcarla sobre la gianduja. Remover hasta fundirla totalmente con el calor de la leche.



Repartir en moldes de silicona de unos 4 cm de diámetro y 1 cm de altura más o menos. Así conseguiremos unas pastillas congeladas para rellenar el coulant.

Para el bizcocho

Forrar el interior de los moldes con papel de cocina y que sobresalgan por el borde superior ya que la masa crecerá cuando se cueza. Si engrasamos los moldes con mantequilla o aceite antes de forrarlos, el papel se mantendrá pegado al molde y facilitará su llenado. Reservar.



Calentar la mantequilla con la cobertura y fundir a 40º. Aquí lo hemos hecho al baño maría, pero con paciencia y cuidado puede utilizarse el microondas (tiempos cortos y continuados). Añadir el café soluble y mezclar.



Blanquear en el robot los huevos con el azúcar. Montar ligeramente, no tiene que doblar el volumen.
Mezclar el chocolate con los huevos blanqueados.

Incorporar la harina (y la sal) tamizada e integrar bien.



Rellenar los moldes que hemos forrado con un cm y medio de la mezcla del bizcocho. Colocar un núcleo congelado de gianduja en el centro y terminar de llenar con masa de bizcocho. Congelar los moldes.

Cuando los vayamos a consumir precalentar el horno a 200º y cocer durante 18, a los 15 mirar la cocción.



Retirar del horno (la superficie debe estar seca y sin brillo). Dejar reposar un momento antes de desmoldar.



Al coulant le va de maravilla el helado y la fruta roja, así que lo hemos emplatado con fresas, arándanos, helado de vainilla y espolvoreado con azúcar glass.

Coulant, postre de chocolate con un exterior de bizcocho y un núcleo interior líquido de gianduja de avellana.


En este "golpe" de El Asaltablogs un nuevo blog desmantelado, esta vez La cocina de Rebeca de Rebeca de Torres.

Fuente: este post proviene de Per sucar-hi pa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Vasitos de Red Velvet

Versión individual y en cristal de uno de los clásicos de la repostería americana, la Red Velvet. Este precioso color rojo terciopelo (red velvet) que enamora solo verlo, se consigue con ingredientes ...

Puding de chocolate y chía

La chía, semilla de una planta herbácea originaria de México y centroamérica, era en la época precolombina uno de los tres alimentos básicos junto al máiz y el frijol. Desplazada por los cereales lleg ...

Flan de café

Café de Colombia natural, traído directamente del cafetal por alguien que nos quiere y nos conoce, inspira este sencillo flan de huevo, con sus agujeritos y todo, que queda impregnado del aroma del ca ...

Recomendamos