comunidades

Galletas craqueladas de limón



Recientemente me comentaba mi madre que alguien (fue hace tanto tiempo que no recuerda ni quién ni en qué momento) le había preguntado acerca de qué tipo de beneficio sacaba yo con haber vuelto a retomar el blog. De inmediato le pregunté que qué le había respondido. Y por lo visto no se le ocurrió otra cosa que decirle: "le regalan productos".

"¿¿¿Cómo???", le dije sorprendida ante su afirmación. "¡¡Si se cuentan con los dedos de una mano las veces que he recibido algo gratis!!", recalqué. Me dijo que lo sabía, pero que no se le ocurrió otra cosa. Sé que el tema de los regalinchis a cambio de promoción es algo habitual. Que conste que no lo critico, en absoluto. De hecho, me parece algo súper lícito cuando se genera un contenido de calidad y la promo es coherente con la temática del blog. Pero, de momento, no es mi caso (ojalá algún día este espacio tenga tantísimas visitas que me lluevan las colaboraciones y pueda obtener incluso algún ingreso; cruzaremos los dedos y le pondremos una buena dosis de imaginación ^_^).

Me hubiera encantado haber podido responder yo misma esa pregunta a quien fuera que la formulara. No sabemos quién sería, pero aprovecho para contestarla por aquí. Un nuevo post me parecía la mejor manera de hacerlo.




El blog solo me reporta cosas buenas. Haberlo retomado, hace ahora año y medio, ha sido de las mejores ideas que he podido tener. No me aporta nada material ni económico. Pero me da satisfacción y felicidad a raudales. Me encanta maquinar recetuquis nuevas y probar elaboraciones distintas que en el obrador no haría porque me limitaría a elaborar los postres que se venden en la pastelería. Sé que siguiendo esta monótona dinámica durante mucho tiempo me acabaría abocando al aburriendo más soporífero y cargante hasta el punto de llegar a aborrecer la profesión. No exagero. El tener que bucear entre páginas web, blogs y libros para buscar recetas originales me mantiene despierta, alerta. Llevarlas a la práctica y, posteriormente, preparar toda la parafernalia para hacer unas fotos chulis me da la vida. Y sobre todo, la gente que estáis ahí detrás. Es muy probable que aunque no hubiera nadie yo siguiera publicando contenido, pero ni por asomo con el mismo ánimo y ahínco que cuando tienes la certeza de que hay gente a la que le gusta lo que haces y espera un nuevo post cada semana (o dos, que últimamente estoy que lo tiro ^_^).



Además de lo gratificante que es de por sí contar con un blog (quienes escribáis uno me entenderéis), me ayuda a perder el miedo a enfrentarme al folio en blanco. En este caso, es un tema personal; una manía, más bien; un miedo, quizá. Me encanta escribir (bobadas, como veis, que no llevan a ninguna parte) y creo que aún conservo el mismo temor de cuando empecé como becaria en los medios de comunicación. Y es que sigo plenamente convencida de que si dejo de escribir cosas (aunque sean tonterías en su mayoría), el día en que, por cualquier circunstancia, tenga que sentarme frente al folio níveo de Word me voy a bloquear y el cursor se va a quedar parpadeando eternamente. Me aterra que, por falta de práctica, pueda llegar un momento en que no sepa cómo arrancar un texto.



En última instancia, es la mejor manera de variar el menú semanal. Durante todo este tiempo sin publicar recetas por aquí (salvo alguna excepción y las instarecetas que subía a mi perfil en IG), en casa siempre comíamos lo mismo. Gracias a tener que buscar ideas/ elaboraciones nuevas, incluimos novedades originales y deliciosas que, en caso de no contar con el blog, no probaríamos jamás. Y muchas de ellas han llegado para quedarse, como el pastel de beicon y ciruelas pasas que publiqué recientemente.

Y una vez dicho/ escrito esto, vamos con la receta que, al fin y al cabo, es lo que os ha traído hasta aquí. Como la chapa anterior ha sido monumental, no me voy a extender mucho más enumerando las bondades de estas galletas. Tan solo os puedo decir que, seáis fans o no de los cítricos, os van a encantar. De textura ligera y tierna y con un suave sabor a limón, son ideales para acompañar el té de la sobremesa o de la merienda. En cuanto a la elaboración, facilísima. En cualquier ratito suelto que tengamos, nos ponemos manos a la obra y, en menos que canta un gallo, disponer de una docena de galletas para la merienda o el desayuno de los próximos días.



Galletas craqueladas de limón:
Receta adaptada del libro "The Lemon Cookbook. 50 Sweet & Savory Recipes To Brighten Every Meal"

INGREDIENTES (para unas 10-12 unidades)

120g de harina de trigo

15g de maizena

3/4 de cucharadita de levadura química en polvo

100g de azúcar

La ralladura de un limón pequeño

60g de mantequilla, a temperatura ambiente

1 huevo

1/2 cucharadita de zumo de limón

Azúcar glas, para rebozar las galletas

PREPARACIÓN

Mezclamos el azúcar con la ralladura. Reservamos durante cinco minutos.

Añadimos la mantequilla y batimos hasta que blanquee. Agregamos el huevo (ligeramente batido) y el zumo de limón, y seguimos mezclando hasta que se integren.

Por último, incorporamos la harina, la maizena y la levadura. Mezclamos. Formamos un bloque, lo filmamos y lo enfriamos en la nevera mínimo 1-2 horas.

Precalentamos el horno a 170ºC.

Cuando la masa esté bien fría y manejable, formamos unas diez bolas. Las rebozamos generosamente en azúcar glas y las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal.

Horneamos 13 minutos a 170ºC. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


Fuente: este post proviene de Mi recetario por Elena Pilar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

chocolate galletas y pastas postre ...

Galletas craqueladas de chocolate (Chocolate crinkle cookies)

Poco a poco me he ido reconciliando con las galletas. Al principio, no me atrevía a hornear cualquiera, por si no me salían relativamente bien. Metía mucho la pata cuando intentaba hacer algún cambio en los ingredientes o la preparación. Y solía hornearlas sin haberlas enfriado. Con cada error y posterior fracaso, he ido siendo más consciente de la importancia de seguir los pasos al pie de la letr ...

general postres tartas y bizcochos ...

Galletas craqueladas de limón

Galletas craqueladas de limón ¡Madre mía! Que buena pinta que tienen estas galletas que nos trae Juanan desde su blog “Cuuking!” Unas deliciosas galletas craqueladas de limón con un aspecto muy particular ¿Os apetece aprender a prepararlas? Pues ¡Vamos con la receta! Galletas craqueladas de limón, la receta: La verdad es que en otras épocas mas frías del año triunfan las galletas con o ...

almendra chocolate internacional ...

Tarta caprese de chocolate blanco y limón

Al fin me encuentro bien para sentarme frente al ordenador a redactar este post. Lo hago con una semana de retraso. Y es que he sufrido una infección de garganta bestial (y creo que aún arrastro parte de ella, porque todavía no estoy al cien por cien) que me ha tenido en muy baja forma durante los últimos siete días. A la fuerza he tenido que seguir trabajando (Llebrés soy solo yo, nadie más), per ...

blondies chocolate frutas ...

Blondies con frambuesas y nueces de Macadamia

Esponjosos, súper blanditos y mega suaves. Así son estos blondies, a los que he añadido unas frambuesas, que aportan un punto ácido que contrasta a la perfección con el dulzor del chocolate blanco, y también nueces de Macadamia, que le añaden ese toque crujiente que tanto me gusta en cualquier pastel. Ya sabéis, a quienes no os haga mucha gracia encontrar trozos grandotes de frutos secos, podéis p ...

Dulces con horno Postres y dulces

Galletas craqueladas de limón

Bon appétit amig@s, Esta mañana me he llevado una sorpresa : mi caja para guardar mis galletas estaba vacía. No me extraña, algún ratoncito habrá pasado por ahí jaja. Siempre la tengo llena de alguna de las muchas galletas que suelo preparar. Nos encanta a todos y siempre las tenemos a mano para tomar el café o merendar. Pues mano a la obra, prepararé unas deliciosas galletas craqueladas de limón ...

GALLETAS

Galletas craqueladas de limón

GALLETAS CRAQUELADAS DE LIMÓN Estas galletas son muy tiernas por dentro y apenas crocantes por fuera, el craquelado que se les forma por encima les da el toque diferente y tienen un sabor a limón que en casa nos encanta, es suave, pero se nota perfectamente. Se hacen bastante rápido y con ingredientes que casi todos tenemos en casa. Ideales tanto para el café de la mañana, de la tarde... Espero qu ...

frutos secos galletas y pastas postre ...

Galletas diamante

Como cubiertas por finos diamantes. Así se definen estas crujientes y arenosas galletas de origen francés. Puede que muchos de vosotros ya las conocierais o que fueran las galletitas que hacían vuestras abuelas o madres cuando erais niños, pero yo las he descubierto recientemente, en un curso de Pastelería, y me han fascinado. Reconozco que su apariencia no es la más espectacular del mundo, pero ...

frutas manzana postre

Manzanas de caramelo

Hacía mucho que no me pasaba por aquí, pero es que no paro. Estos últimos fines de semana (para mí, domingo y lunes) no han sido tales. Han sido una extensión de la semana laboral. Dos semanas y media sin descanso, que ayer a mediodía tuvieron su recompensa. Entregué la última tarta de la semana, ¡¡¡y me fui a tomar una cervecita con unas tapitas a mediodía por el centro!!! Seguro que no os parece ...

galletas jengibre limon

Galletas craqueladas de limón con jengibre

Ultimamente me ha dado por ponerle a todo jengibre, tanto a lo dulce como a lo salado, le da un toque especial a todo que me encanta. Estas galletas son realmente de las más fáciles que he hecho hasta ahora, es solo mezclar ingredientes y formar bolitas, mucho menos engorrosas que estar haciendo formas con el cortapastas.Y de sabor quedan espectaculares, con ese gustillo a limón que a mi personal ...

Cocinarte galletas caseras galletas craqueladas ...

Galletas de limón craqueladas #CocinArte

En enero, el reto CocinArte ha dado un paso adelante y María de In my little Kitchen nos ha propuesto que nuestras recetas, por primera vez, no se inspiren en un cuadro. En este caso, la propuesta es crear una receta alrededor de una obra del genial Antonio Gaudí: la casa Batllò (Barcelona). En este edificio y en muchas de sus creaciones podemos encontrar mosaicos muy característicos. Y es que f ...