comunidades

GEL-TÓNIC CON LIMA-LIMÓN

Hola, hola golos@s!!!
Sé que estamos en unas fechas muy especiales, las más hogareñas del año y que son días incluso un poco estresantes. Los niños tienen vacaciones del colegio y están nerviosos por los regalos que ya les dejó Papá Noël e intentado portarse bien porqué aún están por llegar los Reyes Magos.  Pero lo cierto es que no hay costumbre de tenerlos tantas horas en casa, y en invierno que muchas veces no pueden salir a la calle a jugar por el tiempo. Que además hay que cocinar para muchas personas y a veces cuesta compaginarlo todo. Así que he decidido mostrarte un postre exclusivo para los adultos, que también merecemos un detallito para nosotros. Y a pocos días de despedir el año, creo que es la mejor ocasión.
Para nochevieja, aquí es costumbre comerse una uva con cada una de las doce campanadas de medianoche para dar la bienvenida al año nuevo, aunque sé que en otros lados se celebra de manera distinta. Horas en la cocina preparándolo todo para la cena: los entremeses, primer plato, segundo plato…contando 12 uvas por cada uno de los comensales. Y de postre solemos poner más turrones, mazapanes, mantecados, barquillos o polvorones (para no molestarnos tanto). Y cuando llega el momento clave de las uvas, casi siempre aún estamos comiendo (nos pilla siempre el toro ), así que se aparta el plato para seguir la tradición y después de los besos y abrazos llenos de alegría por el año que empieza y del brindis obligatorio con cava y los mejores deseos para todos, se sigue comiendo. Pero llega un momento que se empieza a beber, y siempre son bebidas alcohólicas. Así que yo te propongo un postre que compagina el postre y el licor en uno solo :P . Y es una gelatina de gin-tónic con mousse de lima y crema de limón. Muy refrescante y también  (aunque aporta calorías) con efecto digestivo. Se tarda un poquito en preparar, porqué tiene varios pasos, pero te aseguro que sorprenderás a la gente.  Así que te digo lo que se necesita para cada elaboración por separado; apunta:
Para la mousse de lima:

2 láminas de gelatina

200 ml de nata (crema de leche)

250 gr de Mascarpone

2 limas

60 gr azúcar glas

colorante verde (opcional)
Para la crema de limón:

100 ml de zumo de limón

1 lámina de gelatina

70 gr de mantequilla

80 gr de azúcar

1 huevo entero + 1 yema

10 gr de maicena
Para la gelatina de gin-tónic:

3 láminas de gelatina

100 ml de Ginebra

150 ml de tónica

Piel de las limas

50 gr de azúcar

125 ml de agua
Vamos a empezar con la gelatina de gin-tónic porqué es lo que te va a llevar más tiempo. Hay que hidratar las hojas de gelatina en agua fría, el tiempo que diga el envase. Pon en un cazo el agua junto a la mitad del azúcar a fuego lento para conseguir un sirope, y añade las láminas de gelatina escurridas. Cuando se hayan disuelto completamente, retira el cazo del fuego y añádele la mitad de la piel de las limas. Procura que la ralladura sea lo más fina posible, luego lo agradecerás. Y cuando esté atemperado, añade la tónica y la ginebra. En ésta ocasión es preferible que sea una de blanca, que aunque sea más de “garrafón” no va a modificar el color de la gelatina. Viértelo todo en un recipiente pequeño y mételo en el congelador. Aunque se podría dejar en la nevera, de ésta manera conseguiremos que cuaje antes. Aún así, va a tardar un par de horas, como mínimo, ya que el alcohol no se congela. Así que si éste paso decides hacerlo un día antes, mejor.
Para la mousse de lima, coge las hojas de gelatina y déjalas en agua fría para hidratarlas. Limpia bien las limas y exprime el zumo en un cazo. Cuando esté hirviendo añade las láminas de gelatina y espera a que se deshagan totalmente. Mientras puedes ir montando la nata (crema de leche) junto al azúcar glas. En el momento que veas que empieza a coger firmeza, añade el mascarpone, pero no batas más de lo necesario para que se integre todo. Y por último añade el zumo de lima atemperado y la otra mitad de la ralladura de las limas. Por un momento parece que se vaya a cortar la nata (crema de leche), pero sigue batiendo un poco más y verás que no es así. Yo lo he teñido con un poco de colorante en gel de color verde para que se vean bien las capas, pero si no quieres hacerlo, no es necesario. Y reservarlo en la nevera hasta que vayas a montar el postre.
Sólo queda una preparación. Ya falta poco… Pon el zumo de limón en un cazo junto a la mantequilla y la mitad del azúcar. Cuando se haya derretido la mantequilla y se haya disuelto completamente el azúcar, añade la hoja de gelatina ya hidratada. Apartalo del fuego por ahora. En un bol, mezcla el resto de azúcar con el huevo, la yema y la maicena con unas varillas hasta que no quede ningún grumo. Vierte la mezcla atemperada del limón y mézclalo bien. Vuélvelo a poner todo en el cazo y a fuego lento ve removiendo constantemente hasta que espese. Ten en cuenta que si se deja en la nevera va a espesar más.
Y ya te queda el montaje: elige una copa y ve haciendo capas. Una de crema de limón, una de mousse de lima y una de gelatina. Para ésta última te será más fácil si la cortas en cuadraditos. Yo he escogido una copa de cava, que la he decorado con un ribete de azúcar (mojándola previamente en agua y pasarla por azúcar) y una rodaja de lima.
Gel-tónic

Que tengas una muy feliz nochevieja, no te atragantes con las uvas y disfruta de éste postre. Que para empezar el año nuevo no hay mejor manera! Recuerda en darle un toque dulce a tu día. Y FELIZ AÑO A TOD@S!!!! Hasta la próxima golos@s!

Archivado en: Inventiva propia Tagged: Gelatina; ginebra; tónica; gin-tónic; lima; limón; mousse de lima; crema de limón
Fuente: este post proviene de Blog de terrones_de_azucar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bizcocho de calabaza

Muy buenas tardes golos@s! Ésta noche terminaremos ya el mes, y con eso nos llega una de las fiestas más celebradas mundialmente: halloween, el día de los muertos, la castañada…. Dependiendo de ...

Recomendamos