comunidades

Helado de vainilla con mermelada de higos

Corred, corred!!!!! antes de seguir leyendo ir a comprar unos buenos higos que se acaban !! y no podéis perderos este delicioso helado, que aunque empieza a hacer fresquito, y parece que el helado ya no toca.. os aseguro que es un postre ideal para acabar una buena comida en cualquier época del año.

Esta combinación es realmente deliciosa, además el helado queda con una textura realmente exquisita y encima tenéis dos recetas en una. Probado, y .. contarme como os ha ido.

¡Venga manos a la obra!





Mermelada de higos:

500 gr. de higos

200 gr. de azúcar y el zumo de medio limón

Helado de Vainilla:

250 ml. de leche

1 vaina de vainilla

2 yemas de huevo

60 gr. de azúcar

200 gr. de nata (crema de leche)

170 gr. de Mermelada de higos



Mermelada de higos:

Lo primero que vamos a hacer será lavar bien los higos, cortarles el rabito y cortarlos a cuartos, los ponemos a macerar durante una horita, con el zumo de limón y el azúcar.

Cuando tengamos los higos macerados, los ponemos en una cacerola de fondo grueso a fuego muy lento durante 20 minutos. Trituramos con la batidora y volvemos a colocar de nuevo al fuego otros 20 minutos más y vigilando que no se nos queme al cazo.

Retiramos del fuego, pesamos la cantidad que vamos a necesitar para el helado (170gr.) y colocamos en un tarro de cristal.

Helado de Vainilla:

Ponemos en un cazo al fuego, la leche junto con la vaina de Vainilla abierta y dejamos que arranque el hervor. Retiramos del fuego y cuando baje la temperatura un poquito, volvemos a poner al fuego hasta que hierva de nuevo. Repetimos la operación tres veces.

Tapamos y lo dejamos infusionar unos 15 minutos.

Mientras tanto, blanqueamos las yemas de huevo con el azúcar, hasta que doblen su volumen y vertemos la leche colada, sin dejar de mover con unas varillas. Cocemos a fuego lento hasta que espese un poquito.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar totalmente. Añadimos finalmente la nata (crema de leche) semi montada, con la ayuda de una espátula y dejamos un mínimo de 1 hora en la nevera.

Por último montamos la heladera, y vertemos la mezcla de helado unos 20 minutos hasta que empieza a tener consistencia de helado. Inmediatamente, y sin retirar de la heladora, vertemos la mermelada de higos y mezclamos con una espátula.

Ahora solo nos queda retirarlo de la heladera, verterlo en el lugar donde vayamos a conservar el helado y congelar unas 6 horas o toda una noche.

¿Estáis listos para disfrutar?

Notas:

Con la cantidad de mermelada que nos sale, nos sobra para llenar un tarrito y disfrutar esta mermelada con una tostadita en nuestro desayuno.... ummm, sólo pensarlo se me hace la boca agua.

Este helado de Vainilla por si solo es fantástico , de veras, otro día probadlo tal cual, para acompañar una tarta de manzana es ideal. Por cierto podéis doblar las cantidades del helado, ya que os ponéis tendremos helado para unos días.

La vaina de Vainilla, abridla, y rascad los puntitos negros en la leche, para que quede bien aromatizada .... y si usáis una buena calidad de Vainilla, mejor que mejor

Otro detalle, si tenemos la mezcla de helado mas horas en frio, antes de pasar a la heladera, será mucho mas fácil conseguir el helado.

Después de todo esto.. he oído que todavía no tenéis heladera??? pues nada, solo tenéis que tener la precaución de mover el helado cada 15, 20 minutos en el congelador para que no cristalice.



Seguir en Facebook
Seguir en Instagram
Seguir en Pinterest
Seguir en Bloglovin
Seguir en Twitter
Seguir en Google+
Muchas gracias por ser seguidor de Coulís de Limón. Estamos encantadas de tenerte con nosotras.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cerrado temporalmente

No es ningún secreto que últimamente no llego a nada. El blog (las que lo tenéis lo sabéis de sobras) tiene un trabajo más allá de hacer recetas, fotos y el post. A pesar de que una buena blogger me h ...

Cómo hacer salsa bechamel sin grumos

La salsa bechamel es sencilla, pero hay que saber el truco para que nos quede perfecta y sin grumos. Yo tenía mi propia manera de hacerla y me iba la mar de bien, pero como el saber no ocupa lugar, y ...

9 recetas dulces para enamorar

Se acerca San Valentín y aunque es cierto que no soy mucho de celebrar nada, estoy segura que vosotros si. Para mi San Valentín es cada Miércoles cuando voy a tomar unos montaditos con mi media naran ...

Tarta con nata a la frambuesa y frutos del bosque

Hacer una tarta aparente no tiene porque ser complicado. Aunque he manifestado varias veces mi torpeza con la manga pastelera, creo que no está mal del todo. La nata que cubre la tarta tiene un ligero ...

Etiquetas: general

Recomendamos