Cocina

RecetarioSano Idea guardada 39 veces
La valoración media de 57 personas es: Muy buena

Huevo de lino: sustituto vegano para elaborar postres

¿Quieres elaborar un bizcocho completamente vegano sin utilizar huevo? Existen varias opciones para sustituir este ingrediente en nuestra cocina como: harina de garbanzo, plátano o compota de manzana. Todos ellos nos aportan sabor y a veces no nos interesa. Por eso hoy traigo una receta que creo que es bastante nueva, o al menos yo no lo había descubierto hasta la fecha. Se trata de una mezcla de lino y agua.

Si quieres elaborar una receta vegana o tienes alguna intolerancia al huevo te puede interesar esta idea para no perderte especialidades gastronómicas como bizcochos, magdalenas, pancakes, crepes, etc. e incluso especialidades saladas como pueden ser hamburguesas vegetales o albóndigas veganas. Sin duda una opción ideal para las personas que siguen una dieta vegana o vegetariana.



Las semillas de lino nos aportan una estructura viscosa que retiene la humedad y mejora la elasticidad de las masas. También nos aportará fibra, algo muy interesante para cuidar nuestra salud, disfrutando de repostería saludable. Las semillas de chía también se comportan de modo parecido a las semillas de lino, por lo que también podríamos realizar este sustituto con estas otras semillas, aunque son un poco más caras.

Ingredientes por cada huevo que queramos hacer

1 cucharada de semillas de lino molidas

3 cucharadas de agua (unos 50ml.)

Lo primero que haremos es moler bien las semillas de lino con molinillo.

Luego mezclamos bien las semillas molidas con el agua y las dejamos en la nevera durante unos 15 minutos.

Pasado este tiempo el resultado debería ser una textura pegajosa similar al huevo.
Ya tenemos listo nuestro sustituto al huevo para emplear en la elaboración que queramos.

Por ejemplo yo lo he utilizado para elaborar este Bizcocho de pascua vegano.



Si queremos otro método que nos garantice evitar encontrar algún trocito de semilla ni dar sabor en nuestras recetas, podemos cocer las semillas de lino con agua. En este caso, al reducir el agua cuando se hierve, utilizaríamos el doble de cantidad (unos 100ml.). Llevamos la mezcla a ebullición y vamos removiendo de vez en cuando hasta que se haga la textura gelatinosa, no tardará mucho. Retiramos del fuego y colamos.

Las semillas recién molidas en casa funcionan mejor que las compradas en tiendas.

Es importante que las dejes en remojo toda la noche anterior para evitar ingerir antinutrientes innecesarios.

Fuente: este post proviene de RecetarioSano, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bocaditos de yogur helado

Para este verano podemos preparar unos bocaditos helados fantásticos para tomar en cualquier momento del día y refrescarnos a base de yogur y fruta. Ingredientes 1 yogur (estilo griego mejor) 3 o 4 fr ...

Etiquetas:

Recomendamos