comunidades

Judiones de la Granja

Que ganas tenía de volver a cocinar un plato de cuchara, y sobre todo uno tan delicioso y sabroso como estos judiones de la Granja, que cosa más rica por Dios......Desde que los probé hace unos años en La Granja de San Ildefonso, y en Segovia, no he dejado de comprarlos porque me encantaron.

En ese viaje compré judiones en una tienda especializada donde me dieron la receta de como prepararlos, siempre suelo hacer la misma porque no es nada complicada, queda riquísima y a mi familia les encanta.

Es un plato muy sabroso y tradicional de Segovia que sienta de categoría cuando llega el frío, cada cucharada de los tiernos judiones, con su caldo cremoso y acompañada de algún trocito del compango, es una maravilla de sabor en la boca.

Los judiones de La Granja de San Ildefonso son una alubia o judía blanca de gran tamaño, con una textura mantecosa y gran sabor.

Las legumbres me encantan, la verdad es que me gustan todas y todo el año, en verano las hago en ensalada y cuando llega el frío las cocino bien guisadas con diferentes ingredientes, tanto con mariscos como las Verdinas con almejas y gambas, con verduras como las Alubias con verduras, los Garbanzos con espinacas y huevo, o las Alubias rojas a la montañesa, con vino como las Judías pintas con vino tinto, y con carne como los Garbanzos con compango, o las Alubias pintas con perdiz en escabeche.

Ingredientes: (para4 o 5 personas)

500g. de judiones de la Granja.

1 compango asturiano, chorizo, morcilla y panceta ahumada.

1 hueso de jamón.

Morro y oreja de cerdo (opcional)

1 cebolla.

1 cabeza de ajos.

2 hojas de laurel.

Aceite de oliva virgen.

1 cucharada de harina.

1 cucharada de pimentón de la Vera.

Modo de hacerlo:
Pon en remojo los judiones durante 24 horas con abundante agua fría.

Al día siguiente pon los judiones al fuego, en una olla de barro cubiertos de agua para cocerlos.

Añade el chorizo, la morcilla, la panceta y el hueso de jamón, puedes poner también la oreja y el morro.

Añade también la cabeza de ajos entera, 1 cebolla pelada y entera y las hojitas de laurel, deja que empiece a hervir.

Cuando empiece a hervir saldrá un poco de espuma, quítala con una espumadera y deja que hierva durante 1 hora, más o menos, a fuego lento.



Mientras se cuecen los judiones a fuego lento, vamos a preparar el sofrito:

Pela y pica muy pequeña la otra cebolla.

Pon una sartén al fuego con aceite de oliva y añade la cebolla picada, sofríe a fuego lento hasta que esté bien pochada.

Añade una cucharada de harina, remueve y deja que se cocine para que pierda el sabor a harina.

Ahora aparta la sartén del fuego y echa el pimentón de la Vera, remueve bien.



Añade el sofrito de cebolla a la cazuela, mezcla con cuidado para no remover los judiones, y prueba de sal, añade si hace falta.

Deja que cuezan bien los judiones a fuego lento, durante otra hora más o menos o hasta que compruebes que están tiernos.


Estos guisos de legumbres mejoran mucho de un día para otro, incluso con más días.

Lo más importante para que quede un plato fantástico es que los judiones sean de calidad, y si son del mismo año que los compras, mucho mejor.


Espero que te guste.

Fuente: este post proviene de Mandarinas y Miel, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy vamos a preparar una rica, sana, completa y colorida ensalada, y es que a la clásica de lechugas y tomate, le hemos añadido dos frutas de temporada que me encantan, granada y naranja, que además d ...

Recomendamos