comunidades

Lubina en papillote al vapor, rellena de verduras y gambas de Málaga



Dale un pez a un hombre y comerá un día, enseñarlo a pescar y tendrá alimento toda la vida. (Lao Tse)

La vida, las circunstancias, los compromisos profesionales, quizás la falta de tiempo ha hecho que últimamente no salgamos mi marido y yo a bucear tanto como nos gustaría; no hace muchos años casi cada fin de semana, ataviados con nuestros trajes de neopreno nos adentrábamos en el mar, hiciera frío, lloviera, siempre y cuando la mar estuviese en calma y el poniente nos regalara un agua tranquila y transparente, nítida, aunque estuviese fría, muy fría. Aguas llenas de vida, roqueos, verdes praderas de posidonea y algas convertidos en refugio y fuente de alimentación de toda vida marina mediterránea.

Hubo una época que hacíamos pesca submarina, apneas de espera o de bajadas profundas intentando encontrarnos con peces de buen tamaño, aunque he de reconocer que para mi lo importante no era hacer pesca submarina, sino estar allí, en la mar, a su lado, observando y disfrutando de ése otro mundo ajeno a la mayoría de los mortales.

Bucear, pescar, observar, nadar, el sol, el mar es sin lugar a dudas un calmante para los pensamientos, para el espíritu, una distracción para las tristezas, donde dejar atrás los problemas cotidianos, una fuente de satisfacción que aporta hábitos de paz, de paciencia y tranquilidad.

Quiero volver a pescar, éstos días atrás le digo: pesquemos pero con caña, en el rebalaje, en la misma orilla. Quiero hacerle recordar épocas pasadas, momentos de su niñez, de su más tierna juventud en los que acompañaba a su padre quien le inculcó los secretos, las artes y las técnicas de pesca. Aprendió los sabios trucos que le explicaban con aquella pasión que sentía por ése arte.

Hay quien dice que la caña y el carrete para el pescador son como el lápiz y el papel para un poeta o como el pincel para un pintor. Él, mi suegro, era un artista, un gran pintor, un poeta de las costumbres tradicionales malagueñas y un gran pescador de ése arte marengo que es pescar con caña.

Aunque a veces pienso que la pesca no es sólo pescar, es escuchar el rumor del mar, el silencio que habla, la hermosura del paisaje, el graznido de las gaviotas que engalanan el entorno; es sentir el color y el calor del Sol o el frío que traen los vientos.

Mi marido conoce el arte de hacer la masilla, el “enguao” como llamamos los malagueños a ése mejunje de arena, pan y restos de pescados que se echan al mar como reclamo para que vengan los peces al lugar deseado; a rebuscar en la orilla del mar las gusanas para utilizarlos como cebo. Conoce a la perfección y sabe preparar todo el aparejo, sabe como empatillar los anzuelos de aquella caña de bambú tres piezas, al igual que calcular el fondo mirando el corcho cuando la lanza sobre las olas, reconocer cuando pican los sargos, las doradas o con suerte un robalo y no es la morralla la que mordisquea la carnada. Y sobre todo, sabe apreciar, al ir llenando su cubo cual es la recompensa: horas mirando al horizonte, a la línea del hilo casi transparente, a reconocer el verdadero sabor de los peces de ése Mediterráneo que nos cautiva.

Y entre ésos peces, la dificilísima de pescar con caña, pero no imposible. La exquisita, elegante y deliciosa lubina, que también llamamos Robalo e incluso “baila” al confundirla con otro pez de la misma familia de serránidos.

La lubina (Dicentrarchus labrax). Su nombre proviene del tiempo de los romanos (de lupus o lobo, haciendo alusión a su voracidad) donde era apreciada gastronómicamente como uno de los pescados más nobles para su consumo. Es un pez semipelágico, esbelto, precioso, alargado y poco comprimido que tiene una cola poderosa que hace que sus ataques a la hora de comer, incluso su defensa sea tenaz. Vive en aguas superficiales costeras, desembocaduras de los ríos, viven en grupos, aunque de adultos se vuelven más solitarias. Se alimenta de todo tipo de peces de inferior tamaño, incluso de pequeños moluscos, crustáceos e incluso erizos.

Por cierto por su forma y tonalidad, se le puede confundir con las lisas o las bogas.

Tengo entendido que la talla mínima permitida para su comercialización en el Mediterráneo es de 23 cmts. (a los dos años suele medir unos 30 cm aproximadamente).

En las costas malagueñas son abundantes, pero la gran mayoría que llegan a los mercados son de acuicultura.su cultivo está muy extendido en las costas malagueñas por su gran valor comercial, especialmente en jaulas flotantes cerca de la costa.

Éstas que llegan a “Mi Cocina” son las que se suelen llamar hoy en día “salvajes” por ser lubinas libres, pescadas tradicionalmente y que se pueden encontrar en los mercados malagueños o ¿por qué no? Pescadas en el mismo rebalaje, con caña.o buceando.




Sea como fuere, la he preparado al vapor, con verduras, con gambas de Málaga, en papillote. ¿Sabían que la cocción en papillote fue inventada por el cocinero del Papa León III (s. VIII) y que fue servida en la coronación del emperador Carlos Magno?

Yo así la he preparado, en papillote, al vapor....ideal para éstas fechas navideñas ¿no creen?


¿CÓMO LA HICE?

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:




1 lubina grande (aproximadamente un kilo), media cebolla blanca dulce, dos puerros, dos dientes de ajo, cuatro espárragos blancos (en conserva), cuatro champiñones, 100 grms. de gambas blancas, sal, pimienta negra y aceite de oliva virgen extra.

LOS PASOS A SEGUIR:

Pedir al pescadero que prepare la lubina como para hacerla a la espalda, retirando tripas y espina, cortándola lógicamente por la mitad, pero sin separar los dos lomos (Debe quedar entera).

Pelar la cebolla, los puerros y el ajo, cortándolos en juliana (en trozos pequeños). Lavar los champiñones y cortarlos en láminas. Por último, pelar las gambas.

En una sartén echar aceite de oliva virgen extra, de forma que cubra el fondo. Poner a fuego medio y cuando comience a humear incorporar el puerro, la cebolla y los ajos, echar las láminas de champiñones salteando durante un minuto.pochandolos hasta que cojan color (que queden dorado, con cuidado de que no se lleguen a quemar) Añadir las gambas, remover hasta que dejen de estar transparentes y apartar del fuego. Reservar.






Colocar en la encimera de la cocina una hoja de papel de horno, en el centro poner la lubina abierta y salpimentar al gusto.

Repartir el salteado de la verdura y de las gambas sobre uno de los lomos de la lubina, añadir entre el salteado las puntas de los espárragos blancos y cubrir con la otra parte de la lubina.




Envolver la lubina con el papel de horno, sellando todas las puntas de forma que quede como un paquete totalmente cerrado.


Colocar la cacerola con agua en el fuego, poner encima la parte de la cacerola que es especial para cocinar al vapor y en ella introducir la lubina envuelta en papel de hornear. Una vez que comience a hervir el agua, dejar cocer al vapor la lubina aproximadamente unos 30 minutos (irá en función del tamaño del pescado).






Apartar del fuego, pasar a la fuente donde se vaya a servir y abrir el papel de hornear retirándolo con sumo cuidado de no quemarse.




Repartir y disfrutar. ¡¡ Buen provecho !!


Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Curry verde con garbanzos y arroz

Mi madre recordaba como si de un mal sueño se tratara el horror de la guerra civil, pasó hambre (y mucha) al igual que sus padres y sus hermanos. Su cocina, en sus tres primeras casas desde que se cas ...

Etiquetas: Pescados y Mariscos

Recomendamos

Relacionado

trucos y consejos pesca y mar pescado

Dónde poder encontrar la lubina en el mar

La pesca de lubina de mar, al igual que la mayoría de los peces, debe realizarse con conocimiento exacto de dónde habita la lubina dentro del mar, en qué zonas suele ser localizada, a qué profundidad, entre otros muchos factores que merece la pena conocer para poder hacer una gran captura. También resulta interesante conocer cuáles son las mejores condiciones para su pesca (es  decir, mareas, vien ...

Pescados y Mariscos

Lubina al horno en papillote rellena de verduras y gambas

Papillote (o como lo decimos en nuestro idioma: papillot), según la RAE (Real Academia de la lengua Española), viene a significar: “envoltorio, generalmente de papel de hornear o de aluminio, en el que se cocina un alimento al vapor o al horno” Aunque si sigo intentando saber, aprender en definitiva, un poco más de la etimología de la palabra en sí, leo que también la RAE nos indica que "Pap ...

pescados y mariscos lubina asada papillote ...

Lubina asada en papillote rellena de langostinos, espárragos, champiñones, pasas y piñones

LUBINA ASADA EN PAPILLOTE RELLENA DE LANGOSTINOS, ESPARRAGOS, CHAMPIÑONES, PASAS Y PIÑONES

Suena el despertador a pesar de ser Domingo, era las ocho de la mañana; un Domingo cualquiera de aquel mes de Agosto, miro por la ventana y a lo lejos puedo ver la mar, está en calma y los árboles de alrededor me hacen comprobar que no sopla nada de viento. Bajo a la cocina y como una autómata pongo en marcha la cafetera, coloco el pan en el tostador y el inconfundible olor a café y a pan recién t ...

general ajo lubina ...

Lubina a la espalda

Receta para hacer lubina a la espalda Hoy os traigo una receta para los amantes del pescado. Un plato muy sencillo de elaborar, que se prepara en un periquete. Pero no por menos complicado, o por la rapidez de su elaboración, deja de ser un plato de calidad superior. En esta receta se combinan los ingredientes justos y necesarios para realzar el ya de por si delicioso sabor de la lubina. Esta ela ...

trucos y consejos pesca y mar pesca ...

Los mejores cebos para la pesca de mar

Sin lugar a dudas, uno de los factores esenciales a la hora de capturar buenas piezas de pescado es el cebo que se utiliza para conseguir atraer los peces a la caña de pescar. Es importante mencionar que la gran mayoría de pescadores emplean el mismo tipo de cebos para capturar sus presas. Existen infinidad de posibilidades a elegir a la hora de lanzarse a pescar, pero quizás los 5 mejores cebos p ...

pescados Sin categoría

Lubina rellena de verduras

La Lubina también conocida como róbalo, es un pescado blanco o semigraso, según la época del año y de agua salada. Habita en las aguas rocosas de los arenales, las desembocaduras de los ríos, en puertos, dársenas, pantanos. Normalmente andan en parejas y está comprobado que cuándo se pesca una, el compañero anda días enteros buscándola antes de alejarse. Tiene renombre internacional la cocción de ...

RECETAS cocina mediterranea Cocina sencilla ...

Lubina en papillote al estilo turco

Con esta receta participo en Cocinas del mundo y este mes viajamos a Turquía y por lo tanto tenemos cocina mediterránea y como me encanta el pescado hoy cocinamos lubina que es un pescado muy fino y muy suave y es semigraso  por lo tanto saludable. La cocina mediterránea es la mejor del mundo,por su variedad,sus ingredientes naturales, frescos y de gran calidad para nuestra salud: el característic ...

segundos platos pescados

Lubina rellena de ortiguillas y gambas

Me encanta esta receta por muchos motivos y uno de ellos es por lo bonito que un hobby como el de la pesca te puede dar y es la de esta lubina o robalo. Otro motivo por lo que esta receta me encanta era el de introducir en una de mis recetas las ortiguillas que para los que lo desconoceis es una anemona de mar con tentaculos, redonda, vive pegada en las rocas y en el que su sabor tan pronunciado ...

recetas de segundos cocina para solteros ligera ...

Lubina al papillote con tirabeques

Lubina al papillote con tirabeques Cocinar al papillote permite que las verduras y los pescados que preparamos utilizando esta técnica queden jugosos y sin perder su sabor, ya que se cocinan al vapor con su propio jugo. En casa preparo varias recetas al papillote porque me resultan mucho más fáciles, rápidas y limpias, nos gusta mucho como queda el pescado así y para la cena es súper cómodo. El o ...

recetas de segundos aceite virgen extra limon ...

Lubina en papillote

Son recetas que requiere poca elaboración y ya en su día se publicó un post dedicado al papillote con salmón y merluza. Hoy le toca el turno a la lubina. Se le llama papillot o papillote a la cocción de un alimento en un envoltorio resistente al calor -papel de aluminio, papel vegetal o de pasta filo-. Esto con un poco de sal, pimienta negra, limón y un chorrico de aceite de oliva sale de vicio. H ...