Cocina

Martuka Idea guardada 3 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Mejillones Con Verduras Gratinados Con Bechamel De Tomate



Gracias a mis amigos de Pescanova pude haceros esta receta con sus deliciosos mejillones ya cocidos y envasados en su jugo, que se pepara en un instante y está cargadita de sabor.

Realmente son como unos "tigres" deconstruidos y sin pasar por el empanado final, pero así son menos calóricos y no tenemos que ensuciar la cocina con la fritura final.

En casa se relamieon y quedan estupendamente como entrante o como un aperitivo o picoteo informal para comidas o cenas. ¿Te atreves con esta estupenda receta?



Para 4 personas:

1 paquete de mejillones al natural de Pescanova (o 1 kg de mejillones frescos)

1 puerro

1 pimiento verde italiano

1 diente de ajo

1 cebolleta o cebolla

aceite de oliva virgen extra

1 vasito de vino blanco

panko o pan rallado normal

perejilPara la bechamel de tomate:

50 g de harina (2 cucharadas soperas)

2 cucharadas de aceite de oliva y una nuez de mantequilla

500 ml (medio litro) de leche entera

2 cucharadas de salsa de tomate frito

un poco del jugo de los mejillones cocidos

Se pone en una sartén un poco de aceite de oliva y se pocha en él la cebolleta y el puerro muy picados y el pimiento verde, lavado, despepitado y picado en dados. Se salpimenta.



Se van retirando los mejillones de sus conchas, reservando el líquido de la cocción. Si se hace con mejillones frescos, se lavan, se limpian a conciencia y se ponen en una cazuela al fuego con un vaso de vino blanco hasta que se abran las conchas.



Se van cortando los mejillones en trocitos y se añaden a la mezcla de verduras que estaba pochándose despacito.



Se añade un poco de vino blanco, se rectifica de sal (no hay que pasarse) y se deja que se cocinen un rato junto con las verduras (hasta que se evapore el vino).

Precalentamos el horno, con calor arriba y abajo, a 180ºC o ponemos, simplemente el gratinador.

Se retiran del fuego y se rellenan, con la ayuda de una cucharita, las medias conchas de mejillón:



Se colocan en la bandeja del horno encima de un papel de horno. Pasamos a hacer la bechamel.

Se pone en una cazuela o sartén el aceite de oliva junto con un poco de mantequilla:



Una vez desecha la mantequilla y caliente la grasa, se añade de golpe la harina y se remueve enérgicamente para hacer una bola (roux) sin grumos:



Se incorpora, poco a poco, la leche caliente para ir ligando la masa:



No se añade más leche hasta que no esté incorporada muy bien toda la que echamos antes. Se salpimenta, se añade un poco del caldo de cocción de los mejillones, se remueve y se incorpora la salsa de tomate:



Una vez hecha la bechamel de tomate, se cubren los mejillones con un poco de la salsa:





Se espolvorean con un poco de panko (pan rallado grueso japonés) o con pan rallado norrmal, o queso si preferís y se introducen en el horno caliente a gratinar.



Se sirven muy calientes, espolvoreando con perejil fresco lavado y picado o con cilantro fresco. Se comen con ayuda de una cucharita:



Fuente: este post proviene de Martuka, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bocaditos De Plátano Frito

El plátano es una fruta que gusta a todos. Se come con facilidad y es muy nutritiva. Aparece en un montón de recetas de postres con frutas y es riquísima en batidos, smoothies... La receta de hoy es u ...

Risotto Negro Con Pulpo

Este atractivo plato veneciano, cuyo original lleva calamares en lugar de pulpo, se llama Risotto al nero di seppia y está para chuparse los dedos. Los arroces son un plato completo y muy socorrido y ...

Recomendamos