Idea guardada 4 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

MUFFINS INTEGRALES DE AVENA [Dentistas]

CAL 348,1 · HC 48,6 · PR 8,5 · GR 13,3 [100 G O APROX 2 MUFFINS]

Muffins integrales avena 1
Muffins integrales avena 3
Muffins integrales avena 5



Me da miedo el dentista.

Bueno, miedo. Quien dice miedo quiere decir: pánico.

Terror, canguelo, miedito, caquita.

Voy, porque mi boquita es una alegría tras otra, y cada vez que entro en un dentista me florecen 7 caries y 2 endodoncias y "son diez mil". O más.

De nada me sirve la disciplina de comer sin azúcar desde hace años, limpieza a fondo con enjuague caro de farmacia y una seda dental que tendré que incluir en los plazos de la hipoteca. Me salen caries. Se me desmadran.

Y voy con miedo. El dentista, que por suerte está buenorro [al menos no me mete las zarpas en la boca un cayo malayo, que oiga, todo se agradece] me teme cuando me ve. Y en lugar de las clásicas preguntas que te hacen los dentistas ¿Has notado molestias esta semana? ¿Has tomado algún antibiótico? Me mira con suavidad [y desde una distancia prudencial] y me pregunta ¿Cómo estás hoy? ¿Te encuentras más tranquila?

Porque sabe que en el momento que siento el tacto del potro de tortura sillón entro en crisis, mis neuronas se concentran en la tarea de hundirme en el sillón hasta desaparecer, y me bloqueo. En ese momento podrías decirme que me ha tocado el escaparate entero del 1-2-3, con un juego de ollas y sartenes, un Ford fiesta amarillo y el apartamento en Benidorm, que no atinaría ni a salir corriendo.

Porque para mí la acogedora y amable salita de dentista es un lugar inhóspito lleno de potenciales amenazas y armas afiladas que terminarán por sacar cosas de mi boca.

Y que nadie trate de convencerme de que no pasa nada. Pasa. Y mucho. Pasa que se rompe el dique de la endodoncia y me abraso la garganta y estoy tres días comiendo papilla. Pasa que me salen depósitos de calcio en las encías y una endodoncia en tres sesiones dura 8 horas. Pasa que la combinación ibuprofeno + nolotil + amoxicilina no me cura una infección que me tiene sin dormir tres noches. Pasa, y punto.

Pasa que con el bruxismo que acompaña mi cuadro clínico he reventado la corona de porcelana de una de mis cuatro endodoncias. 

Así que no me preguntéis por qué me produce ansiedad el dentista. Me la produce, y punto. Y ni estando como un queso me parece un buen plan ir a verle.

Yo para ir al dentista, necesito sedación. O una botella de coñac, que vendría a ser lo mismo pero no me podría ir sola a casa después.

En algunas provincias lo permiten. En Cuenca, puedes pedir sedación en el dentista. En Cuenca los cobardes ven sus derechos recogidos, y pueden pedir ser tratados sin conocimiento sufrimiento.

Pero en Madrid no. Y como encuentre un dentista que trabaje los sábados en Cuenca con la consulta cerca de la estación de autobús, creo que voy a plantearme esa solución. Supongo que la sedación incluirá algunas horas en la clínica, pero cuando quiera ver Cuenca voy en mi tiempo libre.

De momento y como medida preventiva, sigo preparando en casa mis dulces diarios de desayuno, que son pan casero o dulces sin azúcar o con azúcar integral de caña no refinado y de origen ecológico. Que con todo eso yo creo que no hace caries. Y como tenía que asaltar a Gallecookies para esta edición del #asaltablogs, pues me he adaptado la receta a mis necesidades y a mis caries potenciales. 

Muffins integrales avena 2


Muffins integrales avena 4


INGREDIENTES

[12 MUFFINS]

 

Aceite de oliva, 40 g

Puré de manzana, 60 g

Huevo, 2 uds [mejor si son de gallinas felices]

Harina integral, 100 g

Azúcar morena integral, 100 g

Levadura, 3/4 cucharadita

Bicarbonato, 1/2 cucharadita

Avena, 80 g

Sal, una pizca

 

Notas de la asaltadora 

Me he concedido un par de licencias. Bueno, una ha sido consecuencia de la otra. Tengo por costumbre aligerar en la medida de mis posibilidades todas las recetas que caen en mis manos, y utilizo infinitas veces el truco de sustituir parte de la grasa de una receta de repostería por puré de manzana o compota.

Por norma, sustituyo 100 g de cualquier grasa por 60 g de puré de manzana y 40 g de aceite de oliva, y rara vez se nota en el resultado final, que sube igual, sabe igual y su aspecto exterior es el mismo.

Ojo, esto no se puede hacer siempre. A veces la parte grasa del asunto es la más importante y la que otorga el carácter a un dulce, por ejemplo no se me ocurriría sustituir la manteca de las perrunillas por este invento. Y para galletas en general no lo hago porque la grasa debe solidificar una vez fría para permitirnos trabajar la masa. Pero en todo tipo de bizcochos, muffins y similares, no me falla. Una vez hemos hecho esto, hay que añadir media cucharadita de bicarbonato junto con la levadura, porque será una masa algo más pesada y necesitará una ayudita extra para subir bien.

MODUS OPERANDI

 

Empezamos por preparar el puré o compota de manzana, si no lo tenemos ya hecho. Sólo tenemos que cortar muy menuda una manzana y ponerla a cocer con un poquitín de azúcar, para que caramelice ligeramente. Una vez esté cocida, la trituramos y podemos usar este puré una vez haya enfriado.

Precalentamos el horno a 225º [lo bajaremos, pero así se compensa la pérdida de calor al abrir la puerta y el frío de los moldes].

En un bol, ponemos el puré de manzana y el aceite, añadimos el azúcar y lo batimos con unas varillas hasta que esté muy bien integrado [Nota: en la foto del paso a paso veréis otro ingrediente a un lado, es un culillo de azúcar y canela que sobró de unos snikerdoodles y que añadí a la masa por aprovecharlo, una cucharada sopera más o menos] .

Con esta mezcla bien integrada [foto 3 del paso a paso] añadimos los huevos y lo volvemos a batir bien.

Sobre la mezcla de los líquidos, añadimos la harina bien tamizada [como es integral quedará el salvado en el tamizador, lo añadimos igualmente], la levadura, el bicarbonato y la avena, y lo mezclamos con una espátula hasta que quede bien integrado.

Es importante no batir de más las masas, porque endurecen en el horno, hay que mezclarlas siempre lo justo, sin pasarnos.

Ya solo nos queda rellenar las cápsulas más o menos hasta 2/3 de su altura, y meterlas en el horno que bajaremos a 180º unos 15 minutos. 

Muffins integrales avena PaP


 

Muffins integrales avena 6


Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Melocotones asados con especias [Vuelta al cole]

CAL 73,4 · HC  16,8 · PR 1,1 · GR 0,0 [100 G]Llegó.La vuelta al cole. Snif. Libros, uniformes, deberes…Aunque ahora que caigo… ¡si yo no tengo peques! Pero lo siento igual por ellos, me pongo solidaria que aún me dura el trauma del cole de pequeña, y esos largos veranos con los Cuadernos Santillana.Y aquellas cosas que aprendíamos. Qué os voy a contar. Yo no sé que aprenderán los críos ...

Pochas estofadas [Vacaciones de pueblo]

 CAL 301,4 · HC 41,7 · PR 7,2 · GR 7,6 [POR RACIÓN] Es agosto.Y me he ido de vacaciones a casa de mi madre, que es como un hotel de cinco estrellas pero en mejor, porque mi madre sabe que no me gusta la paella, que en cambio me encanta comer borrajas, y que duermo hasta las diez. Más personalizado todo.Y barato, oye. No tiene servicio de habitaciones, eso sí, pero bueno, para estirar una colcha ...

Recomendamos