Error! El atributo "to" es obligatorio para el tag errores Pastel de pollo frío | Cocina

Huele bien Idea guardada 339 veces
La valoración media de 261 personas es: Excelente

Pastel de pollo frío



Los embutidos siempre quedan bien con la carne de pollo, bien sea en frío o caliente. Igual que la receta de hoy, la puedes comer fría o templada.

Además, es un plato que queda perfecto si lo acompañamos de una ensalada.

Pastel de pollo frío



Pastel de pollo frío, ingredientes:

500 gr de filetes de pechuga de pollo.

200 gr de jamón cocido, 200 gr de queso en lonchas.

200 gr de nata (crema de leche) líquida.

100 gr de queso emmental.

Sal, orégano.

2 huevos.

Limón, aceite de oliva virgen.

Perejil fresco, 50 gr de mantequilla.

1 diente de ajo.

Pastel de pollo frío, elaboración:

1.- Preparamos la pechugas de pollo: picamos el ajo muy fino, picamos también el perejil. Mezclamos el ajo y el perejil con una cucharadas de aceite de oliva. Añadimos el zumo del limón. Aderezamos los filetes de pechuga con la mezcla. Lo dejamos 20 minutos en la nevera.

2.- En una sartén caliente, asamos los filetes de pechuga con poco de aceite de oliva. Cubrimos un molde rectangular con papel de aluminio. Cubrimos el fondo del molde con una capa de filetes de pechuga. Otra capa de jamón cocido, sobre el jamón cocido extendemos una capa de queso en lonchas.

3.- Cubrimos el queso con una capa de filetes de pechuga. Y volvemos a repetir la operación anterior. Por último cubrimos con una capa de filetes de pechuga. En un bol ponemos la nata (crema de leche), añadimos el queso, la mantequilla a temperatura ambiente, la sal, los huevos y el orégano. Lo batimos todo muy bien hasta que lo ingredientes estén todos unidos. Vertemos la mezcla sobre los filetes de pechuga el jamón y el queso.


4.- Precalentemos el horno a 180º, cocinar el pastel 40 minutos. Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar. Guardamos el pastel 6 horas en la nevera. Lo desmoldamos y servimos cortado en porciones.



Consejo: para que el pastel tenga una buena consistencia, es necesario dejarlo reposar varias horas en la nevera.

Aun, así. Puedes comerlo templado después de dejarlo enfriar unos minutos fuera del horno.

¡Buen provecho!

También puedes cocinar: flamenquines de pollo


flamenquines de pollo con jamón y queso



Fuente: este post proviene de Huele bien, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Mejillones con papas y azafrán

Hoy toca cocina de cuchara, fácil, sabrosa y económica hecha con productos de temporada y muy asequibles a todos. Los mejillones con papas y azafrán los puedes hacer para cualquier día de la semana o ...

Pollo asado en forma de mariposa

Para disfrutar de un plato de lujo no es necesario gastar mucho dinero. Solo hay que comparar productos de temporada y saber combinarlos, si estos son de cultivo local mayor calidad tendrán nuestra co ...

Flan de navidad de chocolate y peras

Hoy os dejo esta receta de flan de leche condensada con chocolate y peras. Lo he decorado para disfrutarlo en las próximas fiestas decembrinas. Si os toca cocinar este año por navidad, con este fabulo ...

Recomendamos