Per sucar-hi pa Idea guardada 87 veces
La valoración media de 22 personas es: Muy buena

Pastelitos de limón (Juego de tronos)

¿Eres Stark o Lannister? ¿O tal vez Targaryen? ¿Tu corazón está en las soleadas tierras de Dorne? Poco importa si te sientes Khaleesi, John Nieve o Cersei, lo que es seguro es que si pruebas estos pastelitos de limón, los preferidos de Sansa Stark, te enamorarán y ya no querrás dejarlos nunca más. Y tienen una ventaja: son fáciles y rápidos de hacer. Al hornearlos, como por arte de magia, se dividen en dos: un esponjoso y ligero bizcocho y una suave y sedosa crema de limón.

George R. R. Martin es el autor de la obra Canción de hielo y fuego, sin duda más conocida por la serie de televisión en que se basa Juego de tronos, fantasía medieval, drama y aventura en estado puro.

La receta es del chef Tom Colicchio, encargado en su día de preparar el menú de los food-trucks utilizados para promocionar la serie.



Ingredientes

160 ml de buttermilk (160 ml de leche y 2 cucharaditas de zumo de limón)

45 ml de zumo de limón

ralladura de piel de limón (uno y medio)

100 g de azúcar

35 g de harina

2 yemas de huevo

2 claras de huevo

1 pizca de sal

Preparación

Precalentar el horno a 150º.

Preparar 6 moldes (ramequines por ejemplo) untándolos con mantequilla y azúcar. Colocar los moldes en una bandeja con suficiente fondo para el baño maría.

Poner a hervir un cazo con agua.

Batir las claras a punto de nieve y reservar.



Tamizar la harina, junto con el azúcar y la pizca de sal y reservar.

Batir las yemas de huevo junto con el buttermilk, el zumo de limón y la ralladura de limón.



Incorporar los ingredientes secos al bol de las yemas batidas y mezclar completamente.

Finalmente añadir las claras a la mezcla, procurando que no se bajen demasiado, mezclándolas con movimientos suaves y envolventes.



Repartir la crema entre los 6 ramequines hasta unos 2 centímetros del borde. Llenar el recipiente con el agua hirviendo hasta la mitad de la altura de ramequines.

Tapar con papel de aluminio los ramequines, introducir en el horno y cocer durante 25 minutos a 150º.

Destapar y dejar cocer durante un rato más hasta que se dore la superficie.

Sacar del horno y dejar enfriar. No desmoldar hasta que esté completamente frío, para que se asiente bien.



Si te gusta el limón, hay un antes y un después de probar los pastelillos :)






Con esta receta participamos en el reto de La cocina typical spanish, #entrelibrosandaelguiso.

Fuente: este post proviene de Per sucar-hi pa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Risotto de setas y trufa

Este sabroso risotto puede hacerse con trufa negra o aprovechar que estamos en plena temporada de la trufa de verano, más económica y la mejor manera de acercarse a este universo de sabor inolvidable. ...

Tatin de berenjenas y tomates secos

Tomates y berenjenas, o lo que es lo mismo, un trozo de verano en el plato ... pura esencia mediterránea. Un buen aceite de oliva, un poco de parmesano y un lecho de crujiente pasta filo para que desc ...

Recomendamos