comunidades

Pimientos Amarillos Rellenos de Carne

Los pimientos forman parte de ese grupo de ingredientes básicos que nunca faltan en mi lista de la compra, acostumbro a usarlos en múltiples preparaciones y me gustan tanto que a veces los adiciono en recetas que originalmente no los incluyen. Tienen un gusto ligeramente dulce que enriquece el sabor de muchísimos platos; me encanta comerlos crudos, asados y en salsas. Los pimientos fritos también están riquísimos, pero me privo de ellos por controlar un poco las calorías.



La receta de hoy se puede hacer con cualquier tipo de pimiento dulce, escogí los amarillos, porque para mi gusto tienen un sabor muy suave y una textura más tierna que las otras variedades. La carne del relleno posee un adobo sencillo y delicioso que contrasta muy bien con el delicado dulzor de los pimientos.

Si os gustan los pimientos tanto como a mí os animo a probar esta receta, estoy segura que no los defraudará. 

Ingredientes:

4 pimientos amarillos grandes

3 cucharadas deaceite de oliva

1 cebolla morada grande cortada en daditos

2 dientes de ajos finamente picados

600 gramos de carne picada de ternera

200 ml de vino blanco

150 gramos de guisantes o arvejas congeladas

1/2 cucharadita de pimentón o paprika

Sal y pimienta al gusto

100 gramos de queso emmental rallado

Preparación:

En una sartén calentamos las 3 cucharadas de aceite y sofreímos la cebolla junto con el ajo a fuego medio. Cuando la cebolla esté transparente añadimos la carne picada y subimos el fuego, mezclamos muy bien y cocinamos por 5 minutos o hasta que la carne esté casi hecha. En este punto, salpimentamos la carne, le adicionamos el vino blanco y la cocinamos hasta que el vino se reduzca. Entretanto, ponemos a calentar una taza de agua en un cazo, cuando esta comience a hervir, echamos los guisantes y los cocemos por 6 minutos.
Una vez se haya reducido el vino, escurrimos los guisantes y los echamos en la carne, también añadimos la media cucharadita de pimentón y removemos. Apagamos el fuego y reservamos.


Ahora preparamos los pimientos: primero los lavamos muy bien y les retiramos con cuidado las tapas y los pedúnculos, los limpiamos por dentro y les quitamos todas las semillas. Precalentamos el horno a 180 ºC. Rellenamos los pimientos con la carne picada, rociamos el fondo de una fuente de horno con un poco de aceite de oliva y colocamos en ella los pimientos rellenos. Horneamos por 25 minutos. Pasado ese tiempo sacamos los pimientos del horno, los cubrimos con queso emmental y los seguimos horneando durante 20 minutos más.



Finalmente, retiramos los pimientos del horno y servimos





¡A comer! ¡Hasta pronto!

Fuente: este post proviene de Los Antojos de Clara, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Un sancocho es una sopa que tiene de todo un poco. Se hace a partir de la cocción en agua de una mezcla diversa de carnes, hortalizas, verduras y tubérculos. Hay versiones que, además de todo lo anter ...

Recomendamos