Cocina

Blog de cocinandojuntos Idea guardada 62 veces
La valoración media de 54 personas es: Muy buena

Pollo en salsa de almendras

Buenas.
Esta receta que traigo la probé por primera vez en un restaurante y me gustó tanto que tuve que preguntar al cocinero que como se hacía. De eso hace ya años pero hasta entonces no lo he grabado y la verdad que el resultado es muy bueno.

Vamos a comenzar con la receta.


 

Ingredientes:

Pechuga de pollo: 2 unidades
Nata (crema de leche): 400 ml
Cebolla: media
Almendras: 150 gramos
Jamon york
Queso en lonchas

Elaboración:

Vamos a coger una cebolla nueva que tiene un sabor más intenso y la vamos a cortar finita. Por otro lado vamos a coger una picadora y vamos a pelar las almendras crudas sin piel. Si las almendras que tenemos tienen piel se puede remojar un poco y quitar la piel con más facilidad. También puedes usar la piel sin problema alguno.

Toca el turno del pollo. Una vez tengamos el pollo limpito y bien abierto (en mi caso se lo dije al carnicero) lo extendemos y añadimos algo de chacina, yo usé fiambre de cerdo, puedes usar pavo, de pollo o cualquier otro y también una loncha de queso, a ser posible algo curado que de un sabor más intenso a nuestro plato. Luego lo vamos a enrollar despacito con las manos y pondremos unos palillos para que no se deshaga la forma.

Empieza la fiesta!!
Cogemos una sartén y le ponemos un chorrito de aceite y sofreimos la cebolla hasta que esté dorada, para eso tendremos el fuego algo fuerte. Una vez dorada, echaremos la almendra molida y también la dorademos un poco.
Cuando esté todo dorado le incorporamos la nata (crema de leche) y lo movemos a fuego lento para que todo se integre y se haga bien.

Mientras la nata (crema de leche) se hace con la almendra y la cebolla, usaremos otra sarten y pasaremos nuestros rollos de pollo por ella hasta sellarlo bien. Importante!! No terminaremos de hacer el pollo en esa sartén. Cuando hayamos sellado el pollo lo incorporaremos a la salsa de almendra que ya se ha hecho y ahí terminará de hacerse y coger el sabor que buscamos.

Con esto ya tenemos nuestra gran receta de hoy.

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos