De Pizza Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Receta de pizza napolitana

La pizza napolitana es un tipo de pizza que se originó en Nápoles, Italia. Una buena receta de pizza napolitana se prepara con ingredientes simples y frescos: una masa básica, tomates crudos, queso mozzarella fresco, albahaca fresca y aceite de oliva, sin aderezos sofisticados. Una de sus características definitorias es que a menudo hay más salsa que queso, dejando el centro mojado o empapado y no propicio para ser servido por la rebanada.

Existen dos claves en una receta de pizza para preparar una masa napolitana perfecta:

1. Se debe usar harina italiana “00”: es una harina de pan blando y de textura muy fina.
2. La masa debe tener un largo descanso en el refrigerador. Si bien técnicamente puedes moldear y hornear las pizzas después de refrigerar la masa durante 8 horas, el sabor mejora aún más si puedes dejarlo ahí durante dos o tres días.

A continuación, les hablaremos de una receta de pizza napolitana que puedes preparar en casa.

Pizza napolitana



Para la masa

875 gr Harina tipo "00"

1.5 gr Levadura fresca

500 ml Agua fría

25 gr Sal
Para la salsa de tomate

400 gr Tomates en lata

1 pizca grande Sal

Medio puñado Albahaca fresca
Para los aderezos

1 pequeño puñado Parmesano (rallado)

375 gr Fior de latte o mozzarella normal (cortado en cubos pequeños)

1 cda Aceite de oliva para la parte superior de cada pizza

4 hojas Albahaca fresca para cada pizza

Para hacer la masa, agrega la harina a un tazón grande y haz un cráter en el centro.

Disuelve la levadura en el agua y vierte en el medio del cráter. Usando tus manos, comienza a empujar la harina en el agua. Cuando alcance la consistencia de flan, agrega la sal, luego continúa mezclando hasta que se una como masa.

Sobre una superficie de trabajo limpia, amasa la masa durante 10 a 15 minutos. Déjalo reposar por 10 minutos y amasa durante otros 10 segundos.

Compáctalo en una bola, metiendo la masa sobre sí misma, y corta en bolas de 250 gr, cada bola de 250 gr debería darle una base circular de 30 cm.

Deja que descansen en una bandeja grande o tabla de cortar debajo de una hoja de película adhesiva, a temperatura ambiente, durante al menos ocho horas, aunque 24 horas son las mejores.

Hacer la base. Se recomienda usar un rodillo si es la primera vez que la preparas. Simplemente no ruedes el borde de la masa, eso evita que tenga una buena orilla.

Para hacer la salsa, es muy importante que uses tomates de buena calidad. No es necesario cocinarlos: solo rellena con una pizca de sal y la albahaca, manteniendo un poco de textura.

Para calentar la parte inferior de las pizzas y agregar las coberturas, enciende el horno hasta que esté bien caliente, luego cambia a la parrilla. Calienta un sartén grande sobre la placa. Agrega una base de pizza al sartén sin aceite. Cocina hasta que la parte inferior de la base se haya dorado y la orilla haya subido levemente, esto demorará entre 90 segundos y un minuto.

Mientras tanto, pon una cucharada de una fina capa de salsa de tomate, dejando 2.5 cm alrededor del borde para que la corteza se eleve. Espolvorea una pizca de queso parmesano rallado, luego agrega mozzarella (o incluso fior de latte si puedes encontrarlo).

Menos es más con los ingredientes: un trozo de aceite de oliva en la parte superior y tres o cuatro hojas de albahaca es todo lo que necesitas, pero también puedes agregar salchichas si lo deseas, como una salchicha de cerdo suave o un buen chorizo.

Para calentar la parte superior, coloca el sartén debajo de la parrilla, tan cerca de ella como sea posible, y cocina por un minuto más o menos hasta que el queso se haya derretido y la corteza superior se haya dorado y se haya levantado.

Corta en rodajas y sirva caliente. Puedes repetir esto con el resto de la masa.

Esperamos que esta receta de pizza napolitana les haya servido y se animen a preparar su deliciosa pizza casera.

Fuente: este post proviene de De Pizza, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Pizza de frutas

Cuando escuchas la palabra pizza, lo que menos te imaginas es una pizza de fruta. La combinación de una suave corteza de galleta de azúcar con glaseado fuerte y mucha fruta fresca es irresistible. ¡La ...

Pizza de berenjena

¿Conoces a alguien que no le guste la pizza? Creo que será difícil encontrar a alguien en realidad. La pizza de berenjena es una gran alternativa para aquellos que están en una dieta libre de gluten, ...

Pizza bites de quinoa

¿Nos creerías si te decimos que puedes combinar una pizza con un estilo saludable? ¡Pues la hay! Los pizza bites de quinoa son una alternativa más saludable a la pizza normal que es alta en proteínas ...

Etiquetas: Recetas

Recomendamos