comunidades

Tallarines con espárragos trigueros al limón... ¡De muerte!

Ya estoy aquí de nuevo, esta vez con una receta salada. Espero que os hayáis recuperado del brownie de ferrero rocher y del bundt cake de vainilla y avellana... ¡Pronto habrá más recetas dulces! Pero hoy os traigo estos fantásticos tallarines con espárragos trigueros al limón. Es una receta fantástica de pasta que podéis incluir en vuestro día a día para poder variar y cambiar los típicos macarrones con tomate... ¿Qué os parece? ¡Vamos con ella!



Yo ya os he dicho más de una vez que me encanta la pasta que no lleva tomate. Todas las variantes. Con tomate también, ojo, pero la prefiero con salmón, con pollo al limón, con vodka y gambas, con setas, así o simplemente con un poco de aceite y especias. Mi madre, en cambio, es más de acompañarla con tomate, le encanta la pasta a la boloñesa o esta que hice con miel y jengibre. Vaya, que en casa no discutimos por la pasta, pero tenemos gustos diferentes.



Lo que sí os adelanto es que de todas las recetas sin tomate, esta es la que más le ha gustado. La verdad es que es una de las más buenas que he hecho y probado, os lo aseguro, y encima, no es difícil ni costosa. No hay que estar largas horas cocinándola como con otras salsas. No. Esta se hace en un periquete y está buenísisisima. ¡Prometido!



Y ahora, en vez de seguir levantando expectativas, os voy a dejar con la receta y así juzgáis vosotros mismos, ¿os parece? ¡Espero que os guste!



Tallarines con espárragos trigueros al limón


Dificultad: Fácil

Raciones: 4 personas

Etiqueta: Pasta, Fácil

Receta: De la despensa, Donna Hay


          400 ml de nata (crema de leche) de cocinar
          400 ml de caldo de pollo
          Una cucharada de ralladura de limón
          120 ml de zumo de limón
          100 gr de queso parmesano
          500 gr de espárragos trigueros cortados
          Tres cucharadas de perejil picado
          Una pizca de pimienta
          Una pizca de sal
          Tallarines para cuatro personas





- Cortamos los espárragos en tres trozos más o menos de la misma longitud. Los horneamos con un pelín de aceite durante 30 minutos a 180ºC. Podemos freírlos, pero quedan mejor al horno o al vapor.

- Mientras, en una cacerola a fuego medio ponemos a cocer el caldo de pollo, la nata (crema de leche) y la ralladura de limón.

- Añadimos gradualmente el zumo de limón y el queso parmesano. Parecerá que la mezcla se corta, pero luego se recupera. Tenemos que ir removiendo mientras lo añadimos. Cocemos durante 10 minutos o hasta que la salsa espese (se tiene que derretir bien el queso).

- En una cacerola grande cocemos los tallarines con abundante agua y una pizca de sal. Recordad que si añadimos suficiente agua no se nos pegará la pasta, ahí está el truco.

- Para servir, mezclamos la crema con los tallarines escurridos y añadimos los trozos de espárragos.

- Salpimentamos al gusto y decoramos con unas hojitas de perejil.

- Servimos en caliente.





Fuente: este post proviene de Jaleo en la Cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos