comunidades

Tarta de queso, yogur y chocolate



Como el verano no nos quiere abandonar por el momento, todavía nos apetecen recetas fresquitas en casa. Aprovechando que teníamos una cena en casa preparé esta tarta de queso y chocolate. En casa les encantan este tipo de tartas fresquitas, y la verdad es que las preparo hasta cuando hace frío.


Esta tarta no lleva nata (crema de leche), sino yogur griego, que le da otro toque diferente y no tan dulzón. Personalmente a mi me gusta que no estén tan dulces las tartas de queso, así que esta es mi tarta perfecta. Si a vosotros os gusta un toque más dulce, solo tendréis que incrementar la cantidad de azúcar a vuestro gusto y listo. 



Lo que más me gusta de esta tarta es el contraste ácido que aporta el yogur con el dulzor que le da el sirope, es un contrapunto perfecto. Cuando cortéis la tarta, como el sirope no tiene gelatina se derramará un poco por todos los lados de la porción que os vayáis a comer, chocolateandola (me acabo de inventar este palabro) toda.

Es una tarta muy fácil de preparar y además si la preparáis por la mañana tendréis un postre genial para una cena especial, ya que necesita unas horas en la nevera. Y si tenéis paciencia y la dejáis de un día para otro estará más rica si cabe.

La capa de chocolate de esta tarta está hecha con el sirope de chocolate casero que tengo publicado en el blog. Es ideal para este tipo de recetas, y en próximas entradas veremos otras maneras de utilizarlo.



TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE (Receta de Marina Corma)Para un molde de 18 cm

225 gramos de galletas

125 gramos de mantequilla derretida

270 gramos de queso crema

100 gramos de azúcar blanco

500 gramos de yogur griego

6 hojas de gelatina

80 ml de leche

1 cucharada de vainilla en pasta (o una vaina o extracto de vainilla en su defecto)

3 cucharadas de sirope de chocolate

Forramos un molde desmontable de 18 cm de diámetro con papel de hornear, tanto la base como las paredes, dejando que sobre salga el papel un poco por encima del molde.

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en un bol con agua fría. Calentamos la leche y le añadimos la gelatina escurrida. Mezclamos bien y reservamos.

Trituramos las galletas hasta que obtengamos un polvo fino y las mezclamos con la mantequilla derretida. Cubrimos toda la base del molde y reservamos en el frigorífico. 

En un bol, mezclamos el queso con el azúcar hasta que quede cremoso. Agregamos el yogur griego y mezclamos bien, hasta que nos quede una crema homogénea y sin grumos. Añadimos la vainilla en pasta y mezclamos bien. Cuando la leche con la gelatina haya templado la echamos a la crema y lo mezclaremos todo bien.

Dividimos la crema en dos, una mitad la agregamos sobre la base de las galletas y dejaremos en el frigorífico al menos una hora para que endurezca un poco. A la otra mitad le agregamos el sirope de chocolate y mezclamos bien. 

Cuando la primera capa de crema haya endurecido lo suficiente, echamos la capa de chocolate por encima. Con la ayuda de una cucharita vamos echando pequeñas porciones de sirope por encima, y con la ayuda de un palillo dibujamos unos remolinos. 

Dejamos reposar en el frigorífico de un día para otro, aunque en unas 2-3 horas estará lista para consumir. Os recomiendo que la dejéis reposar así estará mucho más rica.







Esta tarta está rica por si sola, pero si os apetece podéis acompañarla de unos frutos rojos para darle un toque especial. Probadla así y me contáis.

Nos vemos el martes próximo con otra receta, también para aprovechar el sirope (es que está buenísimo con todo).

Un millón de besos, se os quiere ?

Image and video hosting by TinyPic
Fuente: este post proviene de The Sweetest Taste, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Magdalenas de mantequilla (Para 12 magdalenas) 200 gramos de azúcar blanco + 50 gramos para espolvorear 4 huevos M 200 gramos de mantequilla fundida y fría 1 vaina de vainilla 200 gramos de harina de ...

Tengo que deciros que yo no era para nada de dulce. Es más, los que estéis por aquí desde el principio, sabréis, que al principio yo preparaba las cosas y nunca me las comía. Las probaba, eso sí, no s ...

Llevaba un tiempo detrás de un bizcocho de esos de miga húmeda y densa. Sabía que mirando entre los libros de Martha Stewart encontraría algo parecido a lo que buscaba. El resultado, aquí lo tenéis. ...

La de veces que había preparado yo con mi abuela un brazo de gitano (que es como comúnmente se le llama a este postre) y nunca me había atrevido a hacer uno yo. Bueno sí, sí que me había atrevido. Per ...

Recomendamos