comunidades

Angulas sucedáneas, ALMEJAS Y GAMBAS



Quería sorprender a mis invitados con unas cazuelitas de almejas, gambas y angulas, pero la sorprendida fui yo cuando vi el escandaloso precio de las angulas. Visto el panorama general no estamos para tirar la casa por la ventana y me decidí por unas angulas sucedáneas. No son lo mismo, de sobras lo sé. Pero el precio tampoco es el mismo. Las angulas sucedáneas, en realidad, responden a un nombre comercial. Surgieron a principios de los 90 del siglo pasado y se elaboran a base de “surimi”, pescado prensado -generalmente abadejo de Alaska- elaborado según una técnica milenaria japonesa que consiste en extraer las partes más nutritivas y sanas del pescado recién capturado. Es pura proteína. No contiene ni grasa ni colesterol.

Las angulas sucedáneas combinan con todo. Pueden completar ensaladas, platos de pescado, se pueden hacer revueltos, comerlas con ajos laminados y guindilla, o bien en pinchos. Nosotras las hemos combinado con unas almejas y unas gambas. Seguro que sorprenderemos y no nos arruinaremos.

RECETA

.
INGREDIENTES

1 kilo de almejas

400 g de angulas sucedáneas

200 g de gamba pelada

3 o 4 guindillas

2 dientes de ajo para las angulas sucedáneas

2 dientes de ajo para las almejas

Aceite

Sal

Harina

Pimienta

Perejil

Vino blanco


.
PREPARACIÓN

Poner las almejas en agua con sal o en agua con gas para que suelten la arena.

En una cazuela con aceite sofreír dos dientes de ajo cortaditos. Antes de que se lleguen a dorarse poner una cucharadita colmada de harina.

Majar cuatro ramitas de perejil, añadir al mortero un vasito de vino blanco y agregarlo todo a la cazuela.

Dejar hervir unos minutos hasta que la salsa adquiera consistencia, salpimentar y agregar las almejas lavadas y escurridas. Tapar la cazuela y dejar hervir unos minutos hasta que las almejas se abran. Añadir un poquito de agua si fuera preciso.

En una sartén con aceite dorar dos dientes de ajo laminados, saltear las gambas, poner las guindillas (al gusto) y añadir las angulas sucedáneas. Dar un par de vueltas y echar en la cazuela de las almejas. Servir caliente.





Fuente: este post proviene de Juego de Sabores, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

A mí me recuerda una máscara africana o carnavalesca. En realidad la fougasse es un pan plano, crujiente, que suele tener una forma triangular y que presenta varios agujeros o incisiones, una más gran ...

¿Sabéis cuando una se levanta de la cama por la mañana con la idea fija de querer comer un plato concreto? Pues eso es lo que me ocurrió el otro día. Me apetecía comer unos buenos raviolis de espinaca ...

Contrariamente a lo que se cree una crema no tiene que llevar forzosamente un lácteo entre sus ingredientes. Se dice que una sopa es una crema por su textura final, menos líquida que la sopa. Decimos ...

A finales de verano hay que cumplir con el rito de ir a coger moras al campo. A base de años ya hemos ido adquiriendo experiencia y vamos pertrechadas con guantes de jardinería, ropa de manga larga, r ...

Recomendamos