comunidades

Arroz con leche a tu salud, Blancanieves.



 Llevo todo el día recordando una imagen televisiva de mi infancia: Era el programa de la Dirección General de Tráfico que empezaba con la alegre secuencia de un coche estampanándose varias veces contra una roca tremenda mientras una voz en off nos alegraba la tarde con aquello de " El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra"
  Yo reconozco que en mi condición de cánido sentía una alegría malévola sintiéndome inmune. Pues no, los otros animales no sé, pero yo soy capaz de tropezar las veces que haga falta


  No se si recordáis mi affaire con la Madrastra de Blancanieves y como esa pequeña pájara le creó a la pobre la leyenda negra o como de nuevo me la dejé colar y acabó por robarme el coche.
  Esta vez temí lo peor al recibir una sentida carta de disculpa en la que me invitaba a su boda. Decía que era importantísimo que la perdonase o sería un mal presagio para su nueva y feliz vida junto a un príncipe encantador. De hecho me pedía que fuera su padrino ¡Nada menos!
  Ya me imaginaba alguna de sus jugarretas cuando llegase al lugar de la ceremonia y me encontrase mas solo que la una, pero en ese momento llegaron los tres cerditos alteradísimos por el notición: Ellos también estaban invitados, lo mismo que Pinocho, Caperucita, Pedrito el Pastor...todos mis vecinos.
  Quizá era cierto y se había  reformado, no sería yo quien les aguase la fiesta a todos.


  El día del evento nos reunimos todos en el lugar convenido, una capillita un poco apartada pero coqueta a rabiar. Yo lucía mis mejores galas, incluso gardenia en el ojal, no me había olvidado ni del arroz para cumplir con todas las supersticiones propias de estos casos.
  Pasó el rato y la novia no aparecía, pero todos sabemos que eso es lo que le da emoción a estas cosas.
  A las dos horas nos quedó claro que otra vez nos la había metido por la escuadra. El personal volvió a casa bastante mosca, después de emperifollarse para una boda real, pero eso no fue nada comparado con el globo que pillaron al descubrir que la niñata y esos enanos sarnosos habían aprovechado nuestra ausencia para desvalijarnos a fondo: No había quedado casa sin limpiar, ni la de paja, ni la de madera ni la de ladrillo, se las habían trabajado todas...


  Como en el fondo me esperaba algo así en lugar de hacerme mala sangre, cogí el arroz y me preparé un buen postre, que a mi Blancanieves no me amarga el día.


Arroz con leche de almendras
240 gr. de arroz bomba
100 gr. de azúcar + 1cs.para las almendras
1,5 l. de leche de almendras
1 palo de canela
la cáscara de 1 limón
canela molida
   Lavar el arroz bajo el grifo hasta que el agua salga limpia, sin restos de almidón.
   Poner a fuego medio la leche de almendras con el azúcar, el palo de canela y la cáscara . Cuando rompa a hervir añadir el arroz y cocinar removiendo frecuentemente hasta que esté en su punto y retirar. Poner en una fuente y dejar enfriar.
   Mientras en un cazo poner la almendra a fuego medio-alto, cuando empiecen a dorarse espolvorear con la cucharada de azúcar extra y remover hasta que estén caramelizadas.
   Servir el arroz espolvoreado con las almendras y la canela.


Fuente: este post proviene de El picnic del Sr Lobo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

En este bosque puedes encontrarte a personajes que serían impensables en cualquier otro lugar: Hadas, duendes, príncipes/rana, princesas con problemas, enanitos, cerdos descerebrados...Lo que conviert ...

Etiquetas: recetas postres

Recomendamos

Relacionado

general indice dulce con thermomix dulce thermomix ...

¿habías visto alguna vez una paella de arroz con leche? yo no. Ya sabes que no soy nada creativa y para mí es un auténtico drama cuando llega el momento de hacer las fotos para publicar la receta en mi blog. Hay veces que estoy más inspirada que otras pero por lo general casi nunca lo estoy. Por eso, cuando preparé este delicioso arroz con leche y tuve la genial idea de presentarlo en una paellera ...

recetas postres almendra arroz ...

Ya sabéis que una de las cosas que más me gusta del mundo mundial es viajar y descubrir sitios, gente y costumbres nuevas. Llevamos unos años visitando los países del norte de Europa, Suecia y Noruega, que nos han conquistado por sus preciosos paisajes. Una de las cosas que más nos han sorprendido es la gastronomía de estos lugares, ya que para mi era totalmente desconocida y llena de ingredientes ...

recetas postres arroz integral leche de almendras ...

"Las dietas ricas en cereales integrales y en alimentos de origen vegetal, cuyo contenido de grasa total y de colesterol es bajo, puede disminuir el riesgo de cardiopatía y de ciertos tipos de cáncer" (Declaración de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de los Estados Unidos). "Consumir diariamente de dos a tres porciones de alimentos integrales puede disminuir el riesgo ...

cocina internacional dulce postre ...

Desde niña me ha gustado el arroz con leche. Recuerdo el olor que había en la cocina cuando mi madre lo preparaba, que era con bastante frecuencia. El olor cremoso de la leche caliente, el cítrico del limón y el especiado de la canela en rama, son olores que me transportan a la niñez y me hacen feliz. Cuando Leyre me propuso hacer arroz con leche para nuestro menú saludable para la sección Cocina ...

recetas postres postres recetas de la abuela

Mi abuela Nelly hacía el arroz con leche mas delicioso que he probado, a diferencia de muchos no era cremoso, si no líquido, aromático y lo comíamos muy frío. Cada vez que lo preparo me remonto automáticamente a mi infancia y a esos platos rebosantes de arroz con leche. Creo que nunca me ha quedado tan rico cómo a ella, pero bueno acá les dejo esta receta que les va a encantar. Arroz con leche me ...

general postres recetas de la abuela

Mi abuela Nelly hacía el arroz con leche mas delicioso que he probado, a diferencia de muchos no era cremoso, si no líquido, aromático y lo comíamos muy frío. Cada vez que lo preparo me remonto automáticamente a mi infancia y a esos platos rebosantes de arroz con leche. Creo que nunca me ha quedado tan rico cómo a ella, pero bueno acá les dejo esta receta que les va a encantar. Arroz con leche me ...

recetas postres arroz postres ...

Tengo un montón de libros de cocina, fascículos y recortes de revistas donde veía recetas. Pero tengo unos, de la gran cocinera asturiana Maria Luisa García, que son los que me han sacado de más de un apuro. Como podeir ver, tengo la colección casi completa (me acabo de enterar de que me falta uno). Y precisamente ésta receta de arroz con leche, la saqué del libro "Platos típicos de Asturia ...

recetas postres arroz con leche arroz con leche de coco ...

Pensaba leer muchas recetas de arroz con leche hecho en leche de coco para ver que diferencias de preparación tenían, pero decidí hacerlo de la misma manera que hago siempre el arroz con leche tradicional y ver que pasaba. Pues pasó que quedó exquisito. En el mundo de los arroces con leche hay tantas recetas como abuelas, sin contar que es una preparación universal (exagerar es lo mío). Entonces ...

recetas postres almendras arroces ...

Esta entrada va dedicada a las personas con intolerancias alimentarias. Hay postres tradicionales que no puede comer todo el mundo. Mi cuñado Nacho, por ejemplo, tenía de niño intolerancia a la lactosa y no es capaz de comer lácteos, ni natas ni quesos. Es un problema a la hora de preparar postres. Este arroz con leche no lleva gluten ni lactosa, así que, para qué resistirse a un postre especial c ...

recetas postres de cuchara de toda la vida ...

El arroz con leche es una de las recetas más tradicionales que tenemos y que merece mucho la pena hacerle un lugar entre nuestros postres. No solo está buenísimo si no que también es casi seguro que no tengas que salir a comprar nada para hacerlo ya que necesitarás ingredientes muy básicos y que habitualmente solemos tener en nuestra despensa. Una vez más al abrir la puerta al mensajero y ver que ...