comunidades

Canelones de atún y huevo

Canelones de atún y huevo



¿A quién se le resisten unos canelones? Son uno de nuestros platos favoritos y esta semana os proponemos estos de atún y huevo, que están de miedo. Además, si los rellenáis con la manga pastelera los prepararéis en un abrir y cerrar de ojos. Que los canelones tienen fama de latosos y no tienen por qué serlo. ¿Os animáis?

¿Qué necesito?

Placas precocidas de canelones
2 latas de atún en aceite de oliva
3 huevos
1 cebolla
Salsa de tomate casera (esta es nuestra receta)
Aceite de oliva
sal
Queso para gratinar

Para la bechamel:
2 cucharadas colmadas de harina
2 cucharadas colmadas de mantequilla
leche
nuez moscada
pimienta blanca

¿Cómo lo hago?

Preparamos las placas de pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. En la mayoría de los casos, basta con sumergirlas en agua caliente unos 20 minutos, removiéndolas de vez en cuando para que no se peguen.
Mientras tanto, ponemos los huevos a cocer en agua. Por otro lado, escurrimos el atún con ayuda de un colador, para eliminar todo el aceite posible y evitar que la masa de los canelones resulte aceitosa.

Mientras dejamos que se escurra el atún, picamos la cebolla en brunoise y la doramos en una sartén con aceite de oliva a fuego medio. Cuando la cebolla esté translúcida, agregamos el atún y removemos todo en la sartén solo un par de minutos. Añadimos unas cucharadas de salsa de tomate casera, lo justo para que la mezcla de atún adquiera algo de jugosidad, pero sin pasarnos (no queremos que la masa quede líquida). Retiramos la sartén del fuego y reservamos.



Pelamos los huevos cocidos y en el vaso triturador de la batidora eléctrica los picamos junto con el relleno de atún.



Colocamos el relleno en una manga pastelera desechable y distribuimos porciones homogéneas en las placas de pasta. Cerramos cada una de las placas para formar los canelones.



Ahora es el momento de preparar la bechamel. Derretimos en un cazo la mantequilla, agregamos la harina de golpe y removemos hasta que se forme una bolita. Vamos añadiendo leche poco a poco y removiendo hasta conseguir la bechamel de la textura deseada. Por último, aderezamos con pimienta y nuez moscada al gusto.



En una fuente apta para el horno, cubrimos la base con salsa de tomate. Disponemos encima los canelones y los cubrimos con la salsa bechamel y con el queso rallado. Gratinamos en el horno hasta que se funda el queso y listos para servir.



¿Qué más necesito saber?

Si preferís un relleno notando la textura del atún y la cebolla, basta con no pasar la farsa por la trituradora.
Fuente: este post proviene de Vuelta y vuelta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Zamburiñas en salsa

Zamburiñas en salsa. La Navidad se acerca y la verdad es que yo estoy encantada. Disfruto un montón de estas fechas y, por supuesto, también de los platos especiales que preparamos para todas las comi ...

Tarta de manzana y queso de cabra

Tarta de manzana y queso de cabra. Hoy traigo una de esas recetas que cuando la haces una vez, no puedes dejar de prepararla, y es que te va a salvar la vida en más de una ocasión. ¿Por qué? os pregun ...

Pan de calabaza y nueces

Pan de calabaza y nueces. Aunque en Galicia este año el frío parece que se resiste a llegar, el otoño es la época perfecta para disfrutar de la cocina ya que nos trae un montón de alimentos buenísimos ...

Medallones de queso con membrillo

Medallones de queso con membrillo. El otoño llega con un montón de delicias bajo el brazo como setas, calabazas y, por supuesto membrillos. Con esta fruta creamos uno de los dulces más buenos que hay ...

Etiquetas: Como en casa

Recomendamos