Gastro Andalusi Idea guardada 347 veces
La valoración media de 252 personas es: Excelente

Cazuela de bacalao con patatas y huevos

Cazuela de bacalao con patatas y huevos, el sabor de la cocina tradicional.

Nuestra prima Federica de Aldeahermosa de Montizón, vive en Valencia, y cuando vienen a la Aldea en las vacaciones de Semana Santa, nos prepara esta Cazuela de bacalao con patatas y huevos, que resume la cocina tradicional en un sólo bocado.

He fotografiado a Federica haciendo esta receta de cazuela de bacalao con patatas y huevos paso a paso, para que disfrutéis de su simpatía y para nosotros disfrutar de tener inmortalizado este plato que gozamos ese día en la mejor compañía.

Si os gustan las recetas de bacalao, pinchando el link os he dejado un listado con todas las que tenemos en el blog. El bacalao en la provincia de Jaén, a pesar de ser una provincia de interior, se consume durante todo el año, y a nosotros ¡nos encanta!.


Cazuela de bacalao con patatas y huevo ¡El sabor de la cocina tradicional!
Clic para tuitear

Tenemos multitud de recetas en nuestra gastronomía tradicional que cuentan con el bacalao como protagonista principal. Espero que con este blog podamos mantener en el recuerdo todas estas tradiciones y que no se queden en el olvido con las generaciones venideras.







Cazuela de bacalao con patatas y huevo



El sabor de la cocina tradicional

1 kg bacalao desalado del día anterior

harina de trigo ((emborrizar el bacalao))

1 kg patatas de buena calidad cortadas en panadera

6 huevos ((uno por persona))

1 cebolla cortada en brunoise ((cuadraditos pequeños))

1 litro caldo de pescado

azafrán en hebra

perejil

aceite de oliva virgen extra ((para freír bacalao y patatas))

En primer lugar pondremos a desalar el bacalao cortado en piezas el día de antes. Le cambiamos el agua cuando lleve un par de horas.

Emborrizamos el bacalao en harina de trigo y freímos en una sartén con abundante aceite de oliva virgen caliente. Conforme estén dorados y fritos, los vamos apartando en una cazuela de barro.

Una vez frito el bacalao, es el turno de las patatas. Cubrimos el fondo de una sartén con aceite de oliva virgen extra, y freímos las patatas hasta que estén doradas. Es importante no pasarse para que no se rompan.

Con ayuda de una espumadera, vamos sacando las patatas dejando que escurran en la sartén el aceite restante, y vamos colocando las patatas encima del bacalao en la cazuela de barro.

En el aceite que han dejado las patatas freímos la cebolla cortada en cuadraditos, y una vez que empiece a coger color, la echamos por encima de las patatas en la cazuela de barro.

Añadimos a la cazuela perejil picado fino, y azafrán en hebra. Agregamos el caldo de pescado (sólo hasta cubrir levemente las patatas) y ponemos el fuego a medio (entre 6-7 en vitro o inducción)

Cuando empiece a hervir, probamos de sal (entre el caldo y el bacalao no suele ser necesario añadirme más, pero por si acaso). Cascamos por encima los huevos. Y retiramos el guiso del fuego cuando las claras estén cocinadas y las yemas en su punto. OJO!! Vigila bien que las yemas no se pasen.

Disfrutar con un buen vino y pan de pueblo :)

Agradecer a Federica su infinita paciencia dejándome hacer estas fotos de su deliciosa receta de bacalao que con cariño hoy compartimos con todos vosotros. Ya sabéis que este blog vive gracias a vuestras muestras de afecto que nos empujan a seguir haciendo este recopilatorio de recetas familiares.





¡¡Buen provecho!!

Fuente: este post proviene de Gastro Andalusi, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos