A teacher in the kitchen Idea guardada 16 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Chipirones rellenos en salsa de tomate con riso venere

Hace años, cuando yo era aún pequeña y nos juntábamos todos en casa de mis padres para celebrar las fiestas, una de las recetas que mi madre siempre preparaba por Navidad eran chipirones rellenos en su tinta con guarnición de arroz blanco. Era algo que me horrorizaba, pues era incapaz de entender cómo algo bañado en una salsa negra (¡Tinta!) podía gustarle a alguien. Sorrpendentemente mi madre no me obligaba a comerlo (sería por eso de las fiestas), y preparaba un menú aparte para los niños, así que no fue hasta años después cuando los probé por primera vez y debo decir que a regañadientes, porque el color seguía sin convencerme demasiado. Hoy día, es un plato que me gusta mucho y he querido rememorar aquellos años variando un poco la receta, quitándole protagonismo al negro, que es algo que sigue sin convencerme demasiado, al menos en un plato.

CHIPIRONES RELLENOS EN SALSA DE TOMATE

CON RISO VENERE

Ingredientes para 2 personas:

PARA LOS CHIPIRONES:

1/2 kg de chipirones frescos; 1 cebolla fresca; 1 diente de ajo;

20 aceitunas sin hueso; 1 huevo cocido; 10 gambas frescas;

1 chorro de vino blanco seco; Sal; Pimienta negra; Aceite de Oliva.

PARA LA SALSA:

1 cebolla; 1 diente de ajo; 1 brick de tomate frito; 1 rama de albahaca fresca;

Sal; Agua; Aceite de Oliva.

PARA EL ARROZ:

50 grs de riso Venere; Agua; Sal; Aceite de Oliva.

PARA DECORAR:

Germinados de Rábano



Para comenzar es importante limpiar bien los chipirones, reservando las patas y las aletas. Picamos estas y la cebolla y el ajo bien finos y los ponemos a dorar en una sartén con aceite. Cuando la cebolla empiece a transparentarse, añadimos un chorro de vino blanco y subimos el fuego hasta que e evapore el alcohol. Una vez listo, añadimos las aceitunas picadas, el huevo cocido previamente picadito y las gambas peladas y troceadas y salteamos todo junto durante un par de minutos. Salpimentamos y dejamos enfriar en un bol aparte.

En la misma sartén preparamos la salsa, para ello ponemos un chorrito de aceite y ponemos a pochar la cebolla y el ajo troceados bien finos. Añadimos un chorro de vino y dejamos evaporar. En ese punto añadimos el tomate y una rama de albahaca. Bajamos el fuego y dejamos unos 15 minutos. Cuando se haya reducido el tomate, añadimos un poco de agua, sal y pimienta, removemos, cocinamos otros dos minutos y reservamos.

Procedemos ahora a rellenar los chipirones con ayuda de una cucharilla sin llegar a rellenarlos del todo, pues al cocinarse merman y se pueden romper. Los cerramos con ayuda de un palillo y repetimos la operación hasta que estén todos listos. Introducimos en la salsa de tomate de la que habremos retirado la rama de albahaca y dejamos cocinar unos 5 minutos por cada lado aproximadamente dependiendo del tamaño de los chipirones (para saber si están listos, podemos pincharlos un poco con un palillo, si lo atraviesa fácilmente es que están en su punto). antes de servir, retiramos el palillo.

Para la guarnición de arroz, ponemos aceite en una cacerola y añadimos el arroz que saltearemos un par de minutos. Salamos y añadimos agua caliente. Lo cocinamos como si fuese un risotto, añadiendo agua caliente según la va absorbiendo y sin dejar de remover. Como es un arroz integral, quedará más chicloso que el normal, pero con 20 minutos de cocción será suficiente.

Emplatamos poniendo primero la salsa, sobre ella dispondremos los chipirones intercalándolos con un poco de arroz y decoramos con germinados o brotes frescos.





Los chipirones son una buena elección como plato principal para estas fiestas. Además de ser algo muy económico son verdaderamente deliciosos y muy versátiles, ya que admiten muchos tipos de rellenos y salsas. El arroz que he elegido como guarnición es de la marca Gallo y se puede encontrar en cualquier grande superficie, pero podéis sustituirlo por arroz blanco normal, arroz basmati, quinoa, cuscus...o si me ponéis, unas patatas fritas a lo pobre. Eso sí, tened un buen pan a mano porque esa salsita de tomate es adictiva.

¡Felices fiestas y hasta el próximo post!

Fuente: este post proviene de A teacher in the kitchen, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Orecchiette ai Cime di Rapa

La receta que hoy os traigo, que acabo de preparar para el tupper de Sergio de mañana, es un plato típico del sur de Italia, más concretamente de la región de Puglia, que para que os ubiquéis está en ...

Etiquetas:

Recomendamos