comunidades

Cupcakes de mango y naranja con crema de mascarpone

Este mes es muy especial. Estamos de aniversario. ¡Si, nada más y nada menos que 100 desafíos! Yo no he hecho tantos porque no llevo desde el inicio del grupo, pero no andaré muy lejos...Y para celebrarlo, el desafío de este mes es ¡cupcakes! Para algunos "esas magdalenas con algo por encima". Pero nada más lejos de la realidad. Un cupcake, como su nombre indica (pastel en taza) es un pastel pequeñito. Así que tanto el bizcocho como la crema pueden ser de cualquier cosa. Y también los podemos hacer rellenos, como mis cupcakes selva negra. así que me parece una idea perfecta para celebrar un aniversario. La decoración más sencilla es hacer un copete con una boquilla rizada, pero ya que hace siglos que no toco la manga pastelera, he decidido hacer unos cupcakes florales. ¡Además estamos en primavera!



Para el bizcocho quería hacer algo diferente, porque mis recetas favoritas ya están publicadas. La mezcla de mango y naranja me pareció muy fresca y la verdad es que el resultado no defrauda. La crema de queso siempre la hago con queso de untar, pero nunca consigo que me quede lo suficientemente consistente para darle forma con la manga, así que decidí probar con mascarpone, que al tener más grasa, debería quedar más consistente. El resultado podéis verlo en las fotos. Eso si, si tenéis las manos calientes como yo, es probable que a mitad de la decoración la crema empiece a perder consistencia y la tengáis que meter un rato en la nevera



Ingredientes

Para unos 18 cupcakes

Cupcakes

2 huevos

150g de mantequilla a temperatura ambiente

200g de azúcar

260g de harina

1 mango maduro

Zumo y ralladura de 1 naranja

7g de levadura en polvo

Crema de mascarpone

250g de mascarpone

180g de azúcar glasé

1 cucharadita de pasta de vainilla

Colorante alimenticio en pasta en gel en color rosa y azul

Decoración

1 boquilla rizada cerrada (2D Wilton)

1 boquilla de hojas (352 Wilton) aunque yi hubiera usado una un poco más grande de haberla tenido

2 mangas pasteleras

Pasos

Batimos la mantequilla con el azúcar. Separamos las yyemas de las claras de los huevos y añadimos las yemas a la mezcla

Pelamos y troceamos el mango. Lo pasmos por la batidora hasta obtener un puré lo más fino posible. Lo agregamos a la masa. Añadimos la harina tamizada mezclada con la levadura poco a moco, removiendo lentamente, hasta que quede perfectamente integrada. Añadimos el zumo y la ralladura de naranja y seguimos batiendo.



Montamos las dos claras a punto de nieve y las añadimos a la masa mezclado con una espátula suavemente.



Utilizamos una bandeja para cupcakes. Colocamos moldes de papel para cupcakes en la bandeja y los rellenamos aproximadamente 2/3. Yo utilizo una cuchara de helado llenándola bastante, que tiene la medida perfecta. Horneamos en el horno precalentado a 180º durante unos 25 minutos o hasta que la pinchar con un palillo, este salga seco.



Dejamos reposar 10 minutos y los pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Ahora pasamos a la crema. Quitamos todo el suero que tenga el mascarpone. Añadimos el azúcar y la vainilla y batimos a velocidad máxima hasta que tenga una textura cremosa. Dividimos la crema en dos partes. De una de las partes apartamos dos cucharadas generosas.

Teñimos una parte de rosa y la otra de azul. Las cucharadas que hemos reservado las dejamos en blanco. El colorante en gel tiñe mucho, por lo que solo hace falta echar unas gotitas. Yo suelo utilizar un palillo de madera que meto dentro del bote de colorante y luego lo unto en la crema y remuevo bien, hasta obtener un color uniforme

Ahora vamos con la decoración. Para las flores rosas utilizamos la boquilla de hojas. Rellenamos la manga y hacemos un círculo de pétalos por el exterior del cupcake. El truco está en echar bastante crema pero no estirar mucho, para que los pétalos queden gorditos. Vamos haciendo círculos hasta llegar al centro del cupcake. Para rematar ponemos la boquilla en vertical y hacemos un par de pétalos





Para las hortensias he querido hacer dos tonos, blanco y azul. Si os parece muy complicado (de verdad que no lo es) podéis hacerlos sólo en azul. Para estos cupcakes utilizamos la boquilla rizada. Montamos la manga pastelera. Hacemos una raya con la crema pastelera blanca a cada lado de la manga (¡por dentro!) Con cuidado de que la crema blanca quede pegada a las paredes de la manga, la rellenamos con la crema azul. Vamos haciendo círculos concéntricos de pétalos. Si queda algún hueco, podemos rellenarlo con otro pétalo. En este caso los pétalos se hacer apoyando la coquilla verticalmente sobre el cupcake y apretamos para que salga la crema, dejamos de apretar y entonces levantamos la manga, no antes. Si queremos dar un aspecto más natural podemos dar un leve giro de muñeca al levantar la boquilla





Mis cupcakes rosas llevar además un polvo plateado que da un color muy bonito. las mariposas están hechas con fondant blanco teñido y un cortador en forma de mariposa. Todo esto es opcional. Quedan más bonitos, pero yo creo que no merece la pena gastarse el dinero si no son cosas que tienes por casa, como es mi caso



Podéis ver aquí el retos de desafíos. Como amante de los cupcakes, seguro que encontraré más de una receta para mi lista to-do



Fuente: este post proviene de Con las manos en la masa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Buenas! Esta es mi primera receta desde que dejamos el grupo de Desafío en la cocina. Me hubiera gustado publicar antes, más vale tarde que nunca! Lo peor es que la tarta está hecha desde hace un mes ...

Recomendamos