A mi me gusta comer Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Dip de garbanzos: receta exprés y de aprovechamiento

No recuerdo haber pasado en mi vida tanto calor como este verano... lo recordaré, sí... toda la vida.
Me cuesta hasta ponerme delante del ordenador, porque en la habitación donde lo tengo no hay aire acondicionado, y a ninguna hora del día o de la noche se aguanta este sofoco...
Pero quiero hacer un esfuerzo, que tengo varias recetas que me gustaría mostraros antes de las vacaciones... ¡a ver si lo consigo!
Y hoy os muestro una manera de tomar legumbres en verano, y que no nos entren los mil calores de la muerte. Un dip de garbanzos (que no hummus), que en realidad lo podéis hacer como os dé la gana, porque lo importante aquí es que os sepa rico...


INGREDIENTES

-Garbanzos cocidos (yo de bote)

-Tomate frito (casero o de bote... yo de bote)

-Ajopere 

-Sal para rectificar, si hiciera falta

-Aceite de oliva virgen

-Pimentón ahumado picante

PREPARACIÓN

-Lavar y escurrir los garbanzos cocidos. Ponerlos en un recipiente alto, para batidora.

-Añadir ajopere y tomate frito al gusto (cantidades al gusto, según nuestras preferencias y la cantidad que vayamos a hacer). Batir hasta obtener la textura deseada.

-Rectificar de sal si fuera necesario.

-Servir en un bol, tibio mejor que frío del todo.

-Añadir un chorro de un buen aceite de oliva virgen por encima y espolvorear pimentón picante, y acompañar de galletitas o verduritas (palitos de zanahoria) para mojar.



NOTAS

-Si cocemos los garbanzos en casa, para sopa o cualquier otra receta, quedarán más gustosos, y podremos también batir una pequeña cantidad de las verduras que hayamos añadido también a la receta.

-Además, si tenemos caldito de cocción, podremos añadir un poco si vemos que nos queda demasiado espeso, aunque también podemos jugar con la cantidad de tomate frito para conseguir el efecto deseado.

-Las cantidades van al gusto, como los garbanzos ya están cocidos, podemos ir probando hasta encontrar el punto que nos agrade.

-Muchísimo mejor si lo servimos tibio que frío, al menos a mi gusto.

-Yo los acompañé de galletitas Quelitas, de la caja de Degustabox, y son geniales porque no se rompen cuando queremos untar.



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la muestra de Quelitas para probarlas y reseñarlas).

Fuente: este post proviene de A mi me gusta comer, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ensalada de pollo

Con estos calores no apetece comer caliente... O más que comer caliente, cocinar. Por eso, podemos recurrir a los restos que tengamos en la nevera y montarnos una ensalada completa y fantástica, sin t ...

Solomillo a la sal

No me llevo del todo bien con la cocina a la sal, y es que no le suelo encontrar el punto a la carne y me suele quedar excesivamente hecha y por tanto algo seca. Esta vez la hice muy al punto, y la ve ...

Ensaladilla

Un día en el trabajo nos explicó una compañera sobre una chica que trabajó hace años en la empresa. La chica era rara, y llegó a dejarse de hablar con varias personas por una discusión sobre la ensala ...

Recomendamos