Blog de Patricia Pamos Idea guardada 101 veces
La valoración media de 33 personas es: Muy buena

Tartas sin horno: 6 recetas distintas

¿Eres de los que tiene el horno prácticamente como un elemento decorativo más de la cocina porque no te aclaras con él? Si tu respuesta es que sí y has renunciado a la repostería casera por ello, estás de suerte con este post donde te vamos a enseñar que puedes hacer tartas sensacionales sin necesidad de usar el horno.

Imagen 2


Uno de los principales secretos de la mayoría de estas tartas sin horno es que usan gelatina o grenetina para cuajar la masa, lo que hace que no requiera de ningún tipo de cocción siendo el frío de la nevera el que permite terminar de dar consistencia al pastel. ¿Tienes preparada la cucharilla de postre? Comenzamos con el repaso a las tartas sin horno. ¡Tenemos para todos los gustos!

Imagen 1


Tarta sin horno a los dos chocolates

Sobre una base de galletas con mantequilla, se coloca una masa-crema compuesta de queso crema, azúcar, vainilla, chocolate blanco y grenetina (gelatina neutra) disuelta en agua. Tras unas horas en la nevera, sacamos la tarta y la cubrimos con chocolate fundido negro (ya frío). Sólo queda desmoldar y decorar al gusto. Un detalle son las fresas que se colocan en el molde para que sean los laterales de la tarta. 



Tarta de frutas y crema pastelera sin horno

Como el caso de la anterior, en esta tarta, cuya receta es del blog Postres de Locura la base se compone de galletas trituradas mezcladas con mantequilla. Luego, hacemos una crema pastelera para colocarla sobre la base y para coronar la tarta se prepara una gelatina de melocotón para la que se usa esta fruta en almíbar. Finalmente, se decora al gusto o cómo vemos en la imagen: con rodajas de melocotón formando una flor cuyo centro se hace con láminas de fresa. 

Imagen 0


Tarta facíl de mango y chocolates sin horno

Esta tarta del blog Dvicio Barcelona, se compone, primero, de una base como la de las anteriores tartas, aunque también se añade un toque de canela para aromatizarla. La crema que compone la tarta se hace con mango hecho papilla en un cazo junto con azúcar, zumo de naranja y mantequilla. A esta mezcla se le añade nata (crema de leche) para montar y hojas de gelatina. Tras dejar reposar la mezcla en la nevera, el autor de la receta recomienda decorarla con cacao en polvo y pedacitos de mango. 

Imagen 3


Tarta de frutas sin horno

Una de las tartas para sorprender donde la lleves. La base de esta tarta es una sandía. Sí, sandía, pero no la pulpa, sino la mitad de una sandía cortada de manera que quede como el típico bizcocho genovés alto elaborado para tartas. En el vídeo verás la técnica para darle esa forma. Una vez que tienes la sandía cortada, recubres esta peculiar masa con nata montada (crema de leche), decoras los bordes con almendras laminadas y la superficie con frutas variadas. 



Tarta sin horno de zanahoria

Las famosas carrot cake requieren de horneado, pero no te preocupes, que te traemos esta versión del blog Las recetas de Isafrape, en la que no tendrás que encenderlo. Para prepararla se hace primero una pasta de zanahoria con esta hortaliza cocida y machacada junto a unos bollos suizos, azúcar, el agua de la cocción, coco rallado, nueces picadas y un poco de jengibre y pimienta. Esta pasta sirve de base. Sobre ella se echa una capa de crema de queso y se finaliza con otra capa de pasta de zanahoria. Para finalizar, se unta la superficie con un poco de crema de queso mezclada con Nutella o Nocilla. 

Imagen 4


Tarta arcoiris sin horno 

Seguro que has visto alguna vez la Rainbow Cake o tarta arcoiris compuesta de capas de bizcocho de distintos colores. Para hacerlos, lógicamente, necesitas horno. Pero te damos el placer de preparar esta tarta sin usar este electrodoméstico gracias a la versión del vídeo que verás a continuación. En este caso, se hacen pequeños pastelitos de base de galletas Oreo machacadas. Las capas de estos rainbow-pastelitos se hace con una masa queso crema, leche condensada, extracto de vainilla, zumo de limón y grenetina o gelatina disuelta en agua. Esta masa se divide en distintas mangas pasteleras y se tiñe distintos colores con colorante comestible. Luego, rellenamos el molde alternando las cremas de colores. ¡Mira qué bonitos quedan!



 
¿Te puedes decidir solo por una de estas tartas sin horno? Cuéntanos cuál es la que más te ha gustado en nuestro muro de Facebook. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos