Juego de Sabores Idea guardada 28 veces
La valoración media de 53 personas es: Muy buena

HELADO DE COCO



Cuando hicimos la receta de las Cocadas ya hablábamos en la introducción de los recuerdos de infancia que nos evocaba el coco y su exotismo. En estos días de calor agobiante, tropical, un helado de coco ayuda a pasar los rigores del verano y a viajar, aunque sólo sea con la imaginación, a doradas playas de arena fina, con cocoteros, hamacas bajo parasoles y baños refrescantes. ¡Ánimo! Que soñar no cuesta dinero y hacer un helado como éste es un entretenimiento y el resultado, una delicia.

RECETA

.
INGREDIENTES

400 g de leche de coco.

100 g de coco rallado o natural.

400 de nata (crema de leche) para montar 35 % materia grasa.

80 g de azúcar.

40 g de azúcar invertido.

INGREDIENTES AZÚCAR INVERTIDO

150 g de agua embotellada.

350 g de azúcar.

2 sobres de gasificante: uno blanco (ácido tártico y málico) y otro morado (bicarbonato sódico).


.
PREPARACIÓN DEL HELADO

Si utilizamos coco natural romper el coco con ayuda de un martillo y aprovechar su jugo; quitar su corteza exterior y triturar los 100 g que necesitamos para la receta con el azúcar, agregar el resto de ingredientes, excepto la nata (crema de leche).

Montar la nata (crema de leche) que tiene que estar bien fría así como el recipiente en el que se vaya a montar y añadir a la preparación anterior.

Dejar reposar unas horas en la nevera y meter en la heladora que habremos tenido previamente en el congelador.

Una vez mantecado el helado guardar en un recipiente hermético en el congelador hasta el momento de servir.


.
PREPARACIÓN DEL AZÚCAR INVERTIDO

Poner el agua en el vaso de la Thermomix y programar 4 minutos temperatura 50 º velocidad 4.

Agregar el azúcar y programar 6 minutos 80 º velocidad 4.

Cuando alcance los 80 º agregar el sobre blanco y mezclar unos segundos en velocidad 4.

Antes de añadir el sobre morado tenemos que esperar a que la temperatura baje a 60 º, en ese momento poner el contenido del sobre morado, mezclar de nuevo unos segundos y cuando esté frío meter en un tarro de cristal con cierre hermético.

Guardar en la nevera.

Se conserva durante mucho tiempo en la nevera. Es importante tener siempre preparado, ya que con si lo utilizamos los helados no cristalizan.

Si lo hacéis sin Thermomix, utilizad un termómetro para controlar las temperaturas.







Fuente: este post proviene de Juego de Sabores, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo hacer granola

Hicimos esta receta porque en invierno, cuando las frutas no son tan apetecibles, nos gusta cenar de postre yogourt con granola. Desde que hemos ido reduciendo el azúcar en nuestra dieta, las granolas ...

Puré de calabaza y manzana

Quien tiene un amigo tiene un tesoroo una calabaza. Cuando llegan los días otoñales nuestra cocina se llena de calabazas porque una buena amiga nos obsequia cada año con este fruto. No es raro pues qu ...

Chicharro al horno

Me planto delante del puesto de pescados del mercado con la duda existencial de qué comprar. Cuando una llega a este extremo de indecisión, lo mejor es dejarse aconsejar por un profesional. “Mir ...

Etiquetas: POSTRES

Recomendamos