comunidades

Helado Magnum casero de chocolate almendrado sin lactosa

Hacer paletas o helado Magnum casero de chocolate almendrado sin lactosa es más fácil de lo que parece. Cuando publiqué mi libro de Postres sin Lactosa en enero de este año, tenía claro que en la sección de helados sin lactosa tenía que aparecer el famoso Magnum de chocolate almendrado sin lactosa y casero. Y meses después, aquí lo comparto con todos vosotros en mi blog.

El helado Magnum es un polo o paleta rellena de vainilla y cubierta de crujiente chocolate almendrado. Aunque hay Magnums de distintos sabores. Los hay cubiertos de chocolate liso, sin almendras; los hay cubiertos de chocolate blanco, incluso cubiertos de doble capa de chocolate.

Helado Magnum casero de vainilla cubierto de chocolate almendrado sin lactosa


Yo tenía claro que quería hacer mi propio helado Magnum casero sin lactosa con chocolate almendrado. Pero para hacer las paletas con la misma forma de los Magnum necesitamos un molde especial que podemos comprar por internet o en algunos supermercados. Aquí os dejo el enlace:

Para el relleno de las paletas Magnum cubiertas de chocolate yo voy a usar helado de vainilla sin lactosa que ya aprendimos hacer y que me queda buenísimo. Si no queremos hacerlo de manera casera, en supermercados ya podemos encontrar tarrinas de helado de vainilla sin lactosa de muchas marcas.

Aunque podemos rellenar nuestro Magnum casero con chocolate almendrado del sabor que queramos: de helado de nata (crema de leche) sin lactosa, de helado de fresa sin lactosa o una opción que tiene que estar de muerte y que tengo que probar algún día, relleno de helado de tarta de queso sin lactosa y cubierto de chocolate blanco sin lactosa.

Helado Magnum casero de vainilla cubierto de chocolate almendrado sin lactosa


Una vez que ya tenemos los moldes rellenos de helado de vainilla congelado, la clave para hacer un buen Magnum casero de chocolate almendrado es precisamente la cobertura de chocolate. La dificultad está en que cuando vamos a bañar el helado de vainilla congelado con el chocolate fundido caliente, la cobertura puede derretir el helado y que no se quede pegada.

Para que la capa de chocolate se quede pegada a nuestro Magnum casero de vainilla congelado necesitamos añadir al chocolate fundido aceite de coco o manteca de coco. Al ser esta una grasa saturada, en cuando entra en contacto con el helado congelado se solidifica, y no se desprende del helado de vainilla. Si no encontramos manteca de coco podemos sustituirla por mantequilla sin lactosa, pero nos costará un poco más. Aquí os dejo un enlace para comprar aceite de coco:

Y una vez que cubramos el helado de la cobertura de chocolate, le ponemos los cubitos de almendra crocanti rápidamente, antes de que se solidifique el chocolate y ya no se puedan pegar. Así nos quedarán unos auténticos Magnums caseros con chocolate almendrado sin lactosa.

Receta helado Magnum de chocolate almendrado sin lactosa

Aquí os dejo el video y la receta de las paletas o helado Magnum casero de vainilla cubierto de chocolate almendrado sin lactosa. ¡Espero que los disfrutéis tanto como yo! Os van a quedar igualitos que los originales



Magnum de chocolate almendrado sin lactosa



Paletas o helado Magnum de vainilla cubierto de crujiente chocolate almendrado

Relleno de vainilla

500 ml. helado de vainilla (sin lactosa)
Cobertura de chocolate almendrado

200 gr. chocolate negro de cobertura

2 cdas. manteca o aceite de coco ((o mantequilla sin lactosa))

1 cdita. esencia de vainilla

cubitos de almendra crocanti

Relleno de helado de vainilla

Si usamos helado de vainilla que ya tengamos hecho en el congelador, simplemente lo dejamos descongelar unos 30 minutos hasta que esté cremoso. Si lo hacemos casero, antes de congelarlo rellenamos los moldes con la crema elaborada.

Rellenamos los moldes de Magnums con el palito de madera ya introducido, con el helado derretido apretando bien para que no queden huecos de aire.

Metemos los moldes rellenos en el congelador al menos 12 horas para que estén bien duros los helados.

Cobertura de chocolate almendrado

En un bol al baño maría fundimos el chocolate con la manteca de coco a fuego bajo para que no se queme. Cuando empiece a fundirse, apagamos el fuego y mezclamos muy bien (con el calor residual se fundirá todo).

Dejamos enfriar el chocolate unos 25 minutos hasta que esté tibio (unos 30ºC aprox.) ya que si bañamos el helado en el chocolate caliente se derretirá y no se quedará adherida la capa de chocolate.

Cuando el chocolate esté tibio, sacamos los helados del congelador y cubrimos con papel de aluminio los palitos para no mancharlos. Con una cuchara, vamos vertiendo chocolate sobre el helado, encima del bol para aprovechar el que caiga de nuevo, dejando que escurra el exceso.

Otra opción es llenar un vaso alto del chocolate y sumergir el helado de vainilla en él, hasta que esté bien cubierto (así quedará un acabado más homogéneo y bonito) Pero tendremos que usar más chocolate.

Espolvoreamos almendra crocanti en cubitos rápidamente, pues la manteca de coco, al ser una grasa saturada, hace que el chocolate solidifique mucho más aprisa en contacto con el helado, y una vez esté duro, la almendra no se quedará pegada.

Dejamos los helados escurriendo sobre una rejilla el posible exceso de chocolate (ponemos papel vegetal debajo para no ensuciar). Si usamos mantequilla, tendremos que meter los helados al congelador unos 10 minutos para que endurezca el chocolate.

El relleno del helado puede ser del sabor que más nos guste (helado de fresa, de nata (crema de leche), de chocolate, de cheesecake…) que podemos hacer de manera casera o comprarlo en el supermercado ya elaborado.

.

Fuente: este post proviene de Orielos Kitchen. Recetas sin lactosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos