comunidades

La receta de los Hornazos caseros con huevo al estilo Jaén

Rechinar de neumáticos y aromas penetrantes. Si os incomodan los encapuchados, es una semana fantástica para sentiros aterrorizados. El resto de los mortales nos remangamos los pantalones porque estamos metidos hasta las rodillas en Semana Santa. Y como ciudadanos responsables y tragaldabas ¿cómo lo celebramos? ¡Con dulces típicos de temporada! ¿Con qué dulces? Con los más saturnianos de todos los bollitos de aceite: ¡Los Hornazos!

No nos hemos atrevido a titular este post como "La receta del auténtico Hornazo" porque resulta que, en cuanto a su elaboración, existe tantísima diversidad a lo largo de toda la geografía española que se convierte en el equivalente culinario a un anuncio de Benetton. Existen salados, dulces, rellenos, con sardinas y en algunos casos hasta embutido.

En nuestro caso, la versión de bollo de aceite dulce con un huevo cocido en su interior, procede de unos orígenes curiosos. Antiguamente se consumían en épocas posteriores a cuaresma, puesto que los huevos se consideraban productos cárnicos y por tanto no consumidos durante este periodo. Sin embargo las gallinas seguían poniendo y estos se cocían para conservarlos y poder consumirlos con posterioridad. Una costumbre común en casi todos los casos en los que el huevo duro fuera el protagonista, y una contradicción absoluta en esta receta que los incluye en su masa, pero tsssss si vosotros no decís nada, nosotros tampoco.

Así que nos ponemos manos a la masa, como prometimos a «Carmina en la Cocina» y vamos a elaborar esta receta extraída de su blog, alterando sus proporciones con nuestras técnicas ninjitsu más avanzadas.

INGREDIENTES (para unas 9-10 unidades de puro placer)

640 gr. de harina de fuerza

100 gr. de azúcar

7 gr. de levadura de panadero deshidratada

260 gr. de aceite de oliva

225 gr. de leche

2 huevos pequeños o 1 y medio si son medianos

1 pizca de sal

Ralladura de un limón

10 huevos cocidos
PREPARACIÓN

Lo primero que hicimos fue apartar calentar un poco el aceite y aromatizarlo con las semillas de matalahúva, o anís verde, son lo mismo. Para eso lo calentamos un poco y sin que nuestras semillas lleguen a quemarse, lo apartamos del fuego y lo colamos.

La matalahúva es la que aporta ese saborcillo especial y tan característico a nuestros bollos, y un argumento a favor de quienes defienden su copichuela de anís a las once de la mañana. Lamentamos no poder reproducir los efectos secundarios en nuestros hornazos, ya somos bastante excitables en condiciones normales.

Lo siguiente es comenzar a amasar todos los ingredientes, excepto los huevos cocidos y el aceite, hasta que consigamos homogeneizar los ingredientes. Recordad: que la sal no toque la levadura, añadid cada una en extremos contrarios del recipiente. No sabemos si su efecto aniquilador sobre el fermento vivo es el mismo en el caso de levadura seca, pero por si las moscas mantened ambas alejadas entre sí.

Añadimos en este momento el aceite y continuamos amasamos hasta obtener bola sin grumos que se despegue del recipiente. Si utilizáis una amasadora eléctrica, el accesorio del gancho a velocidad media-baja hará vuestro trabajo. Si no, preparaos para terminar con unos biceps gordos, fuertes y venosos.

Espolvoreamos con un poco de harina nuestra mesa de trabajo y damos forma esférica a la mezcla, amasándola un poco y propinándole unas palizas breves pero intensas. Como en otras masas similares, y si recordais la receta del «Roscón de Reyes», es necesario levar la masa y rezar para que ésta crezca hasta doblar su volumen. Para ello tapamos el recipiente con film transparente y la dejaremos en un lugar templado para que crezca.

Durante ese tiempo, pudimos ver un par de episodios, de «Helix», una serie rara, cogida con pinzas y de la que jamás volveremos a hablar si no es extrictamente necesario. Sorprendentemente tiene una segunda temporada y aún nos preguntamos el motivo. No os dejéis llevar por una carátula atractiva, dentro puede esconderse un mojón de proporciones épicas.

De nuestra masa bien oronda y crecidita, vamos arrancando porciones de unos 100gr. cada una que amasamos ligeramente con la palma de la mano hasta conseguir una forma semiesférica que luego aplastaremos con una tollina de padre. La estiramos un poquito longitudinalmente y le plantamos un huevo cocido en el centro, presionando sobre él ligeramente para que se hunda. Utilizamos un poco más de masa para hacer dos churrillos con los que cubriremos el huevo para que no huya cuando empiece a arder en el horno. Plantad el dedazo en cada churrillo para que quede bien insertado en nuestro bollito, o se separará al hornearse. Podéis utilizar una palabra de emergencia para que vuestro bollo indique si le estáis haciendo demasiado daño. Nosotros ignoramos sus avisos y sus gritos.

De nuevo volvemos a dejar que nuestros bollitos doblen su tamaño cubiertos con un paño seco en un lugar templado de la casa. Si hace mucho frío, nosotros encendemos el horno apenas unos segundos e introducimos la masa para que fermente con el calor residual. Cuando crezcan de nuevo los pintamos con un poco de huevo batido y añadimos un poquito de azúcar humedecida dejándolos listos para hornear.
Con el horno precalentado a 180ºC, hornearemos nuestros hornazos de 15 a 20 minutos, hasta que luzcan bien dorados y entonamos nuestro cántico a las dos resistencias de nuestro gran electrodoméstico favorito.

EPÍLOGO

¿Qué obtenemos? Unos sabrosos, espectaculares y jugosos Hornazos de Pascua con los finísimos matices del aceite de oliva y el anís, listos para cascar el huevo en la frente del ingenuo espectador al grito de - FINISH HIM!!! - para cumplir con la tradición como Dios manda, porque sí, lo del huevo es cierto.

Ahora preparad un vaso fresquito de cacao con leche, encended unas velas y poned algo de Barry White en la minicadena que os tocó en una tómbola de la feria hace 8 años. Tenéis una cita con vuestro hornazo.

Gracias Carmina por contribuir una vez más a nuestra obesidad mórbida.

Fuente: este post proviene de UhmmmCookies, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

"El Día de Todos los Santos" se acerca a una velocidad pasmosa. Queda apenas unas semanas y este año va a enmarcarse en uno de los climas más atípico de los últimos años. El termómetro marca ...

Recomendamos

Relacionado

CUARESMA HUEVOS PANES Y MASAS ...

¿Cómo se hacen los hornazos de ochio de Semana Santa típicos de Úbeda y Baeza? Ya habíamos hecho en este blog los hornazos típicos de Semana Santa, pero esta vez os traigo una versión diferente; hornazos de ochio. Yo no sabría deciros cuales me gustan más, es una duda existencial, porque es según me apetezcan. Los hornazos de la comarca de La Loma, en su origen son siempre salados, sin embargo, en ...

Como me gustan estas recetas tradicionales, esas que pasan de generación en generación, como estos Hornazos manchegos. Tengo unos recuerdos muy vívidos, de mi infancia en Puertollano, el pueblo de mi madre y donde vivía mi abuela. Cuando en Semana Santa, nos íbamos al monte a comer el hornazo, aunque en el pueblo de mi madre, se tomaba un domingo después del domingo de resurrección. Me llamaba muc ...

recetas postres andalucía cazorla ...

Aunque yo pensaba que los Papajotes dulces eran una receta de Úbeda, pronto descubrí que es uno de los postres, desayuno o merienda más famosos de la provincia de Jaén. Esta mezcla de masa de harina frita, está muy extendida por toda la provincia, sobre todo por la zona de Sierras; Mágina, Cazorla, Segura y también en algunas zonas de Loma. Ello es debido a que el trigo ha sido siempre la piedra a ...

carnavales dulces halloween y todos los santos ...

ROSQUILLAS DE MONASTERIO O DE TODOS LOS SANTOS. Las típicas rosquillas que siempre se han hecho en los obradores de monasterios y conventos para fechas señaladas de Semana Santa, Navidad o Todos los Santos y que tan ricas están, es una receta muy fácil y con pocos ingredientes pero con muchísimo sabor y que nos recuerdan esos momentos vividos en esas fechas señaladas con nuestros seres queridos. V ...

Postres y Dulces cocina tradicional Recetas de la abuela ...

Roscos de huevo Los Roscos de huevo son uno de los dulces con mayor tradición en la Gastronomía española. Navidad y Semana Santa son los dos momentos del año en que más se consumen aunque en realidad están deliciosos en cualquier momento del año. Te invito a conocer la receta y así mantener vivas nuestras tradiciones. Hay que reconocer que preparar estos Roscos de huevo puede resultar un poco labo ...

recetas tartas y postres recetas de andalucía ...

¡Hola BABYCOCINILLAS! Hoy os traemos una receta fácil, dulce y típica de Semana Santa y del día de todos los santos, se trata de las gachas dulces también conocidas como poleá, una receta típica de Andalucía, más exactamente de las regiones de Sevilla, Jaén, Cádiz y Córdoba, la típica receta de trinchera que hacían las abuelas para engordar a los peques. Esta receta está incluida dentro de nuestra ...

Postres RECETAS DULCES Sin categoría ...

Receta gachas dulces ¡Hola! Hoy me gustaría contarte como hacemos en casa las Gachas Dulces para el Día de Todos Los Santos. Preparar esta receta ha sido siempre una tradición en mi familia, tal y como te la voy a contar, se la enseñó mi abuela a mi madre y mi madre a mí. Las gachas dulces de Todos Los Santos es un plato típico tradicional en muchos hogares andaluces y al ser un postre humilde, de ...

Sin categoría anís delicioso ...

Las rosquillas de anís son unos de los dulces más típicos de España y en Semana Santa aún más. Estas que te propongo tienen un toque a limón que les da un sabor muy rico. Se preparan en un momento y lo suyo es hacer una buena cantidad y guardarlas en una bolsa hermética porque aguantan bien muchos días y así puedes disfrutarlas cada vez que quieras. Quedan crujientes por fuera y tiernas por dentro ...

RECETAS anís barata ...

Típicas de Semana Santa y muy tradicionales son estas rosquillas de anís al horno, es una receta muy sencilla, con ingredientes muy económicos y a diferencia de la mayoría van al horno con lo que son un poco más ligeras, muy crujientes y sabrosas y por supuesto con el sabor y el aroma característico de anís tan común en todos los dulces de nuestras abuelas y hoy puedes hacer tu igual que ellas; ya ...

Destacada Dulces Navidad ...

(Votos: 0 Promedio: 0) Estamos ya casi en medio de las cenas y comidas típicas de Navidad. Uno de los dulces que nunca suelen faltar son los mazapanes. Te aseguro que es una receta fácil de hacer. Este es uno de esos postres navideños que vale la pena preparar en casa, pues saben (en mi opinión) mucho más ricos que los comerciales. Receta de mazapanes caseros Mazapanes receta El mazapán es uno de ...