comunidades

Merluza en salsa verde

Hoy toca pescado, que ya se ha ido el buen tiempo y empieza a apetecer comida calentita. La receta de merluza en salsa verde es bastante clásica y muy conocida, aunque yo le doy un toquecillo personal y algo diferente a la receta típica. Experimenté con mi mujer y le gustó, y el otro día se lo preparé a mis padres y a mi hermana y también me dieron el visto bueno, así que... directo al blog!




DIFICULTAD: Fácil

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 30 minutos

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS:
- 8 rodajas de merluza.
- Harina.
- Un vaso de vino blanco.
- El zumo de un limón.
- Caldo de pescado (opcional).
- Perejil. Romero. Sal y pimienta.
- Aceite.

PREPARACIÓN:

En este caso yo he utilizado rodajas de merluza congeladas. Son una buena alternativa cuando no podemos disponer de una merluza fresca. Empezamos echando una pizca de sal, pimienta y romero a la merluza y la pasamos por harina por ambos lados. Procurad que quede bien enharinado, porque luego la harina sobrante nos va a servir para ligar la salsa.



En una sartén echamos un chorro de aceite y vamos friendo las rodajas por los dos lados. No hace falta que los trozos de merluza queden bien hechos por dentro, con que queden dorados por fuera es más que suficiente ya que luego se van a terminar de hacer al cocer la salsa. Usad una sartén grande porque utilizaremos este mismo recipiente para rematar el plato.



Si hemos frito la merluza en varias tandas, cuando acabemos introducimos todas las rodajas en la sartén (insisto en que ha de ser grande) y añadimos una buena cantidad de perejil, el zumo de un limón (según lo que os guste podéis añadir más o menos) y un vaso de vino blanco y lo ponemos a fuego fuerte hasta que reduzca el alcohol. Movemos bien la sartén para que todos los trozos de merluza se empapen del vino.



Cuando el vino esté reducido, añadimos caldo de pescado hasta cubrir a la mitad las rodajas de merluza y dejamos que cueza a fuego medio. Si no tenemos caldo de pescado (o si no queremos usarlo) echamos agua directamente, que también va a quedar bien. Eso sí, cuidado con la sal al agregar el caldo o el agua, que puede que nos pasemos o nos quedemos cortos. Cuando reduzca la salsa es necesario probarla y corregirla de sal si hiciera falta. 

Mientras cuece movemos bien la sartén para que la salsa vaya ligando con la harina que ha soltado el pescado al freirlo. Con la cocción vamos a terminar de hacer el pescado por dentro y éste va a coger un sabor exquisito. Mantenemos en el fuego hasta que la salsa coja la consistencia que nos guste, emplatamos y a disfrutarlo, que aproveche!



Ya sabéis, si os gusta la receta o tenéis alguna sugerencia, dejadme un comentario. Gracias! ;)

Fuente: este post proviene de Las recetas de Charles, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ya se acerca el Lunes de Aguas, una de las fiestas más importantes, si no la que más, para todos los salmantinos! Para el que no lo sepa, se celebra el segundo lunes después del domingo de Resurrecció ...

Vamos con otra receta de las facilitas, que nos vienen genial cuando tenemos invitados sorpresa y no sabemos qué preparar. Con apenas diez minutos, unos quesitos y unos volovanes (vol-au-vents) ya lo ...

Etiquetas: generalpescado

Recomendamos