comunidades

Natillas caseras

Las natillas son un postre súper sencillo que suele gustar a los cachorritos (bueno, no a todos, en mi casa solo le gusta al 50% de lo cachorritos, pero ya os he comentado alguna vez que el mayor no es nada dulcero y, además, las texturas cremosas tipo puré, bechamel o natillas no las soporta).

Así que mejor recomienzo la entrada: 

Las natillas son un postre súper sencillo que la cachorrita pequeña adora. Le encantan de postre, de merienda o para lo que sea, es muy golosona, mi niña. 

Y a mí no me gusta que coma las natillas comerciales; si las haces en casa es un postre saludable a base de leche, huevo, azúcar y un poco de maicena para ayudar a espesar. Si las compras hechas o, incluso, los preparados de sobre, prueba a leer el listado de ingredientes. Yo paso, la verdad. No tardas más de 20 minutos en hacerlas caseras desde el principio, así que la falta de tiempo tampoco es una excusa y estás dando a tus niños un postre o merienda nutritivo y saludable. No es solo que se ahorren la ingesta de varios millones de guarrerías, es que conviertes una chuche en algo sano.

Yo lo tengo claro.

Y ya veréis que no es tan difícil hacerlas.

La receta clásica es casi igual a la de la crema pastelera pero con un poco menos de maicena. A partir de ahí, variantes que ya os iré mostrando, pero que básicamente son las que vuestra imaginación os permita.





250 ml. de leche entera
2 yemas de huevo (guardamos las claras para otra preparación*)
50 gr. de azúcar
15 gr. de maicena
1 cucharadita de pasta de vainilla o vainilla líquida (también podemos usar una vaina de vainilla e infusionar la leche previamente)

Mezclamos con las varillas y con cuidado de que no llegue a espumar, las dos yemas con el azúcar y la vainilla. Reservamos.
Mezclamos la maicena con 1/4 de leche bien fría (la maicena se disuelve mejor en líquidos fríos). Removemos para que no se formen grumos y reservamos.
 Ponemos el resto de la leche al fuego medio-bajo. Cuando esté bien caliente, pero sin llegar a hervir, incorporamos la leche con la maicena diluida y removemos con las varillas para que se integre. No dejaremos de remover en ningún momento, así evitaremos que se agarre en el fondo del cazo.
Cuando la mezcla adquiera espesor, retiramos del fuego y añadimos las dos yemas con el azúcar y la vainilla. Continuamos removiendo enérgicamente y fuera del fuego (para que no cuajen) hasta que estén completamente integrados
Volvemos a poner al fuego hasta que las natillas adquieran la consistencia deseada, según nuestro gusto. Tendremos que tener en cuenta que, al enfriarse, volverán a espesar un poco.
Retiramos del fuego y dejamos templar en el mismo cazo cubiertas con un papel film que esté en contacto con las natillas. Esto se hace para evitar la indeseada costra que se forma en las natillas.
Cuando estén casi frías, se vierten en los vasitos que vayamos a usar y, si se quiere, se espolvorean con un poco de canela.

Otra forma de evitar la costra en las natillas es volcarlas en caliente sobre los vasitos y poner en la superficie una galleta tipo maría. Esta quedará blandita por el calor de la crema y, al no dejar superficie en contacto con el aire hará las mismas funciones que el papel film. Lo que pasa es que a mi cachorrita no le gusta la galleta de esta manera, por eso yo no las hago así.

*Sugerencias para usar las claras:

Como en esta receta solo usamos las yemas de los huevos, os voy a dejar alguna sugerencia para utilizar las claras.

Pero tenéis que saber que no hace falta que las uséis inmediatamente: las claras de los huevos congelan a la perfección sin que ello interfiera en sus cualidades. Después se pueden descongelar y montan igual que si están frescas. Yo lo comprobé haciendo esta mousse de café.

Otras recetas con clara de huevo de este blog:

bombones de morcilla
se puede usar como glaseado para panes dulces, como en la trenza de Almudévar.
bizcocho con claras de huevo.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Solomillo de cerdo ibérico a la naranja

Cuando piensas en productos de cerdo ibérico, siempre se nos viene a la mente los ibéricos curados: un buen bocata de lomo o una ración de jamón rico rico. Pero hay mundo más allá del jamón ibérico y, ...

Roscón de reyes de calabaza {sin lactosa}

Una de las cosas que más me gusta de la navidad son los roscones de reyes. Adoro los dulces hechos con masas levadas y me gusta mucho hacerlos en casa, así que hablando de roscones, no podía ser menos ...

5 recetas de turrón casero {de chocolate}

Recién empezado el mes de diciembre, toca empezar a pensar en las navidades. La cuenta atrás comienza el día 1 de diciembre con los calendarios de adviento. Si te gustan, puedes ver aquí el nuestro y ...

Recomendamos