Cocina

Martuka Idea guardada 7 veces
La valoración media de 5 personas es: Excelente

Poutine o patatas con queso y salsa al estilo de Quebec



El otro día comimos (y muy bien, por cierto) en un restaurante canadiense en Madrid -pincha aquí si quieres leer la crónica de Ruta Martuka- y éste fue uno de los platos que pedimos.

Yo no lo conocía. Por lo visto, es un plato reciente de la cocina rápida quebequense. Consiste en unas patatas fritas a las que se añade queso suave y una salsa gravy.

El nombre de Poutine procede de Warwick, que en 1957 creó la receta y al ver el plato exclamó ça va a faire une maudite poutine o esto será un maldito desastre.

A mi me gusta más el significado de "potingue" o mezcla de varias cosas que es otra de las versiones que se le da al nombre.

A mi me ha salido un poco clara la salsa, pero es que en ese momento no tenía caldo de carne en casa, sólo de jamón (de Aneto, por supuesto) y de ahí su color.



No se precisan muchos ingredientes para este plato y la salsa es como una bechamel, pero con caldo en lugar de leche. Sólo os puedo decir que en casa les ha encantado y han pedido repetición. La próxima la haré con caldo de carne...



Para 4 personas:

4 patatas medianas

1 envase de queso mozzarella u otro suave rallado o en grano

1 cucharada de mantequilla

1 cucharada de harina

500 mL de caldo de carne

1 cucharadita de caldo concentrado de carne (tipo Bovril o Maggi)

sal y pimienta

aceite de oliva para freír las patatas

Se pelan las patatas, se lavan y se cortan en bastones de un centímetro de ancho. Se pone una sartén al fuego con aceite abundante a calentar (o bien en la freidora) y se fríen hasta que estén doraditas:





Mientras tanto se va preparando la salsa gravy. Se pone en una sartén o cazuelita una cucharada de mantequilla (y una pizca de aceite de oliva para que no se queme) y se deja derretir. Se incorpora la harina y se remueve muy bien hasta hacer una "roule" o masa de grasa y harina.





Se va añadiendo, de poco en poco, el caldo caliente y removiendo enérgicamente con una espátula o con una cuchara de palo, como si fuera una bechamel. Se añade la cucharadita de jugo de carne y se rectifica de sal.



Se deja la salsa más bien clarita. Se deja que dé un hervor.

Se ponen las patatas en un bol, se añade el queso por encima y se vierte la salsa muy caliente, para que se derrita el queso.



Nosotros servimos la poutine de acompañamiento de unas alitas caramelizadas con sirope de arce:



Fuente: este post proviene de Martuka, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Bocaditos De Plátano Frito

El plátano es una fruta que gusta a todos. Se come con facilidad y es muy nutritiva. Aparece en un montón de recetas de postres con frutas y es riquísima en batidos, smoothies... La receta de hoy es u ...

Risotto Negro Con Pulpo

Este atractivo plato veneciano, cuyo original lleva calamares en lugar de pulpo, se llama Risotto al nero di seppia y está para chuparse los dedos. Los arroces son un plato completo y muy socorrido y ...

Recomendamos