comunidades

SETAS Y LANGOSTINOS CON SALSA DE COÑAC



Puedo oler el otoño danzando con la brisa. El dulce escalofrío de la calabaza y las crujientes hojas quemadas por el Sol. (Ann Drake)




Como cada otoño a pesar de los continuos chubascos y las negras nubes que nos presagiaban el aguacero que caería posteriormente sobre nosotros, decidimos aquel lejano día, hacer nuestra “excursión” por la Sierra de Ojén, la Sierra de las Nieves, caminar por sus frondosos bosques, por los senderos esperando poder cruzarnos con algún ejemplar de cabras montesas. Deseosos por recoger castañas y posteriormente disfrutar de un almuerzo en el Refugio de Juanar, lugar que frecuentamos desde hace más de treinta años, cuando aún era Parador Nacional de Turismo.

Junto al refugio, los castaños, los quejigos (roble andaluz) y los chopos habían revestido el paisaje de un ocre intenso, rojos puros, tostados y ocres, de un amarillo que rozan el oro viejo en el suelo y vivo en las hojas que aún pendían de sus ramas, del verdor de los pinsapos y los pinos, al marrón pastel en la tierra, el gris perla de las rocas, junto con el verde de los musgos nacidos en las penumbras.

Las briznas de hierba, nacidas gracias a las últimas lluvias comenzaban a asomar entre las hojas secas, intercalándose su alegre verdor a los tonos ocres, naranjas y marrones verdaderos protagonistas de la época otoñal y entre ellas, las ansiadas y deliciosas setas crecían por doquier.

Pasear entre los intrincados y umbríos pinares, haciendo crujir las agujas de sus ramas secas, aspirar el intenso aroma de los pinos, a resina, a madera húmeda y a tierra mojada, recoger las piñas piñoneras caídas de los majestuosos árboles casi centenarios que arderían en nuestra chimenea una vez secas al tenue sol otoñal que ilumina mi porche.

Así, son los bosques malagueños, lugares que parecen sacados de un mundo lejano, ya olvidado, repleto de leyendas y cuentos de hadas. Desde tiempos inmemoriales, en la provincia malagueña se han consumido setas; de hecho, tengo entendido que en la Edad Media, a las formaciones circulares que las setas producían en los bosques se les denominaba “anillos de hadas” ya que se interpretaban como lugares de reunión donde éstos seres mitológicos danzaban formando corros bajo la Luna.

He podido leer que en el antiguo Egipto las consumían y las conocían bien, tanto que fue prohibido su consumo por ser considerado “alimento de los Dioses”.

En Europa, a partir del siglo XVIII las setas no podían faltar en las grandes cocinas francesas, siendo éstos quienes comenzaron a cultivarlas. Aunque ya eran cultivadas en China desde el siglo II.

Los grandes entendidos en micología indican que existen millones de tipos de setas, indicando en España hay 1.500 especies catalogadas, pero menos de 100 son usadas en gastronomía.

La provincia malagueña cuenta con un clima peculiar, una abrupta orografía que dan lugar a una enorme variedad de ecosistemas donde proliferan los hongos, como es el caso de los alcornocales, encinares, pinares, castañares, pinsapares y pastizales de montañas. En ellos se recolecta setas tan codiciadas como la yema de huevo, los boletos, chantarela, seta de cardo, el níscalo o la trompeta de los muertos.

Y en éstas fechas, en la que los días se acortan y la brisa fría nos hacen pensar en el calor del hogar, añoramos los olores, sabores y aromas que nos invitan al recuerdo; es cuando nuestras cocinas se regocijan con los productos de temporada, entre ellos y en mi caso, las setas de los bosques de Málaga.

Con ellos, con las setas variadas que suelo comprar en el céntrico y maravilloso Mercado de Atarazanas, he preparado ésta receta:

SETAS Y LANGOSTINOS CON SALSA DE COÑAC




¿CÓMO LO HICE?




INGREDIENTES:

200 grms. de setas surtidas, dos dientes de ajo, una ramita de perejil fresco, 6 langostinos grandes, un vaso pequeño de coñac, sal, pimienta negra recién molida y aceite de oliva virgen extra.


LOS PASOS A SEGUIR:

Limpiar las setas con un paño húmedo, retirando con sumo cuidado cualquier resto de tierra o trozos de las agujas de los pinos. Una vez limpias, cortar en trozos y reservar.


Pelar los langostinos reservando la carne por un lado y la piel junto con las cabezas por otro.

Pelar los ajos, cortarlos en rodajas finas y picar las hojas de perejil.

En una cacerolita pequeña, echar un chorreón de aceite de oliva y a fuego medio dorar las cabezas, machacándolas para que suelten su propio jugo y la piel de los langostinos. Una vez que estén doradas, incorporar el coñac llevando a ebullición y dejar cocer unos minutos. Salar al gusto y dejar reducir. Retirar del fuego, colar bien reservando caliente.






En una sartén con un chorreón de aceite de oliva virgen extra, saltear las láminas de ajo con cuidado de que no se lleguen a quemar. Una vez que estén doraditas, incorporar los langostinos y dejarlos hacer hasta que cambien de color. Retirar de la sartén los ajos y los langostinos, reservando calientes.






En el mismo recipiente, añadiendo un poco más de aceite añadir las setas, salpimentar e ir salteándolas a fuego fuerte, removiendo continuamente a fin de que se hagan uniformemente.






A la hora de servir, colocar las setas en el plato, colocar encima los langostinos y ajitos, espolvorear el perejil picado


y salsear generosamente.



Ya sólo queda disfrutar de éstas deliciosas setas que nos recuerdan a nuestros bosques, que nos hacen soñar con el otoño, con la lluvia, con las hadas.....


¡¡ Buen provecho !!

Fuente: este post proviene de Blog de Mi Cocina Carmen Rosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Pastas y pizzas

Hoy ponemos a la mesa unos riquísimos tallarines con setas y langostinos. Este plato es un clásico de la cocina tradicional china, con algunas variantes en cuanto a alguno de sus ingredientes, pero el toque oriental lo lleva. Son rapidísimos de hacer y a los niños ya sabemos que les encanta la pasta. Ingredientes (para 5 personas): 500 grs. de tallarines (100 grs. por comensal si son adultos) 40 ...

pescados / mariscos coñac hélices vegetales ...

LANGOSTINOS AL COÑAC CON HÉLICES VEGETALES. Nada más fácil y rápido que preparar unos langostinos al coñac y cocer pasta. Esta es la receta que os presento hoy. Un plato estupendo para servir en cualquier reunión, festejo o celebración. El marisco nunca falta cuando celebramos algo especial y los langostinos son los preferidos por la mayoría. Su sabor es delicioso, es un motivo más que suficiente ...

recetas de primeros arroz y pasta. pescados y mariscos

Muy buenos días!!! Después de unos días de vacaciones vuelvo con las pilas cargadas y con muchas ganas de publicar nuevas recetas. El plato de hoy es de lujo, unos "Canelones rellenos de setas y langostinos en salsa de marisco", tienen un sabor tan bueno!!!! Ideal para un almuerzo o cena con invitados, quedarán encantados! Os lo garantizo!!! Vamos a cocinar... INGREDIENTES: - Pasta pa ...

general aperitivos y entrantes guarniciones y ensaladas ...

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va. ANTOINE DE SAINT EXUPERY Es temporada de setas, aunque hoy en día podemos consumirlas durante todo el año gracias a los cultivos industriales que dan vida a muchos pueblos que sin este medio de subsistencia quizá habrían desaparecido. ¡Buen provecho! INGREDIENTES: -250 gr. de setas de cultivo. -12 langostinos. Pueden ser ...

recetas de primeros especial navidad pastas ...

Y con el 20 de diciembre además de la Nochebuena a la vuelta de la esquina llega el último Desafío en la cocina del 2014. Un desafío salado al que le podemos sacar mucho partido. "Cocina de aprovechamiento "y de las buenas, pues ,¿habrá unas sobras más exquisitas para elaborar una receta de canelones que las de los platos de navidad?, no?, pues claro que no!!!. Aquí os dejo mi aportación ...

Pasta Pescados y Mariscos Salado ...

Quizá uno de los platos a los que siempre recurro cuando no sé que preparar sea la pasta. Ya sean spaghetti, tallarines, lasaña o macarrones, la pasta en mi casa es un acierto seguro. Hoy he decidido hacer un plato de pasta un poco diferente, una pasta con langostinos y setas un poco distinta. La diferencia radica en la propia pasta, una pasta integral con algas que me ha parecido increíble.  Este ...

tallarines langostinos setas ...

Ingredientes: 250gr de Tallarines 4 Setas 6 Langostinos 1/2 Pimiento rojo 1/2 Cebolla Salsa de soja Aceite de oliva virgen Azúcar Preparación: Ponemos un caldero con agua y un chorrito de salsa de soja al fuego. Cuando empiece a hervir añadimos los tallarines y dejamos que se hagan unos 12min. En una sarten ponemos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos los pimientos y la cebolla picada en ...

recetas de primeros
Sopa de Lentejas con langostinos y setas.

En Italia las lentejas se comen en la cena de noche vieja, antes de la media noche como auspicio de riqueza para el año nuevo: de hecho simbolizan el dinero, cuanto más se come mas se gana, la tradición es muy antigua de hecho ya los romanos, regalaban para año nuevo un monedero que contenían lentejas augurando que se convertirían en monedas de oro. Por si os apetece seguir con la tradición de Ita ...

pescados / mariscos comidas navideñas como descongelar langostinos ...

Los langostinos asados son fáciles y rápidos de preparar, se hacen solos sin salpicaduras ni humos, una gran ventaja a mi modo de ver. En casa hace bastante tiempo que estos langostinos al horno han sustituido a los langostinos a la plancha, el resultado es igual de bueno, si no mejor, y el trabajo se reduce a la cuarta parte. Una fuente repleta de langostinos es casi una obligación en los menús n ...

berenjenas rellenas recetas de primeros

Hace unos años descubrí la berenjena un poco por casualidad, ya que en casa de mis padres no la utilizábamos...y cada día me gusta más!!!! Además de sana, es riquísima y tiene un montón de posibilidades. En este caso, la he hecho rellena con atún, setas y langostinos, pero admite una infinidad de rellenos. Como quería hacer la receta "ligera" no le eché a la mezcla tomate, ni bechamel po ...