comunidades

Tarta de rosquillas de anís

Hace unos días me presenté a un concurso de recetas de Carnaval con esta tarta. Según me habían dicho tenían que ser dulces típicos de estas fiestas, pero al haber una categoría creativa quise innovar y llevar mi plato más allá (aunque al final allí había presentados desde rollitos de primavera hasta un flan). Al final no me llevé ningún premio, pero os dejo la receta de la tarta que hice.



Ingredientes (para un molde de 22cm):

5 rosquillas para la base y 7 para decorar (tenéis la receta de las rosquillas aquí)

2 cucharadas de mantequilla fundida

800ml de nata (crema de leche) para cocinar

350gr de queso de untar

150gr de azúcar

5 rosquillas pequeñas

1 cucharada de pasta de vainilla

10 hojas de gelatina neutra

Preparación:

Desmigamos bien las rosquillas para la base, las mezclamos con la mantequilla fundida y, con un poco de papel de horno en la base de nuestro molde, ponemos las migas y las extendemos asegurándonos de que quedan bien firmes aplastándolas con ayuda de una cuchara o con la mano.

Ponemos la gelatina a remojo en agua fría.

En un cazo, vertemos la nata (crema de leche), el queso, el azúcar y la vainilla y removemos hasta que empiece a hervir.

Retiramos del fuego y trituramos con una batidora para que no haya ningún grumo.

Volvemos a poner la mezcla en el fuego, y cuando hierva añadimos las hojas de gelatina poco a poco y removiendo bien para que no se peguen.

Retiramos y volvemos a triturar con la batidora para evitar cualquier posible grumo de la gelatina.

Ponemos en el molde, sobre la base, cinco rosquillas pequeñas enteras.

Vertemos la mezcla en el molde cubriendo las rosquillas pequeñas que pusimos y dejamos cuajar, primero esperamos a que esté a temperatura ambiente y luego lo pasamos a la nevera.

Una vez cuajada, decoramos con rosquillas por encima.



Notas:
Con los ingredientes que os indico queda, como veis, una tarta más bien bajita. Os recomiendo usar un molde más pequeño, o más cantidad, para que quede más alta y vistosa.

En las rosquillas de la base y del relleno no les puse azúcar para no endulzar demasiado el sabor de la tarta en sí.

Si queréis hacer el azúcar de colores en las rosquillas, sólo tenéis que poner un poco de colorante en unas cucharadas de azúcar y removerlo bien. Luego esperáis a que se seque y ya lo podréis usar.

Puse un antifaz de fondant y confeti de azúcar para dar más aspecto de fiesta la ser para un concurso de Carnaval, pero lógicamente podéis obviarlo y no ponerlo.

Si en lugar de rosquillas queréis otra cosa, podéis cambiarlo por lo que se os ocurra manteniendo la idea de base desmigada, relleno y cobertura. Por ejemplo, podéis hacerla de galletas tipo campurrianas, poniendo alguna entera en el relleno y por arriba la versión mini, los chusquitos, o también podéis hacerla con Donetes. ¡Imaginación al poder!

Fuente: este post proviene de Lemon and tangerine, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Aunque no soy una persona muy dada a los dulces, debo reconocer que de vez en cuando una ración doble azucarera se agradece más que nada, y si es chocolateada pues ya ni te cuento. Esta receta que os ...

Miki Duisterhof es una fotógrafa neoyorquina nacida en Holanda que, entre otros, ha trabajado en los libros de Buddy Valastro, Chloe Coscarelli o Abigail Johnson Dodge. Sus fotografías destacan por se ...

A ver, vale, yo este año operación bikini no hice porque total, no iba a ir a la playa. Tampoco es que me dedicase a comer guarrindongadas all night long, pero vamos, que no me di a la ensalada precis ...

Recomendamos