comunidades

Tartaletas de piña



Estas tartaletas de piña son deliciosas, muy fáciles de hacer (casi son un juego de niños) y una estupenda forma de darnos un capricho dulce más sano de lo que os tengo por aquí acostumbrados…



Como os comentaba por Instagram (aún no me sigues?? Aquí te dejo el link), hay frutas que los niños se niegan a comer, la pera o la piña son ejemplos de ello. Decidí probar a prepararlas en compota y las comen genial de esta manera. Procuro hacerlas con fruta muy madura para evitar añadir edulcorante, pero si lo veo necesario siempre empleo panela que es un azúcar moreno sin refinar.



Un día tenía excedente de compota de piña y unas cerezas en almíbar en la nevera y así surgió la idea de estas tartaletas. La piña cortada en forma de flor es piña natural en conserva, al estar perfectamente cortadas es más fácil hacer las flores con un cortador de galletas, aunque un poco de ayuda con un cuchillo es necesaria.









Como sugerencia os propongo espolvorear un poco de azúcar glass, quedan más vistosas y bonitas pero creedme que no es necesario porque sin ella están igualmente ricas y evitamos tomar azúcar refinada. Recién salidas del horno con una bola de helado de vainilla están de vicio!!!



RECETA TARTALETAS DE PIÑA (4 UDS.)

Ingredientes:

Una lámina de hojaldre

Para la compota: una piña y dos cucharadas soperas de panela o azúcar moreno

Para decorar: 4 rodajas de piña natural en conserva, cerezas en almíbar y azúcar glass

Un molde de galletas en forma de flor

Un huevo batido para pintar el hojaldrePaso a paso:

Lo primero será preparar nuestra compota. Limpiamos la piña, quitándole la piel y el centro y la cortamos en dados. Calentamos en un cazo a fuego medio-fuerte los dados de piña con dos cucharadas de panela, en su defecto azúcar moreno, aunque esta cantidad variará en función del dulzor que queráis.

Cuando lleve 10 minutos la trituramos con una batidora y continuamos cocinándola unos 20 minutos más hasta que se evapore el agua que soltará durante la cocción, necesitamos una compota espesa (cuidado que no se queme!)

La dejamos enfriar en un bol y la refrigeramos tapada con papel film

Precalentamos el horno a 180º y preparamos una bandeja con papel de horno

Cortamos las rodajas de piña con un cortador en forma de flor, no es fácil necesitaremos ayudarnos de un cuchillo

Cortamos el hojaldre en forma de círculos con ayuda de un bol, por ejemplo, y las situamos sobre la bandeja

Añadimos compota, como veis en las fotografías, en el centro de cada círculo de hojaldre, situamos la flor de piña encima y decoramos el centro con la cereza en almíbar

Una vez que tengamos todas las tartaletas listas, pintamos el borde de hojaldre de cada tartaleta con huevo batido y las horneamos 10-15 minutos o hasta que veamos que el hojaldre está dorado

Las dejamos enfriar sobre una rejilla y si queremos espolvoreamos azúcar glass

Fuente: este post proviene de Frambuesa y Caramelo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El steak tartar es una de las muchas recetas sencillísimas que hacemos de vez en cuando en casa y que de sencillas que son no suelo traer por aquí, ¡tendré que ir animándome poco a poco! Aprovecho par ...

Sí, es nuestra granola favorita y hemos probado mil y una combinaciones, pero de todas ellas esta es la que no falla! Lleva miel y almendras, como ingredientes principales y le añadimos panela y jarab ...

Recomendamos