comunidades

Ventresca de atún con pesto de perejil y pistachos



De mayo a octubre estamos en plena temporada del atún y es un placer comer esta maravilla de la naturaleza.

Realmente no requiere preparaciones muy elaboradas, pues su rotundo y contundente sabor domina todo el plato en el que se incorpore.

Esta receta es muy sencilla. Sólo requiere una buena pieza de la ventresca, parte muy jugosa del atún, ajo, perejil y unos pistachos. Al horno y listo!!



Para 4-5 personas:

1 ventresca de 1 Kg más o menos

1 diente de ajo

1 manojo de perejil fresco

100 g de pistachos sin sal

aceite de oliva virgen extra

salSe lava bien la ventresca y se coloca en una fuente para horno con la piel hacia abajo. Se precalienta el horno con calor arriba y abajo a 200º C.

Se pone en el vaso de la batidora el diente de ajo, dos cucharadas de aceite de oliva virgen, dos cucharadas de perejil lavado y picado y sal. Se bate enérgicamente unos instantes.



Se pelan los pistachos y se ponen en un papel de horno. Se hace un paquetito y se pasa el rodillo por encima para que quede un picado de pistachos.



Se unta esta con esta mezcla el pescado, se espolvorea con los pistachos picados y se hornea unos 10-15 minutos.





Una vez pasado este tiempo se sirve de inmediato y se come separando sus deliciosas lascas...



Fuente: este post proviene de Martuka, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy una idea de esas que nos encantan. Un plato rápido, sano y nutritivo con toda la frescura veraniega. No te prives! Sólo hacen falta tres ingredientes y la ensalada mejora muchísimo si elegimos mu ...

Aunque había probado esta deliciosa guarnición en diversos restaurantes (acompañando hamburguesas fundamentalmente), nunca había preparado este tubérculo como acompañante. Realmente, la batata y el bo ...

Mira que son ricas las cremas de hortalizas! A mi me encanta cenar una crema o sopita, ya sea fría en verano o calentita en invierno. La de calabacín siempre es una baza segura. En este caso no he uti ...

Recomendamos