Los cerezos en flor Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Zopfbrot - Trenza de pan Suiza



La primera receta que tengo publicada en el blog es justo este Zopfbrot o Trenza de pan suiza. Siempre me ha encantado hacer pan pero fue al llegar a Suiza cuando me metí de lleno en su elaboración. Es un aprendizaje eterno, siempre hay alguna nueva.. técnica de amasado, una harina diferente que hace que todo se transforme, esa masa madre que hace que todo sea excepcional...
Recuerdo como si fuera ayer cuando después de un día eterno de mudanza, solos, sin conocer a nadie, con todo por hacer, en una casa llena de cajas y muebles apareció mi vecina con su mejor sonrisa y con una trenza de pan recién hecha por ella bajo el brazo para darnos la bienvenida al país. Me pareció el gesto más bonito que me habían hecho nunca. Fue una de las mejores cenas que recuerdo. Ella me enseñó a preparar éste pan típico de Suiza que se elabora para los domingos, brunchs como el día de la madre o para cualquier fiesta o celebración. Es el pan festivo por excelencia de éste país.
No os podéis hacer una idea de lo bien que huele mientras se hornea! Sólo por eso debería hacerse para ambientar la casa! Nada de gastarse los dineros en el super, pon un pan de trenza en tu horno y te aseguro que alucinarás con el ambiente que creas en tu casa.



Cada vez que tengo invitados un par de estos panes cae para desayunar, con steak tartar, con buen embutido o simplemente con mantequilla y mermelada caseras son un manjar de dioses.
En poco más de un mes tendremos semana santa aquí, así que he pensado que sería una buena opción proponeros hacer este pan dándole la forma de conejitos de pascua, es una técnica perfecta de amasado para que los más peques de la casa se metan de lleno en la cocina, luego no te dejarán ni las migas porque lo han hecho ellos!.
Os dejo también otra propuesta de presentación en corona y relleno de manzana y canela. Pero al igual que os lo he hecho dulce podéis ponerle en la masa bacon bien crujiente, o pesto porqué no?. Cuando la receta base es tan deliciosa cualquier cosa que queráis incorporar dará como resultado un pan magnífico.



Con esta receta participo en el recopilatorio de recetas Suizas que ha organizado Silvie de Citronelleandcardamome. Somos un grupo de bloggers que cada semana os traemos dos deliciosas propuestas del amplio recopilatorio de recetas Suizas. No os las podéis perder!! Podéis seguir nuestras andanzas en Instagram sólo escribiendo #swissfooddiscovery, vamos a aprender un montón!


INGREDIENTES

* 1kg harina de fuerza
* 500ml leche entera
* 175g mantequilla sin sal
* 42g levadura fresca de panadero
* 1 cucharada de sal
* 1 cucharada de azúcar
* 1 cucharada de miel ( aportación personal )
* 1 yema de huevo
* 1 cucharada de leche
* 1 manzana
* mantequilla
* canela en polvo
* azúcar moreno
* azúcar granillo


ELABORACIÓN

1. Lo primero que hay que hacer es mezclar los ingredientes secos, harina, sal y azúcar en el bol de la máquina de amasado, o en su defecto en un gran bol para amasarlo a mano. Mientras calentar la leche con la mantequilla. Atención con la temperatura de la leche, si está muy caliente la levadura se inactivará y luego no subirá el pan.

2. Desliar la levadura en un cuenco con una cucharada de azúcar y otra de harina con un chorrito de agua templada para verificar si la levadura está activa o no. Lo dejo reposar diez minutos y observo si se han formado burbujas en la superficie y si ha levado la mezcla. Muchas veces al comprar la levadura y llevarla a casa, por los cambios de temperatura la levadura muere y no funciona como teníamos pensado. Por ello antes de comenzar con todo el proceso os evitaréis más de un disgusto al ver que el pan no sube y con el consiguiente gasto de ingredientes y de tiempo.

3. Unimos al bol de amasado la leche y la mantequilla ya fundida y templada, la levadura espumosa y a amasar.

Si lo hacéis en máquina la masa resultante se tiene que despegar de las paredes, es decir se queda como una bola y no quedan restos de harina en las paredes del bol.

Problemas que pueden surgir:

- La masa está pegajosa: añadimos más harina hasta que se forme esa bola perfecta

- La bola no se forma: con mucho cuidado vamos añadiendo gotas de leche hasta que la mase ligue y se forme esa bola.

El que se forme una bola o no depende mucho de la harina, y la humedad ambiente, lo que hago yo siempre es mejor quedarse corto de líquido , es decir si la receta indica 500ml de leche, añado para empezar 400ml, si vemos que la masa está muy seca y hay grumos pues vamos incorporando poco a poco el líquido, de esa manera controlamos la humedad de esa masa.
Dejamos amasar unos 8 minutos a mínima velocidad.

4.Empezamos con el primer levado, cubrimos la masa con un trapo seco y limpio y en un lugar sin corrientes. La masa debe duplicar su volumen, por lo menos 1 hora y media.

Pasado el tiempo, dividir la masa en dos porciones de igual peso. Con una dividimos la masa en tres porciones iguales, las estiramos formando unos cordones de masa y procedemos a hacer la trenza.
Con la otra porción de masa, procedemos de la misma manera, hacemos tres cordones de masa, pero esta vez, dos de esos cordones los estiramos a lo largo con la ayuda de un rodillo y colocamos en el centro la manzana finamente cortada a cubitos, espolvoreamos con azúcar moreno, la canela y nueces de mantequilla, cerramos bien la masa dejando el contenido en su interior y hacemos una trenza, juntamos los extremos y obtendremos una corona. En el centro colocar una bola hecha con papel de aluminio para que no se cierre del todo al levar.
Otra opción es usar una de las mitades para hacer los conejitos de Pascual. Tan sencillo como dividir la masa en porciones de unos 80gr, estirarlas formando un cordón de masa, juntamos los dos extremos, damos un par de giros y tenemos la forma. En la base colocar una bola de masa para hacer el rabito del conejo.
Una vez formemos la trenza, la corona o los conejitos de Pascua, cubrir con un trapo y en un lugar cálido y resguardado de corrientes de aire. El mejor lugar es dentro del horno. Dejar levar entre 30-40 minutos.

5. Transcurrido el tiempo pintarlos con la mezcla de una yema de huevo con un chorrito de leche, decorar al gusto con azúcar granillo y al horno precalentado a 210º metemos el pan en la parte baja del horno 10 minutos. Pasado el tiempo bajamos la temperatura a 190º unos 30 - 35 minutos. Sabremos que está cocido cuando al golpear en la base suena hueco.



Para hacer estas tres propuestas he utilizado 1,5kg de harina. Os puedo asegurar que ya que os ponéis hacéis una buena cantidad y tenéis meriendas, desayunos y picoteos solucionados unos cuantos días. Qué os aproveche!

Fuente: este post proviene de Los cerezos en flor, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Greek Dolmades o Dolmadakia!

Una de mis mejores amigas en Suiza es griega y cuando me invita a ir a comer a su casa no hace falta que le diga que lo que más me apetece comer son las Dolmades griegas. Este plato cuando lo degusto ...

Pan de Cerveza suizo

Si has visitado alguna vez mi blog sabrás que soy muy panarra, siempre que puedo publico una receta de pan, me fascina que con tan solo unos cuantos ingredientes pueda salir una maravilla tan delicios ...

Etiquetas: Panes y Masas

Recomendamos