Blog de ampurda Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Caldo gallego, receta fácil y tradicional

El caldo gallego no tiene una receta única, los ingredientes dependerá en gran medida de lo disponible en cada familia y es que se metía a la cazuela, lo que había por casa y se adaptaba a los medios económicos de cada familia. El caldo también tiene muchas variantes porque se acomoda a las legumbres propias de las diferentes épocas del año, repollo blanco, berza, grelos, nabizas.
Esta sopa para las familias pobres en una especie de potaje compuesto de berzas u otras verduras de estación, habas, patatas cortadas, un poco de unto, y a veces harina para espesar. Lo hay también para las clases medias, que lleva además otras legumbres, algún hueso o tocino y algo de carne de vaca; y lo hay para los burgueses, con verduras, legumbres selectas, chorizo, jamón, etc. 
En la receta de hoy vamos a tirar la casa por la ventana y cocinaremos un plato único pero contundente, con este frío no hay nada mejor para combatirlo que una sopa bien caliente, nuestros mayores siempre han contado con dos trucos, el primero ¡ Ande yo caliente y ríase la gente! y el segundo tomar una sopa humeante al llegar a casa para entrar en calor, llegar a casa con ese increíble aroma de carnes bullendo a fuego lento combinado con el olor de las fabes y el unto, es fascinante. 
Tened en cuenta que cuando hacemos caldo es para tomar varios días y que a partir del segundo día, está perfecto pues los sabores se agarran mucho más. Comenzamos...



Ingredientes:

4 litros de agua
½ Kg de hueso de jamón.
½ Kg de hueso de caña de ternera (tuétano)
200 gr de chorizo ahumado
150 gr de fabas remojadas (alubias grandes, de grano brillante, pulpa tierna y piel fina, variedad galaica)
25 gr de unto
750 gr de grelos lavados y troceados.
1 Kg de patatas peladas y cortadas en trozos (cachelos)
Sal al gusto



Elaboración:
Poner a remojo en agua fría las fabas 12 horas antes y escurrir.
1. Poner a cocer en una cazuela con el agua fría las habas y los huesos. Espumar de vez en cuando y dejar cocer a fuego lento 45 min.aproximadamente.
2.  Aparte, en otra cazuela, blanquear los grelos en agua hirviendo con un pequeño trozo de unto, refrescar y reservar.



3. Agregar las patatas a la cazuela con las judías y los huesos. Dejar cocer 15 minutos y deshacer alguna de las patatas para que la fécula ligue un poco el caldo. Añadir los chorizos, el unto ahumado y cocer 15 minutos más.
4. Por ultimo añadir los grelos ya cocidos justo antes de servirlo de manera que no pierdan el color. Trocear el chorizo. Apartar los huesos, el unto y servir.
Otras variantes del caldo gallego:
Caldo branco potaje de habichuelas blancas, garbanzos, guisantes, patatas cortadas, calabaza y carne de cerdo o unto.
Caldo chirlo al que se denomina también como caldo vigueiro.
Caldo de castañas potaje de castañas pilongas, que lleva los principales ingredientes del caldo, sin verduras ni judías. Llámese también caldelo y calduda. 



Fuente: este post proviene de Blog de ampurda, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: recetas de primeros

Recomendamos