comunidades

Carrilleras al vino tinto

Ha llegado el otoño, así de repente. Todo junto: lluvia, viento, frío. Ganas de platitos reconfortantes, por algo es mi estación favorita el otoño. Porque ya tengo excusa, por fin, para ponerme las botas. Para estar en casa, encender el horno, dormir la siesta con una mantita en el sofá.

Uno de mis platos favoritos es este. Carrilleras de cerdo, preparadas con una salsa de chuparse los dedos. La verdad es que no hace mucho tiempo que las preparo, antes no las encontraba con facilidad en la carnicería. Pero en cuanto las probé, me hice fan incondicional. Una carne tan tiernecita que se deshace en la boca, jugosa, llena de sabor.

No se puede pedir más. O sí. Una barra de pan de pueblo, por favor.


Carrilleras al vino tinto

Ingredientes para 4 personas

8 carrilleras de cerdo

100 g de cebolla.

100 g de pimiento rojo.

100 g de puerro.

150 g de zanahoria.

sal.

pimienta negra.

250 ml de vino tinto.

250 ml de caldo.

3 cucharadas de harina.

aceite de oliva.



Preparación:

1. Limpiamos bien las carrilleras de grasa, suelen traer una especie de telilla y grasa por una de las caras, y conviene retirarla para que sea más agradable de comer.

2. Salpimentamos las carrilleras por ambas caras y las pasamos por harina. Freímos las carrilleras en la olla rápida a fuego fuerte para que se sellen y se doren. Retiramos a una fuente y reservamos.

3. En el mismo aceite, sofreímos las verduras picadas no muy finas, a fuego medio, hasta que estén blanditas y comiencen a dorarse.

4. Añadimos entonces el vino, rascamos el fondo de la olla con una espátula de madera para aprovechar todos los jugos y dejamos que dé un hervor para que se evapore el alcohol.

5. Incorporamos de nuevo las carrilleras a la olla, cubrimos con caldo y cerramos la olla rápida. Cocinamos 40 minutos en la segunda posición (la de más presión). Una vez acabado el tiempo, retiramos del fuego y dejamos que baje la válvula antes de abrir la olla.

6. Apartamos las carrilleras y pasamos la salsa por la batidora. Damos un último hervor a la carne con la salsa triturada y servimos con puré de patatas o con un arroz en blanco, por ejemplo.


Fuente: este post proviene de No Sin Mi Taper, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Esta ensalada es ejemplo de los platos que adornan mis táperes últimamente. Cuando llega la primavera y mejoran las temperaturas, y además el turisteo es el pan nuestro de cada día, me convierto en la ...

La primavera ha llegado, loca, como siempre. Un día hace calorcito y una temperatura maravillosa, al siguiente llueve como si se hubiese desencadenado un nuevo diluvio universal. Y así voy yo, como ga ...

No hay duda de que eliminar el azúcar de la dieta está de moda. Es una moda que me parece estupenda, porque consumimos muchísimo, incluso en productos que jamás imaginaríamos que lo llevan. Ya sabéis ...

Una de las cosas que peor llevo en esta vida es el comienzo de la temporada turística. Madrugones de órdago, todo el día fuera de casa, de aquí para allá... Enseguida me acostumbro, no creáis, pero un ...

Recomendamos