Tonio Cocina Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Centollo y otros mariscos, cómo cocerlos

Aprende hoy cómo cocer un centollo y otros mariscos, como el buey de mar, el bogavante, la langosta… Esta receta es una guía completa en la que encontrarás todos los trucos para elegir el mejor marisco, cocerlo, presentarlo y congelarlo si así lo deseas. Para disfrutar del delicioso sabor de un buen marisco, debemos saber elegirlo y cocinarlo en su punto. La cocción tiene sus técnicas y siguiendo estos pasos y trucos, verás que además de fáciles, te permitirán disfrutar de un buen marisco en cualquier momento…







Versión en PDF:          Centolla cómo cocer CEN

Dedicación:                        5 – 10  minutos

Tiempo de Cocción:           15 – 20  minutos dependiendo del tamaño

Cantidad:              para  2   personas  |  1 centolla grande o 2 pequeñas
 

 

 

Ingredientes

1 centoll0 de unos 900 g

2 Litros de agua (hasta que cubra el centollo)

2 hojas de laurel

Sal, unos 30 – 40 g por litro de agua

Utensilios: un martillo de cocina o cascanueces, un paño de cocina

   Preparación

Si lleva algas pegadas lavamos el centollo para quitarlas. Si la centolla o centollo está vivo tenemos dos opciones: “matarla” antes de cocer, para evitar que se rompan sus patas y pueda entrar agua en su interior o cocerla desde el inicio, con el agua fría. Para matarla sólo hay de dejarla un tiempo en agua dulce, hasta que no se mueva o ahogarla con un poco de vinagre.  IMPORTANTE : Empleamos la regla básica para la cocción de mariscos: Si el marisco está vivo, es fresco –>  lo echamos en AGUA FRÍA y se cuentan unos 18 minutos desde que empieza a hervir. Si el marisco está muerto –> lo echamos con el AGUA HIRVIENDO y se empiezan a contar los 18 minutos cuando vuelve a hervir.

Ponemos al fuego una olla con dos litros de agua (o el agua suficiente para cubrirlas), 2 hojas de laurel y  unos 30 g de sal por cada litro de agua. Una vez cocido el centollo retiramos inmediatamente del agua y dejamos enfriar con las patas hacia arriba, para que no pierda el jugo del interior, tapadas con un paño humedecido en el agua de la cocción. Con este sistema podemos cocinarlo unas horas antes y estará como recién cocinado.

Cuando haya enfriado, lo desmontamos para presentarlo: Quitamos la tapa que está en la barriga del centollo y separamos el cuerpo del caparazón, agarrando una de ellas y tirando de la otra. Soltamos la parte de la boca que está en el interior del caparazón, presionando hacia adentro y limpiamos las telillas de los lados, si las tiene. Quitamos las patas girándolas ligeramente y tirando de ellas. Debemos romperlas y lo haremos con ayuda de un martillo de cocina o un cascanueces. Para que no salpiquen al golpearlas, es muy útil ponerlas en medio de un paño. Retiramos las barbas que están en los bordes del cuerpo, la dividimos a la mitad y cada una de ellas en 3 ó 4 partes.

A la hora de servir distribuimos todas las partes en una fuente. El caparazón estará en el medio y rodeándolo las partes del cuerpo y las patas. En el caso de las hembras y del buey, pondremos una cucharilla dentro del caparazón para ayudar a comer su interior. Podemos acompañarlo con alguna salsa como la mayonesa o la salsa rosa, aunque yo prefiero no añadirles nada más y poder así disfrutar de su delicioso sabor.
   

   

 Diferencias entre centolla hembra o macho

Para saber si un centollo o un buey es macho o hembra, simplemente hay que ver la tapa que está en la base, que es el aparato reproductor:

El macho tiene la tapa más larga y estrecha.

La tapa de la hembra es más redondeada y grande, pues en ella alberga las huevas. Además tiene más corales en su interior (esas partes color rojo vivo), con un sabor muy rico.
   

   

 Recomendaciones para comprar y preparar el marisco  

A la hora de comprarlos debemos asegurarnos de que no estén “vacíos”. Su peso debe ser proporcional a su tamaño, y lo mejor es comparar uno con otro. Otro truco muy importante es presionar en la tapa, en el aparato reproductor, si se hunde es que está vacío o tiene poca carne. Otro truco es presionar en sus unas o pinzas si está vivo, ya que deben hacer fuerza al presionarlas o intentar moverlas. Si al agitarlos se oye que se mueve algo en su interior, es otra señal de que están vacíos o con agua. A la hora de comparar, rechazaremos las piezas que estén rotas o les falte algún miembro, pues podría entrar agua por esos huecos durante la cocción y estropear su sabor.

Si la centolla o el buey de mar están vivos, podemos “matarlas” para evitar que se rompan sus patas y suelten durante la cocción. Para ello las dejaremos en agua sin sal durante un tiempo, o también podemos “ahogarlas” con un poco de vinagre en la zona de la boca. La otra opción es cocerlos en el agua fría.

El agua de la cocción será la justa para cubrir el marisco, debiendo ajustar el tamaño del recipiente al del marisco que vayamos a utilizar. Lo ideal es cocinarla en agua de mar, aunque como es bastante difícil disponer de ella en muchos casos, es por ello que se añade esa cantidad de sal, para simular el nivel salino del agua de mar. La proporción de sal está en unos 30 – 40 gramos por litro de agua. El laurel aportará su toque de sabor muy acorde con el marisco. A la hora de enfriar suele mojarse un paño en el agua de la cocción y con él se tapa el marisco, para que no se reseque, e incluso hay quien congela el marisco envuelto en dicho paño…

El tiempo de cocción depende del tamaño del ejemplar que queramos cocinar. Para uno pequeño de unos 600 – 700 g será de unos 16 minutos e iremos aumentando un minuto de cocción cada 100 g. En nuestro ejemplo el centollo pesaba 900 g y lo hemos cocido durante 18 minutos desde que comenzó a hervir. Este sistema es aplicable a este tipo de mariscos: centolla, buey de mar, bogavante o langosta, ajustando el tiempo a su peso.

No debemos olvidar la regla de oro a la hora de la cocción de este tipo de mariscos: centolla, buey de mar, bogavante o langosta. Si el marisco es fresco y está vivo lo echamos en el AGUA FRÍA y se cuentan 18 minutos desde que empieza a hervir. Si el marisco fresco está “muerto”, lo echamos con el AGUA HIRVIENDO y se empiezan a contar los 18 minutos desde que vuelve a hervir.

En el caso del marisco congelado ya cocido, no es necesario cocerlo. Para consumirlo se deja descongelar a temperatura ambiente durante unas 24 horas. Si se prefiere consumir caliente, se calentaría durante unos minutos “al vapor”, nunca se volvería a cocer en agua.

Una vez cocido el marisco es importante retirarlos del agua y dejarlos enfriar. Los dejaremos enfriar con las patas hacia arriba, para que no pierdan los jugos de su interior.  Recomendaciones para congelar

Si queremos congelar el marisco después de la cocción, podemos envolverlo en film plástico para que no les entre aire. La introduciremos además dentro de una bolsa y la ataremos bien. Debemos colocarlas con las patas hacia arriba, para evitar que se pierda el jugo del interior de las centollas antes de que se congelen. Otra opción es envolverlas en un paño limpio empapado en el agua de la cocción y después envolverlas en el film plástico…

Y antes de su consumo, se dejan descongelar a temperatura ambiente desde el día anterior. No es recomendable tenerlas mucho tiempo congeladas, como máximo dos o tres meses.  Consumir pescados y mariscos en los meses con R

Hay un dicho muy popular que dice: los mariscos y pescados se deben consumir o están mejor en los meses que llevan R. Este dicho se remonta a los años 40, cuando no existían métodos de refrigeración como los actuales y el pescado y el marisco se estropeaba con más rapidez. Además hay otro factor que influye y es la veda de los mariscos, ya que muchos de ellos desovan durante el periodo de mayo a agosto y por ello no se deben capturar y además, las aguas cambian su temperatura y suelen aparecer una especie de algas, que sueltan unas toxinas, lo que se le conoce popularmente como la marea roja. Con los frigoríficos la primera parte del problema ha quedado solucionado, y en cuanto a la segunda siguen existiendo períodos de veda, que son imprescindibles para que sobrevivan las especies.

Durante todos los periodos del año hay especies que se pueden consumir. En primavera están las almejas, las cigalas y las ostras. En verano almejas, bogavante, langosta, mejillones, navajas, ostras y percebes. En otoño los berberechos, el bogavante, las gambas, la langosta, las vieiras y las zamburiñas.  El centollo y el buey están mucho más sabrosos en invierno, además de las almejas, camarones, nécoras y vieiras…

 

Te recomendamos estas recetas para ir abriendo boca:



 
Fuente: este post proviene de Tonio Cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Solomillo en salsa de Champiñones

Hoy preparamos Solomillo en salsa de Champiñones especial para Navidad. El plato de hoy es uno de mis favoritos para ocasiones especiales. Navidades, aniversarios, cumpleaños, en cualquier celebración ...

Tarta de chocolate y nueces sin horno

La tarta que os presento hoy es una delicia, es muy cremosa y contundente y su combinación de chocolate con nueces hace que esté de vicio!!!. Es una tarta muy cremosa y muy jugosa, sin necesidad de ho ...

Recomendamos

Relacionado

cocina y recetas abrir un centollo centolla ...

Cómo preparar centollo cocido en casa

Hola amores! En el vídeo que hoy os traigo veremos como preparar un centollo o buey de mar en casa. aprenderemos a cocerlo, pero también el proceso de abrirlo y cortarlo para llevarlo a la mesa y que no haga falta ningún accesorio especial para comer.  Echadle un vistazo al vídeo pinchando en la imagen. Como preparar centolla o buey de mar ¿Qué tal estáis pasando el puente? A mí me toca trabajar ...

pescado recetas recetas navideñas

Cómo cocer centollo

El centollo o centolla (Maja squinado o Maia squinado) es un crustáceo de la familia de los cangrejos, común de las costas gallegas, y cuya recolecta se inicia en el mes de diciembre. Su caparazón rojizo es rugoso, grueso y está repleto de pinchos. Cocer un centollo correctamente garantiza que nos llevemos a la boca un pedazo de carne con su mejor sabor y textura. La carne de centollo se considera ...

Cefalópodos Entrantes y Primeros Mariscos ...

Cinco razones para comprar marisco gallego de forma Online

Cinco razones para comprar marisco gallego de forma Online El Marisco gallego es uno de los más buscados por los cocineros que buscan calidad y para poder conseguirlo de manera fácil y hacer una receta con nécoras, langosta, centollo o buey, una buena idea es comprarlo de forma online. ¿Por qué el marisco gallego es de los más buscados? El marisco gallego tiene un  sabor diferente al  resto de los ...

trucos y consejos con los dedos para llevar ...

Cocción de mariscos

AGUA DE COCCIÓN El mejor agua para la cocción de mariscos es el agua de mar, limpia y si es posible filtrada. Si no podemos disponer de agua de mar, lo haremos con agua filtrada y sal marina. Hay que poner una proporción variable de sal por cada litro de agua filtrada, en la tabla que sigue puedes ver las cantidades y tiempos. Es importante que el agua de cocción tenga la dureza justa y no aporte  ...

Aperitivos y entrantes

Croquetas de changurro

En el País Vasco se llama changurro (del euskera txangurru, ‘centollo’) al centollo y, por extensión, tanto en el País Vasco como en el resto de España, a una serie de platos populares de la región hechos a base de carne desmenuzada de dicho marisco. Yo para mi receta he utilizado la carne de un buey de mar, crustáceo de carne muy parecida al centollo y muy apreciada por los amantes del marisco. I ...

trucos de cocina gastronomía pesca y mar ...

Cómo preparar un buen marisco

Rico, con proteínas y muchas veces reservado a las ocasiones especiales. El marisco es uno de los bienes más preciados de España. Por variedad y, sobre todo, por calidad. En las aguas que rodean nuestras costas encontramos crustáceos y bivalvos para satisfacer todos los gustos. Desde las cotizadas ostras hasta los modestos mejillones, desde bogavantes y centollos hasta las gambas rojas o blancas. ...

trucos tips marisco ...

Cómo cocer una centolla y otros marisco: todos los trucos paso a paso 

Se acerca la Navidad, y uno de los platos estrella es el marisco. Es complicado coger el punto de cocción pero, ¡no te preocupes! ¡Aquí tienes el truco para que te quede perfecto! Este ejemplo está hecho con una centolla pero también te servirá con el buey de mar y el bogavante. ¿Comenzamos? Para que el marisco quede en su punto es importante cocerlo en agua salada. Debes usar unos 30 o 40 gramos ...

recetas de primeros

Salpicón de marisco

SALPICÓN DE MARISCO INGREDIENTES : - Mejillones - Gambas - Buey - Txatka o carne de cangrejo - Huevo - Zanahoria - Cebolla - Aceituna verde - Puerro - Laurel - Aceite de oliva - Vino Albariño - Sal - Vinagre * ( Opcional ) - Bogavante * ( Opcional ) - Centollo * ( Opcional ) PREPARACIÓN : 1º - Primero cocemos el buey , los mejillones y las gambas , todo ello por separado con sal y una ho ...

centolla cocer como limpiar buey de mar ...

Cómo sacar todo el partido a una buena centolla

Desengañémonos, una buena centolla es un producto que no está a nuestro alcance todos los días, ya que no está de temporada todo el año, no siempre está en su punto, bien cargada, y no siempre nos lo permite el bolsillo. Para esas veces en que tengamos la suerte de poder disfrutar del marisco más preciado de Galicia, hoy queremos enseñaros cómo sacar todo el partido a una buena centolla. En este p ...

Centolla Mariscos Pescados y Mariscos ...

Centollo relleno | Salpicón de centollo

Hola cocinillas Hoy os traigo Centollo relleno o también llamado salpicón de centollo está riquísimo. Súper fácil de hacer, lo único que puede llevar un poco de tiempo y trabajo es desmenuzar y quitar la carne al marisco pero vale la pena, porque el resultado es espectacular!! Sólo hay que ver la pinta que tiene, dan ganas de coger un poco para poder degustarlo. Estoy escribiendo este post y es q ...