comunidades

Cheesecake de chocolate y peppermint con bastones de caramelo

Qué bonita es la Navidad, sobretodo cuando hay niños en casa. Poner el Portal de Belén, el árbol, adornarlo todo y comer caramelos... O mejor aún, cocinar con ellos.
Eso es lo que hemos hecho en casa, uno de nuestros postres preferidos: el cheesecake, pero este especialmente navideño porque contiene los típicos bastones de caramelo o "candy canes".
Además, con esta receta participo en el Reto de "Christmas Time" de la Comunidad Cocineros del Mundo en Google+.



En torno a estos bastones de caramelo existen muchas leyendas e historias.

Se cree que uno de los maestros del coro de la Catedral de Colonia (una catedral preciosa, por cierto) allá por el siglo XVII encargó a un pastelero que hiciera unos caramelos para entregárselos a los niños que iban a la iglesia en Navidad. La forma de bastón era para que los niños recordaran a los pastores que visitaron a Jesús, el color blanco simbolizaría la vida sin pecado de Jesús y el color rojo la sangre que derramó por nosotros.
Otra simbología explica que la forma de bastón simboliza que Jesús es el Buen Pastor y que si invertimos el dulce, veremos la letra J, primera letra del nombre de Jesús.


Ingredientes (molde de 15 cm.)

Para la base
15 galletas Chiquilín Energy (trituradas)
20 gr. de mantequilla derretida
1 cucharada de azúcar
Para el pastel de queso
425 gr. de queso crema
175 gr. de leche condensada
45 gr. de nata (crema de leche) líquida para montar
30 gr. de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos tamaño L
120 gr. de chocolate negro para postres (picado)
5 bastones de caramelos de peppermint (triturados)
Para la cobertura de chocolate
95 gr. de nata (crema de leche) líquida para montar
135 gr. de chocolate negro para postres
Bastones de caramelo (para adonar)Precalentamos el horno a 160º C.

Combinamos las galletas trituradas con la mantequilla y el azúcar. Presionamos la mezcla firmemente en la parte inferior de un molde desmontable de 15 cm. previamente engrasado. Horneamos 14 minutos y dejamos enfriar.

Batimos el queso crema a velocidad media-alta con una batidora eléctrica hasta que quede cremoso. Poco a poco agregamos la leche condensada, batiendo hasta que ambos se mezclen. Agregamos la nata (crema de leche) líquida, el azúcar y la vainilla, sin dejar de batir. Añadimos los huevos, uno a uno batiendo hasta que se mezclen bien antes de añadir el siguiente. 

Por último agregamos el chocolate picado y los caramelos triturados.

Vertemos la mezcla en la base del molde y horneamos durante 55 minutos o hasta que el centro esté casi firme. 

Apagamos el horno y con la puerta ligeramente abierta, dejamos reposar el pastel de queso dentro durante 1 hora. Posteriormente dejamos que se enfríe por completo sobre una rejilla y refrigeramos unas 8 horas.


Para preparar la cobertura de chocolate, calentamos la nata (crema de leche) líquida en el microondas a potencia alta durante 1 minuto. Añadimos el chocolate en trocitos y revolvemos hasta que el chocolate se derrita por completo. 

Colocamos el pastel sobre una rejilla con un plato debajo y vertemos el chocolate sobre él, permitiendo que el sobrante caiga sobre el plato.

Dejamos reposar para que el chocolate se solidifique un poco. Cortamos los bastones de caramelo y los colocamos alrededor del pastel. Adornamos la parte superior con dos bastones de caramelo cruzados.


Los "candy canes" también se pueden utilizar para adornar el árbol de Navidad, ya que por su forma, pueden colgarse en él con facilidad.
Pero ya os digo que habiendo niños en casa tendréis que tenerlos a buen recaudo por lo menos hasta que hagáis este cheesecake.


Además de deliciosa, esta tarta de queso es súper vistosa e ideal para culminar una comida de Navidad o para tomarla como acompañamiento en una merienda cualquier día de estas fiestas.

Fuente: este post proviene de Cook the cake, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Trufas de Oreo, queso mascarpone y ron

Muy buenos días y muy feliz año 2019 que acaba de comenzar. Espero que este año nos colme a todos de salud, lo más importante sin lugar a dudas, y ya después que cada uno de nosotros reciba lo que más ...

Bizcocho invertido de piña y champán

Hola, ¿cómo estáis? ¡Cuánto tiempo ha pasado! Tengo la impresión de que soy como el turrón, que vuelve a casa por Navidad. Pero es que últimamente se han producido algunos acontecimientos que han hech ...

Recomendamos