comunidades

Cheesecake japonés o soufflé de Japón, receta perfecta

Hacía mucho que no traía una receta de tarta de queso o cheesecake así que hoy os traigo una muy especial: tarta de queso o cheesecake japonés. También se le conoce como soufflé de Japón en el país nipón. Es una tarta de queso diferente a las que habéis probado, principalmente por su textura. Una textura que os va a encandilar desde el primer mordisco. ¡No os la perdáis!



La receta es muy sencilla, como la de todas las tartas de queso, vaya. Lo único que igual es un pelín más laboriosa por el simple hecho de que es una receta en la que hay que meter mucho aire y eso lo conseguimos con un buen merengue (batiendo las claras a punto de nieve, vaya). Pero es el paso más importante: con él conseguiremos esa textura tan característica de este postre.



También se le conoce como cotton cheesecake en el mundo anglosajón. Como veis, algunas de sus denominaciones vienen dadas por la textura de la que os he hablado. Es muy esponjosa y casi casi se deshace en la boca. Tenéis que tener cuidado al hornearla porque si os pasáis puede que se os seque con rapidez, es lo malo de la receta.



Tiene un ligero aroma a limón que le da un toque perfecto y que combina muy bien con los frutos rojos con los que he decorado el postre. Podéis usar otra decoración, muchas veces se sirve simplemente con azúcar glacé, pero a mí me apetecía darle un toque más fresco y la fruta siempre se lo da. Además, como bien sabéis, los frutos rojos encajan a la perfección con este tipo de tartas.



Espero que os animéis a hacerlo en casa. Tanto si sois amantes de las tartas de queso como yo, como si no, deberíais probar esta versión del cheesecake japonés porque seguro que os encanta. Yo ya la he preparado varias veces y siempre que la hago es un triunfo. ¡Animaos y me vais contando!



Cheesecake japonés o soufflé japonés


Dificultad: Fácil

Tiempo horneado: Una hora (aprox)

Raciones: 12

Etiqueta: Cheesecake

Trotamundos: Asia

250 gr de queso crema
100 ml de leche entera
50 gr de mantequilla
60 gr de harnas normal
20 gr de maicena
6 huevos grandes
160 gr de azúcar
Una cucharada de ralladura de limón
Una cucharada de zumo de limón
Una cucharada de vainilla en pasta
Una pizca de sal

Para decorar
Azúcar glacé
Frutos rojos

- Precalentamos el horno a 170ºC arriba y abajo sin ventilador.

- Engrasamos un molde de 20 cm. Yo también he engrasado unos ramequines para hacer versiones individuales.

- Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve con la pizca de sal. Cuando estén casi montadas, añadimos el azúcar en forma de lluvia y acabamos de montar bien. Reservamos.

- En un cazo calentamos la leche con el queso y la mantequilla hasta que se fundan y se mezclen bien. Dejamos enfriar.

- En un bol amplio, batimos las yemas con el jugo de limón, la ralladura y la vainilla hasta que la mezcla esté un pelín espumosa.

- Tamizamos juntas las harinas y las añadimos a la mezcla de yemas. Revolvemos bien.

- Añadimos la mezcla de queso y batimos bien con unas varillas para que no se formen grumos. Tiene que quedar lo más homogénea y lisa posible.

- Añadimos el merengue con cuidado y lo mezclamos con una espátula con movimientos envolventes.

- Colocamos el molde al baño maría, en una bandeja llena de agua para el horno, y rellenamos con la masa para el cheesecake.

- Horneamos durante una hora, más o menos. Si veis que se os está tostando mucho la superficie, taparla con papel de aluminio. Los pequeños los dejé menos, unos 40-45 minutos.

- Apagamos el horno, lo abrimos ligeramente y dejamos que se enfríe dentro (una hora y media, más o menos).

- Dejamos enfriar completamente en la nevera.

- Para decorar, yo he utilizado azúcar glacé y frutos rojos.

- Servimos en frío.


¡A disfrutar!

Fuente: este post proviene de Jaleo en la Cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Postres y dulces

Cheesecake japonés o tarta de queso que tiembla, RECETA INFALIBLE!!!Hola amigas y amigos! Bienvenidos a Sebas recetas! , hoy prepararemos una receta a la que no podrás resistirte, es una de esas recetas que cuando la pruebas parece que comes una nube, pues es de una suavidad incomparable, naturalmente hablamos del cheesecake japonés o tarta de queso que tiembla, pero este cheesecake japonés tiembl ...

Tarta de Queso

Hoy os voy a enseñar a preparar un Cheesecake Japonés o tarta de queso japonesa de forma fácil y sencilla, esta muy rico, suave, esponjoso y super jugoso. El Cheesecake Japonés es una variedad de tarta de queso que es más ligera en textura y menos dulce que la tarta de queso estilo americana, tiene una textura aireada y tambaleante similar a un soufflé. Es ideal para tomar como postre o en la meri ...

cocina internacional primeros platos recetas de primeros ...

El soufflé o suflé de queso, es uno de los clásicos de la gastronomía francesa que, en su momento traspasó fronteras. El suflé en sí se trata de una salsa bechamel a la que se le añaden yemas y claras de huevo a punto de nieve para darle aire, y que se enriquecen con diversidad de ingredientes, desde los más tradicionales como el queso o el salmón, hasta los más dulces como el chocolate o el limón ...

Tenía que hacerlo, si o si, le tenía muchas ganas a este cheesecake. Para que os hagáis una idea también llamado Cotton cheesecake, de lo esponjoso que es, con una textura algodonosa súper suave. ¿Qué como lo se? Pues hacéis bien en preguntarlo porque yo estoy a dieta y o lo he catado. Como lo oís, he tenido el santo valor de hacerlo y no probarlo. Peeeero, una que ya tiene muchos tiros pegados ...

recetas postres cheesecaketime cheesecake ...

Soy adicta al cheesecake; una tarta de queso me vuelve loca y siempre estoy en busca del cheesecake perfecto. En mi lista de cheesecakes de ensueño está en los primeros puestos el cheesecake japonés. No sé si lo has probado o no antes, pero yo voy a contarte cómo hacer cheesecake o tarta de queso japonesa con una receta infalible. Los americanos la llaman Cotton Soft Cake, y no es para menos. La ...

Postres y Dulces Vídeo Recetas

Pastel de queso japonés o Cotton cheesecake El postre que hoy te propongo es de lo más original. Este Pastel de queso japonés tiene una textura esponjosa, suave y ligera, muy agradable. También se conoce como Cotton cheesecake porque recuerda al algodón. Pronto celebraremos el día de la madre, así que toma nota porque puede ser un regalo muy dulce. Estoy segura que desde que has visto la foto de e ...

recetas postres lacteos y derivados queso ...

El soufflé es un clásico de la gastronomía mundial, la palabra proviene del francés y significa hinchado o inflado. Lo característico de este plato es que está hecho a base de claras y yemas de huevo, existen soufflés de muchos tipos desde el de chocolate hasta el de plátano. Yo te voy a enseñar a preparar un delicioso soufflé de queso con el que seguro te chuparás los dedos. Ingredientes 5 hue ...

recetas de primeros huevos queso ...

El soufflé es un clásico de la gastronomía mundial, la palabra proviene del francés y significa hinchado o inflado. Lo característico de este plato es que está hecho a base de claras y yemas de huevo, existen soufflés de muchos tipos desde el de chocolate hasta el de plátano. Yo te voy a enseñar a preparar un delicioso soufflé de queso con el que seguro te chuparás los dedos. Ingredientes 5 huev ...

recetas postres queso tartas y pasteles

Cotton soft japanese cheesecake - un pastel perfecto en su simplicidad !!!No permitáis que os engañe su abizcochada apariencia ... solo hay que prestar atención a su nombre, y además con el primer mordisco tendréis claro porque lo llaman Cotton soft ...El pastel japonés de queso, es uno de aquellos pasteles que cuando lo pruebas por primera vez, sabes que se va a convertir en uno de tus favoritos. ...

Dulces y postres cheesecake cheesecake japonés ...

Una auténtica delicia que sorprende por su textura Este Cheesecake japonés esponjoso es fruto de la insistencia de mi hija menor, Marieta, a la que le gustan mucho los dulces y que está muy interesada por la cultura de aquel país. Una vez aclarado el origen había que salvar un escollo nada menor: no me gustan ni los dulces ni me apasiona demasiado la cocina dulce. He de decir, sin embargo, que dis ...