Idea guardada 3 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

FALAFEL DE PUCHERO VALENCIANO, O DE SOBRAS DE COCIDO

FALAFEL DE PUCHERO VALENCIANO, O DE SOBRAS DE COCIDO.

Queridos amigos,
Ingredientes:
Las sobras (que eso de llamarles sobras habría que verlo) del puchero o cocido

Aceite, sal, perejil, ajo, pimienta, sésamo u otros aderezos al gusto.

Huevo y pan rallado para empanar

Aceite de girasol para freir
Siempre que iba al Toni Pizza y me pedía un kebab de esos tan inmensos y buenos que preparan me quedaba con la curiosidad de probar el dichoso “falafel” porque no tenía ni idea de lo que era.

Un buen día busqué en internet en qué consistía ese plato y al ver que contenía garbanzos como ingrediente principal pensé “esto he de probarlo”. Y así fue. La última vez que fui a Tony me pedí el falafel... y flipé en colores.

El pasado domingo vino la hija de mi compañero con su novio y mi pareja se curró un puchero fantástico. Como es costumbre, con el caldo hicimos unos fideos y dispusimos la carne, las hortalizas y los garbanzos en una bandeja en medio de la mesa para que cada uno se sirviera lo que quisiera.

Con lo que sobró, en un principio pensamos hacer “ropa vieja” pero entonces vino a mi mente aquel falafel que tanto me gustó y se me ocurrió que bien podría adaptarlo con los ingredientes sobrantes del puchero valenciano. Al fin y al cabo “mediterráneos somos y en el camino nos encontraremos”.

En primer lugar desmenucé la carne de gallina, la “pilota” y la metí en el vaso picador de la batidora con los garbanzos y algo de la verdura sobrante. Para darle más sabor le incorporé ajo, pimienta negra molida, perejil, semillas de sésamo, un poco de sal y aceite de oliva virgen, que es el que le apaña un poco la textura para que no se quede muy suelto.




Quedó una masa con una textura fenomenal. La probé así en crudo y estaba buenísima, realmente me la podría haber comido así, como si fuera humus enriquecido con algo de carne.

A continuación elaboré una especie de albóndigas, faena que no me llevó casi tiempo debido a lo cómoda que resulta esta textura para trabajar, nada que ver con las croquetas.

Luego las chafé, quedando como si fueran minihamburguesas.


Luego las pasé por huevo batido, cosa que hay que hacer rápido, porque si no absorben la humedad y se quedan blandurrias y se deforman y finalmente las pasé por pan rallado y las freí en aceite de girasol. Luego lo puse con papel para que absorbiera el aceite. Por cierto, destacar que no absorben casi nada, afortunadamente.
Et voilà:


En las fotos podéis ver cómo lo hice, pero os tengo que pedir disculpas porque empecé a hacerlas una vez tuve la masa elaborada y no antes. También os pido disculpas porque cenamos algo tarde y no reflejé como nos lo comimos, utilizamos pan baguette y le metimos dentro las verduras y las salsas que suele llevar el kebab pero en vez de carne... este maravilloso falafel valenciano.

Espero que os guste, mujercica$h.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

ARROZ CON BRÓCOLI, ¡AHORA ES EL MOMENTO!

Como algunos ya saben, el brócoli es una de mis verduras favoritas, si lo juntamos con el arroz, el resultado es fantástico así que si ahora mismo no tenéis otra cosa que hacer, os invito a que leáis ...

Recomendamos