comunidades

Hot Cross Buns

Hoy os presento las "torrijas inglesas", y no he bautizado así a estos bollitos porque se parezcan lo más mínimo a las torrija, si no porque es el dulce típico inglés en Semana Santa.


Esta claro que esta Semana Santa podría haber hecho unas torrijas (o un sucedáneo, ya que por aquí encontrar un buen pan es difícil) en honor a "mi tierra", pero no, estamos en Inglaterra señores, y al igual que os afirmo que no se me ocurriría adaptarme a su dieta cotidiana (al menos a la de la gente de mi edad), de comida en bote, ya sea de judías, sopas o incluso espaguetis (si!! spaguetis en bote....puaaaag) , me parece que a las buenas costumbres gastronómicas si hay que adaptarse, o al menos probarlas, ya que para mi esto implica una parte muy importante de conocer la cultura de otro país.

Estos bollitos se caracterizan por tener una cruz de masa en su parte superior, son especiados y contienen pasas y otras frutas deshidratadas. Se comen el Viernes Santo, pero no solo en Reino Unido, también en Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Sudáfrica. Por aquí pueden encontrarse en cualquier supermercado, y aunque en estas fechas se vean más, pueden comprarse en cualquier época del año.
Para hacer este dulce yo he seguido la receta del libro "The Great British Book of Baking", salen unos bollitos esponjosos, no muy dulces y con un sabor muy rico a especias.


Ingredientes para 12 Hot Cross Buns:
-450 gr de harina de fuerza (harina de panadería)
-50gr de azúcar (yo he utilizado azúcar moreno)
-50gr de mantequilla
-1 Cucharadita de sal
-1 cucharadita rasa de canela
-1/2 cucharadita de jengibre molido
-1/2 cucharadita de nuez moscada
-1 cucharadita de agua de azahar-
-7gr de levadura seca de panadería
-75gr de pasas o las frutas deshidratadas que más os gusten
-200ml de leche tíbia.
-2 huevos medianos ligeramente batidos.
Para la cruz:
-4 cucharadas de harina
-2 cucharadas de agua
Para el glaseado:
-2 cucharadas de azúcar blanco
-4 cucharadas de leche
Procedimiento:
  -En un bol tamizamos la harina y la levadura, añadimos la sal, el azúcar y las especias. Removemos bien.
  -Con los dedos vamos integrando la mantequilla cortada en cubos a la harina, hasta que no se distingan grumos de mantequilla y se vea una mezcla arenosa.
 -Añadimos las frutas deshidratadas, mezclamos para que queden bien impregnadas en la harina.
  -Damos forma de volcán a la mezcla y vamos echando en el hueco los huevos y la leche, poquito a poco y mezclándolo con la harina de al rededor para que quede bien integrado.
  -Mezclamos con las manos, si queda demasiado pringosa añadimos algo más de harina, debemos conseguir poder trabajarla con las manos, pero que no quede una masa dura, si no más bien blanda, elástica y un poco pringosa.
  -Pasamos la masa a la encimera y la amasamos durante 10 minutos. Cuando esté lista la devolvemos al bol, la tapamos con un paño de cocina o film transparente y la dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen, al rededor de una hora.
  -Pasado este tiempo sacamos la masa del bol y le damos unos golpes contra la encimera para que pierda el exceso de aire. La pesamos, y la dividimos en 12 bollitos individuales.
  -Redondearemos con las manos cada bollito y los vamos colocando en un bandeja de horno sobre la que habremos puesto un papel de horno. Es recomendable colocarlas un poco separadas.
  - Colocamos la bandeja dentro de una bolsa de plástico, procurando que la masa no toque la bolsa, y las dejamos levar otros 45 minutos en un lugar cálido, o hasta que los bollitos doblen su tamaño. Otra opción es meterlas al frigorífico y dejarlas levar toda la noche.
  -Cuando hayan doblado su tamaño es el momento de hacerles la cruz, para ello mezclamos la harina y el agua y la metemos en una manga pastelera o un bolsa, cortamos la punta y dibujamos la cruz en cada bollito.


  -Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y sin aire.
  -Cocinamos los bollitos durante 15 minutos, deben quedar bien dorados.
  -Mientras preparamos el glaseado, mezclando la leche y el azúcar. Nada más salir los bollitos del horno, aun calientes, los pintamos con el glaseado y los dejamos templar sobre la bandeja del horno.
 
Trucos, consejos y conservación:
- Yo tuve que añadir como 50gr de harina más que la que pide la receta, pero esto dependerá de la marca de harina que uséis, empezar con 450 gr e ir añadiendo si la masa queda muy pringosa.
- Podéis añadir otras especias como clavo molido, yo solo puse canela, jengibre y nuez moscada porque eran las únicas que tenía por casa, y además de las pasas les puse naranja confitada, que podéis sustituis por ralladura de naranja y seguro que da un sabor muy bueno.
-Si queréis tenerlos recién hecho para el desayuno, es mejor que los dejéis levar en el frigorífico, así por la mañana solo tendréis que hornearlos.
-Se suelen comer partidos por la mitad con un poco de mantequilla. aun que solos también están muy ricos. Los podéis conservar en un recipiente hermético, y se endurecen ligeramente tostarlos antes de consumir.


Muchas gracias, un saludo!!
MUAAAAAAK!
Fuente: este post proviene de La Cocina esta en los Genes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy os presento las "torrijas inglesas", y no he bautizado así a estos bollitos porque se parezcan lo más mínimo a las torrija, si no porque es el dulce típico inglés en Semana Santa. ...

La cocina puede llegar a ser muy frustrante. Hace unos meses, aprovechando la visita de mis padres, decidí hacer unos raviolis de remolacha....Ahora lo recuerdo como una mala experiencia, la masa pega ...

Recomendamos