comunidades

LICOR DE CAFE Y CHOCOLATE




Pues aquí estamos ya, a 13 de Noviembre con la mente pensando en las fiestas navideñas. Para mí este año es especial, y el que viene lo será más ya que ya estará aquí mi pequeña.

Este año es diferente porque está en camino y la ilusión en Navidad se intensificará, aunque no pueda comer muchos de los platos que más me gusten si no están previamente congelados... bla, bla, bla...

Pero es lo que hay, chimpúm. Y como os imaginaréis este licor que hice en el mes de Mayo, justo el mes en el que me quedé embarazada lo están disfrutando todos menos yo.

Aunque tengo opiniones fiables con paladares exigentes a mi alrededor, y viniendo de donde viene es opción segura. La receta es de mi querida Carmen del blog Tia Alia, y la receta la publicó en Directo a Paladar.

La semana que viene damos pistoletazo de salida a las recetas navideñas con fotos metidas en escena, pero aunque estas no tengan bolas de navidad es una opción perfecta para estas fechas.



INGREDIENTES

400ml agua

1kg de azúcar

1.5 litros de aguardiente

300gr de café molido

1 rama de canela

100ml zumo de naranja natural

Piel de 1 limón

100gr chocolate negro



ELABORACION

Elaboramos un almíbar con el agua y el azúcar, en una cacerola hasta que el azúcar se disuelva y dejamos cocer unos 10 minutos.

En un recipiente grande ponemos el aguardiente, la canela, el chocolate rallado, el café (*ver notas),el zumo y la piel de limón en una pieza.

Removemos hasta que los ingredientes se mezclen.

Añadimos el almíbar y volvemos a remover.

Tapamos el recipiente y dejamos reposar en un ligar fresco unos 10 días, removiendo la mezcla cada día.

Cuando pasen los días de reposo, colaremos nuestro licor dos veces. Uno con una malla colador fino, y la segunda con gasas.

Embotellamos y guardamos mínimo un mes antes de degustar.

NOTAS

Yo fui a comprar el café a una torre-factoría divina, pues bien os he de decir que si hacéis esto para que el café sea de calidad excelente que no os lo muelan demasiado fino.

Yo tuve que colar el licor unas 6 veces y por poco nos desquiciamos en el intento...porque me lo molieron demasiado y ni con gasas servía. Con los cafés ya empaquetados no tendréis este problema.

Si os fijáis en las fotos hay pequeñas motitas, que no pasa nada y no molestan al beber. Pero tener en cuenta el grado de molido.

Fuente: este post proviene de La rosquilla de la tía Laura, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos