comunidades

Quesadillas de verduras y huevo



A veces pasa que miras en la nevera y no encuentras nada que realmente te llame... Vienes con una idea y te faltan la mitad de ingredientes y ahora que??? Pues eso me pasó a mi la semana pasada cuando quería hacer un a tortilla y me faltaban patatas (no tengo remedio). Pues yo no me voy a la cama con antojo... Reviso bien la nevera y encuentro un surtido de verduras maravilloso, y por supuesto huevos y queso que en casa nunca fallan.

Pienso diez minutos y recuerdo que también tengo unas tortillas de maiz... Así que ni corto ni perezoso me pongo manos a la obra y me decido por estas ricas quesadillas improvisadas que están Dvicio total y no pueden ser más fáciles. Estoy seguro que se repetirán una y mil veces en casa (si no se me olvida algún ingrediente principal).
- INGREDIENTES:

4 tortillas de maiz
1 puerro
1 calabacín
12 tomatitos cherry
12 champiñones
1 cucharilla de mostaza
2 cucharadas de tomate frito
2 tazas de queso rallado
2 huevos
Rúcula
Cayena (opcional)
Orégano, sal y pimienta

- ELABORACIÓN:
Picamos las verduras: el puerro en juliana, el calabacín en dados pequeños, los tomatitos los cortamos por la mitad y los champiñones en cuartos.

Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite y pochamos el puerro, junto con el calabacín. Salpimentamos al gusto y dejamos un par de minutos al fuego.

Pasado ese tiempo introducimos los tomatitos y los champiñones, con un poco de cayena (opcional, para darle un punto alegre). Mezclamos bien y dejamos otro par de minutos antes de incorporar el tomate frito y la mostaza.

Probamos el punto de sal y espolvoreamos con un poco de orégano. Retiramos del fuego.

Ponemos un par de tortillas en una fuente para horno y las cubrimos con el pisto de verduras. Tapamos con otras dos tortillas y espolvoreamos con un poco más de orégano. Cascamos un huevo y lo ponemos en medio de cada una de las tortillas.

Metemos al horno con el gratinador a tope hasta que la clara esté bien cuajada y el queso derretido.

Añadimos unos tomates cherry frescos y un poco de rúcula, para darle un punto fresco. Servimos bien caliente.

- MARIDAJE:

Una cerveza rubia, ligera y fresca con un buen chorrito de limón es perfecto para este riquísimo plato con toques mexicanos.

- COSTE: barato.

- DIFICULTAD: fácil.

- TIEMPO: 30 minutos.

- CALÓRICO: puede ser un estupendo plato único.

Fuente: este post proviene de Dviciobarcelona, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Risotto de setas

Llega el otoño y se nos llena la despensa de ingredientes maravillosos que huelen a morriña. La calabaza, los frutos secos, los boniatos y uno de mis favoritos, las setas. Por suerte ahora ya durante ...

Pasta estilo One pot

El mundo de la gastronomía no se libra de la llegada de modas, algunas útiles y que llegan para quedarse por mucho tiempo, otras totalmente inútiles y que pegan un periodo de tiempo y se olvidan igual ...

Recomendamos