comunidades

Tarta salada de aguacate y queso fresco



¡¡¡Qué verano tan genial!!! Por un lado, el fresquito de estos últimos días me ha dado la vida. Es divino. Además, echando la vista hacia atrás, tampoco me puedo quejar mucho, ya que a lo largo de los últimos dos meses, han sido contados los días que hemos sufrido un calor infernal. Y por suerte, a las alturas en las que estamos, por mucho que suban las temperaturas, por aquí (creo y espero) podemos decir definitivamente bye, bye, calorazo.

Por otra parte, en lo que al trabajo se refiere, está siendo aún más fantástico. Muchísimos encargos. De hecho, apenas he visto reducido el número de pedidos con respecto al resto del año. Así que no puedo estar más que agradecida y felicísima por la confianza de los clientes. ¡¡Gracias infinitas a todos, de verdad!! Está siendo fabuloso.



Así que, entre el fresquete y que estoy de un humor estupendo, me apetece muchísimo más pasarme por aquí a dejaros recetitas ricas de las que vamos preparando en casa. Y es que desde que he retomado el blog, hemos vuelto a comer más variado. Es una motivación para probar elaboraciones nuevas y/o comprar otros ingredientes que se salen de lo corriente para cocinar. Estoy segura de que si en casa el tema comidas dependiera únicamente de mí y no tuviera este espacio de recetas, casi todos los días comería lo mismo y cocinaría lo mínimo. Es más, dudo mucho de que llegara siquiera a encender la vitrocerámica.

Así que precisamente por haber retomado las publicaciones del blog, encuentro y pruebo recetillas tan originales, ricas y saludables como la que hoy comparto con vosotros: una tarta salada en la que el protagonista es el aguacate.



La localizó mi madre en el suplemento Cocina por tiempos, de la revista Pronto. Arrancó la página, y me la encontré sobre mi mesa al cabo de unos días, cuando me paré a buscar una receta (de otra elaboración radicalmente opuesta) entre una pila de papeles y libros que habitualmente ocupa más de la mitad de la superficie de la mesa ante la que ahora me encuentro. De inmediato, captó toda mi atención la combinación de ingredientes, así como la originalidad de utilizar el aguacate como ingrediente principal de una quiche. Apenas lo dudé. Dejé de lado mis reparos al aguacate (ya sabéis que desde que lo descubrí, me gusto tanto y comí tantísimo que llegué a cogerle tal manía que lo intento evitar por todos los medios), y me puse manos a la obra.

Después de algunos pequeños cambios, os dejo mi versión definitiva de una receta que estoy segura de que volverá loco a cualquier amante de esta fruta, y que gustará igualmente a aquellos para los que el aguacate no sea santo de su devoción. La combinación de queso fresco, tomate asadito y esa masa de mantequilla sobre la que descansa toda la mezcla es brutal. Tenéis que probarla, de verdad. No os va a dejar indiferentes, y estoy más que segura de que se convertirá en una de vuestras recetas imprescindibles.



Como siempre, espero que os guste mucho, que la preparéis en vuestras casas, y me contéis qué os ha parecido.

Tarta salada de aguacate y queso fresco:

INGREDIENTES (para unas 8 raciones)

- Para la masa:

250g de harina

150g de mantequilla, fría, cortada en dados

40mL de agua fría

Sal

- Para el relleno:

3 aguacates pequeños

4 huevos M

200g de queso fresco, tipo Burgos, desmenuzado con un tenedor

1/2 tomate, cortado en cuartos, y cada cuarto en mitades

El zumo de medio limón

Sal

Pimienta

Un puñadito de rúcula

PREPARACIÓN

- Para la masa:

Mezclamos la harina con la sal en un cuenco amplio. Añadimos la mantequilla fría, y con las manos, vamos mezclándolo todo hasta obtener una mezcla similar a la de unas migas gruesas. Vertemos el agua, y mezclamos hasta que se incorpore por toda la masa. Cubrimos la masa con film y la dejamos enfriar unos 20-30 minutos en el frigorífico.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 170ºC. Por otra parte, engrasamos un molde de tartaleta con el fondo desmontable, y cubrimos su base con papel vegetal. Cuando la masa esté fría, la estiramos (no muy fina) con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada. Cubrimos con ella el molde (nos sobrará masa como para otra tartaleta mini), pinchamos varias veces el fondo con un tenedor, y horneamos 15 minutos a 170ºC.

- Para el relleno:

Mientras la tartaleta se cuece ligeramente en el horno, elaboramos el relleno. Para ello, pelamos los aguacates, les retiramos el hueso, y cortamos la pulpa en dados. Los colocamos dentro de un pequeño bol, y los rociamos con todo el zumo de limón.

Por otro lado, cascamos los huevos dentro de un cuenco amplio, y agregamos dentro una tercera parte de los dados de aguacate. Salpimentamos y trituramos con ayuda de una túrmix. Vertemos esta mezcla sobre la base horneada, añadimos el queso desmenuzado, los dados de aguacate restantes y los trocitos de tomate. Por último, repartimos unas hojitas de rúcula sobre el relleno.

Horneamos 35 minutos a 160ºC. Dejamos enfriar antes de desmoldar. Para comerla, está estupenda a temperatura ambiente, pero como a mí me gusta más es calentita. Para ello, os recomiendo meter las raciones durante unos 5 minutitos en el horno antes de servir. La masa recuperará el punto crunchy, y el relleno estará aún más deli.



Fuente: este post proviene de Mi recetario por Elena Pilar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Sigo con mi obsesión por los bombones helados. Y es que estamos en la mejor época para disfrutarlos, es ahora cuando más apetecen. Estoy tan a tope con ellos que os aviso de que aún vendrán unos cuant ...

Recomendamos

Relacionado

almendra magdalenas y muffins pasas ...

Cuando una persona súper especial te regala una rúcula súper especial cultivada en su huerto, solo puede surgir un plato fabuloso con ella. Una receta que me parece perfecta para esta época del año. Ya veréis... Como os anunciaba ayer por Instagram, hoy no podía dejar pasar la ocasión de enseñaros una de las recetas que más me ha gustado de todas las que he probado a lo largo de este verano: unos ...

de fiesta especial Navidad frutos secos ...

Os lo prometí en el último post, en el de las galletas de pistacho y cardamomo. Os dije que trataría, por todos los medios, de publicar alguna receta navideña. Y aquí está. ¡Y encima salada! Que no se diga que solo hago dulces... ^_^ Una tartaleta de queso camembert y cebolla caramelizada, a la que he añadido unas láminas de manzana y unas cuantas nueces. Un relleno súper rico, suave, nada pesado ...

frutos secos miel nueces ...

Estoy de nuevo por aquí con otra tarta de queso. En esta ocasión, os sorprendo con otra versión salada. A la que ya tenéis en el blog de mozzarella y tomatitos asados sumo esta otra en la que las nueces son las protagonistas. La idea surgió tras recibir un mail por parte de Nueces de California donde se me proponía participar en su reto #ElPoderdel3 con una receta que contuviese este tipo de fr ...

espárragos integral masas ...

Con todos ustedes, la tarta salada que lo tiene todo para convertirse en vuestra favorita. A caballo entre una quiche vegetal y una cheesecake. Con la masa crujiente y el interior de verduras de la primera y la cremosidad, la ternura y el suave sabor de la segunda. Nos ha encantado, y espero que vosotros también la pongáis pronto en práctica. En las fotos se aprecia sobradamente esa textura tan ti ...

berenjenas queso tarta ...

Casi todas las veces que os he hablado de las tartas saladas os he comentado lo mismo: en casa nos encantan, porque además de ser súper completas (pueden contener prácticamente todos los grupos de alimentos, y convertirse en un perfecto plato único), resultan un modo excelente de dar salida a determinados ingredientes que se nos han quedado en el fondo del frigorífico y/o la despensa. Además, pode ...

bizcocho bundt cake concursos ...

Si me descuido un poco más, no llego a tiempo. La idea de preparar este bundt lleva rondando en mi cabeza desde que en el Instagram de Claudia&Julia, allá por mediados de octubre, anunciaron que sortearían un molde Nordic Ware entre todos los que participaran en su nuevo reto: llenar la red de bizcochos deliciosos y preciosos para celebrar el Día Internacional del Bundt. Entre el lío pastelero de ...

bizcocho brownies chocolate ...

Bueno, bueno... ¡Quién me iba a decir a mí que le sacaría tanto provecho a una fruta que, en teoría, no me gusta! ¡¡Si yo odiaba el aguacate con todas mis fuerzas!! Aunque sigue sin hacerme ni pizca de gracia dentro de ensaladas y tartares, estoy alucinada de lo bueno que resulta combinado con ingredientes dulces. Es enormemente versátil dentro del mundo de la repostería. Por eso, desde que lo em ...

frutas plátano postre ...

¡Menuda diligencia! Estoy sorprendidísima conmigo misma. Hace dos días os enseñaba las fotos de su proceso de elaboración y ya tenéis la receta en el blog. Pero ha sido tan buena la acogida que han tenido estas tartaletas en Instagram, que no he querido esperar más para compartirlas con vosotros. Y es que no me extraña que os hayan gustado tanto. Porque si en las fotos tienen una apariencia de lo ...

chocolate frutas galletas y pastas ...

Prometo que no me gustaba el aguacate. O, al menos, eso pensaba yo. Evitaba por todos los medios añadirlo a las ensaladas. De hecho, en casa sólo lo comía mi madre; yo, ni lo probaba. Y fuera, detestaba que siempre, sin excepción, estuviera presente en los tartar de atún o salmón. Me los estropeaba (puajjj). Hablo en pasado. Porque ya no puedo decir que no me guste. O, al menos, en el dulce. P ...

almendra carne frutos secos ...

Como con las empanadillas de aguacate, hoy vengo de nuevo con otro hallazgo culinario de los que hacen historia, de los que se quedan anotados en la libreta para los restos de los restos: la crostata de patata. O, lo que es lo mismo, la patata como base de una tarta salada. He de confesar que, a priori, no confiaba al cien por cien en que el resultado fuese exitoso. Temía que pudiese ocurrir alg ...