comunidades

Ventresca de atún a la plancha con sésamo y salsa de cebolla agridulce 


Cuando empecé a preparar el plato, pensaba en hacer unas ventrescas a la plancha y punto, con sus patatitas y poco más. Pero, cuando le quité la piel, vi la textura de esa carne, el color, el olor, pensé que se merecía algo más bonito, y partiendo de lo tradicional, algo diferente. Así que nada, salió esta cosa deliciosa.



Para cuatro comensales necesitamos:

1 Kg de ventresca de atún

1 Kg de cebolla en juliana

4 dientes de ajo en láminas

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sésamo a discreción

½ guindilla

Sal y pimienta negra molida al gusto

2 cucharadas de azúcar moreno

1 copa de cava, o vino blanco espumoso que tengáis
1 copa de Manzanilla de Sanlúcar

2 copas de agua

1 cucharada de orégano

1 clavo de olor

½ semilla se anís estrellado

2 cucharaditas de salsa de soja

2 cucharaditas de salsa de pescado (salsa Thai que encuentras en cualquier super de comida oriental)

1 hoja de laurel

Parece mucho, pero es sencillo y delicioso a la vez. Empezamos por la salsa de cebolla. Ponemos el aceite de oliva a calentar a fuego suave, y cuando esté en su punto, añadimos el laurel, la guindilla y la cebolla con su poquito de sal y pimienta. Vamos rehogando con paciencia, con mucha paciencia y moviendo de vez en cuando. Si queréis podéis tapar la sartén. Cuando empieza a tomar color la cebolla, como a los 20 minutos, echamos el azúcar y el orégano, junto con el anís estrellado y el clavo.



Dejamos salteando unos 5 minutos más y ahora ponemos el cava y el vino blanco y al cabo de un minuto, el agua y el orégano. Dejamos reducir y cuando esté la salsa lista, con la cebollita dorada y tierna y la salsa ligera y con un color levemente pardo, rociamos con la salsa de soja, la de pescado y apagamos. Rectificamos de sal y pimienta



Colocamos la plancha al fuego, medio/fuerte. Salpimentamos el atún y echamos por encima el sésamo, apretando con la palma de la mano. Un chorrito de aceite de oliva virgen extra sobre el atún y colocamos de este lado en la plancha. Dejamos dorar un par de minutos. Volteamos y dejamos otro par de minutos más y,.., la magia vuelve a surgir.

En el plato colocamos una cama de salsa de cebolla y sobre esta, dejamos reposar el atún, un par de minutos antes de comer. Una delicia. Así que, Besos a todas, a todos, Besos a, en fin, muchos besos siempre. Disfrutad.



Fuente: este post proviene de La Cocina con Cariño, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

PAN DE PITA O PAN ÁRABE

Ideal para Kebab, Falafel y cualquier tipo de bocadillo con salsas, que nunca se te escaparán, ya que es como un bolsillo. Para 8 panes de Pita necesitamos: 500 g de harina de fuerza 350 ml. de agua t ...

CURRY DE BERENJENA ESTILO THAI

Bien, es un plato que requiere de tiempo y dedicación , peo el resultado merece la pena. Los tiempos del arroz son relativos, ya que dependiendo del tipo de arroz y marca, necesita más tiempo, más agu ...

Recomendamos